Betulia (Santander).

Estando en Zapatoca, decidí conocer Betulia (Santander), pues está muy cerca y dispongo de tiempo.

EB
Entrada a Betulia viniendo de Zapatoca.

Al medio día salió la buseta de CootransMagdalena con aire acondicionado, que me llevará por carretera terciaria.

El  transporte por Santander, aún para pueblos alejados, es en buses modernos y bien equipados, distinto a otras regiones en las cuales envían a los pueblos pequeños o alejados, las busetas que desechan en las ciudades; cuando no son los anticuados camiones escalera, los que prestan el servicio.

MU
Calles limpias e iglesia moderna y única.

Entre Zapatoca y Betulia, hay solo 24 kilómetros de distancia, para una hora de recorrido por carretera destapada, pero en buen estado.

Al salir de Zapatoca, comienza el descenso hasta una quebradita, completamente seca ahora en verano, para ascender en seguida hasta el ‘Alto de la Laguna’, espejo de agua que tampoco existe ya.

Pano.
Panorámica del pueblo antes de transitar por sus calles.

Casi tan pronto comienza el descenso desde ‘La Laguna’,  se ve el casco urbano de Betulia, allá abajo y sobre una ladera rodeada de vegetación.

‘La Niña Blanca’.

Betulia es un pueblo pequeño y aseado. Ya casi no se ven fachadas blancas, pero hubo un tiempo en el que, tanto la anterior iglesia como las viviendas, tenían el frente pintado de blanco.

Por eso a Betulia se le conoce como ‘La Niña Blanca’, también porque a falta de una buena carretera el pueblo permaneció aislado y creció muy poco.

RS
Puente sobre el río Sogamoso, yendo hacia Betulia.

Y ahora,  con la mega-obra de Hidro-Sogamoso, Betulia perdió población en las veredas que fueron inundadas. O sea, Betulia se quedó chiquita.

El vals ‘Ojalá no crecieras’ del maestro Pedro J. Ramos que interpreta el Dueto Garzón y Collazos, es otro himno a este pueblo santandereano.

La Alcaldía de Betulia está en plena plaza principal, al frente de la iglesia. Y en una esquina, funciona la flamante oficina de Turismo.

Sitios de interés.

PM
Edificio sede de la alcaldía de Betulia.

Por la funcionaria supe del sitio ‘Tierra de Colores’, cuya entrada se vio ahora, tres kilómetros antes de llegar a Betulia.

Se trata de un paisaje único, en donde se aprecian ondulaciones de distintos matices, que será promocionado como el principal destino turístico de Betulia.

CSH
Tierra de colores. (Foto cortesía de Catherine Santos Herrera).

A los niños de las escuelas les encanta que los lleven allá, pues recogen material de diferentes tonos, que luego vacían en frascos de vidrio transparente, para elaborar figuras.

El Mirador de Juan Arias, el Cementerio Indígena y el Salto Blanco que a las tres de la tarde permite observar la antelia o halo circular con los colores del arco iris, son otros atractivos de naturaleza para visitar en Betulia.

CI
Calle inclinadas pero limpias.

Templo singular.

En 1.970 un terremoto derrumbó la iglesia antigua y la actual de dos torres cuadradas, está diseñada como al revés, pues se entra directamente a donde está el altar, y lo que sería el coro, queda en el fondo del templo.

CA
El coro al fondo y el altar al ingreso: algo diferente.

De ahí que los fieles de Betulia se cuidan de llegar a tiempo a los oficios religiosos, quien se deja coger de la noche, queda registrado por la concurrencia que lo observa de frente.

Otra hipótesis poco creíble que explica la ubicación del altar en la entrada y no al fondo cuenta que, cuando se edificaba el templo nuevo, un obrero cayó desde un andamio en el centro del presbiterio y la norma eclesiástica dispone que allí solo se puede conmemorar el sacrificio de Cristo.

PC
Parque central con figuras en los pinos.

El parque de Betulia está decorado con pinos a los cuales les han esculpido figuras a base de podas. Un par de leones montan guardia en el espacio público.

Quería regresar a Bucaramanga por la vía que va por Chimaná y el puente Geo von Lengerke pero como es tan pendiente, por allí solo transitan vehículos 4 x 4, y ninguno de ellos viaja esta tarde.

Así que por $18.000 aseguré mi regreso hasta Bucaramanga, pasando de nuevo por Zapatoca.

‘Calle del Caracol’.

CC
Calle con rampas sucesivas llamada ‘Caracol’.

Mientras se llegaba la hora, anduve por algunas calles empinadas de Betulia. Fotografié la ‘Calle del Caracol’, un sendero pendiente con rampas en zigzag y decorada con faroles.

También probé en la panadería una porción de ‘Maná Betuliano’, una torta suave y deliciosa, que elaboran con fórmula exclusiva.

AE
Atrio extendido en la parte alta de la plaza principal.

Al regreso, cuando ya se divisa Zapatoca al fondo, observé una hacienda moderna, con ganado Brahma muy fino, que alimentan con pasto de corte, el cual mezclan luego con melaza, para formar bloques compactos que las reses lamen y comen.

En esa hacienda la empresa Campollo tiene extensos galpones avícolas.

‘Colombia desde el aire’ nos ofrece hermosas panorámicas de Betulia en este video de dos minutos.

Acá habitan en total 5.000 betulianos o traganubes , mil en el pueblo y cuatro mil en las veredas.

El alcalde de hasta el 2019 es el señor Johnatan Rodolfo Díaz Quintero.

Jueves 31 de julio de 2014.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *