Circuito Fluvial por el Río Magdalena.

Jueves 20 de abril de 2017

En otras publicaciones he propuesto visitar algunos pueblos en un día y en transporte terrestre.

Ch
Chalupa a través del Río Magdalena.

Hoy mi invitación es a conocer varios municipios, pero a través del Río Magdalena, el afluente más grande de Colombia.

¡Qué maravilla!

No solo es un viaje muy agradable sino novedoso puesto que el recorrido se hace en chalupas que atracan en cada uno de los cuatro pueblos que visitaremos: San Pablo y Cangallo en el sur de Bolívar; Puerto Wilches y Barrancabermeja al occidente del departamento de Santander.

SP-B
De San Pablo a Barranacabermeja.

Yo hice el recorrido partiendo de Puerto Wilches, de ahí a Cantagallo y a San Pablo, para devolverme hacia Barrancabermeja.

El circuito también se puede realizar en un solo sentido, de norte a sur: San Pablo, Cantagallo, Puerto Wilches y Barranca.

ECG
Embarcadero en Cantagallo (Bolívar).

En el mes de abril el río está bastante crecido, por lo que la navegación es más fácil y suave, aunque en todo momento el conductor de la chalupa deberá esquivar los palos y ramas que bajan por la corriente.

El riesgo es que si el aspa del motor se llena de ramas podría atascarse o un madero grande podría incluso romper la hélice y quedar la embarcación a la deriva.

ICh
Interior de la chalupa y puesto del conducor.

Pero bueno, los lancheros son personas expertas y hábiles en esos menesteres. Fuera de eso por obligación todos los pasajeros deben colocarse el salvavidas para el caso de una emergencia.

1 – San Pablo:

Este es un pueblo grande con calles trazadas en perfecta cuadrícula y árboles en casi todos los patios traseros de las residencias.

ChV
Las Chalupas son vistosas y tienen diseño aerodinámico.

Así que desde arriba la panorámica de San Pablo es encantadora.

Hasta hace unos años San Pablo vivió épocas aciagas debido a los grupos armados de todo tipo, que asediaron a sus habitantes.

Para fortuna de los sampablenses, hoy se vive en total tranquilidad y vendrán épocas mejores para el municipio.

AC
Abundante comercio en el centro de San Pablo.

El centro de San Pablo queda a unas 15 cuadras de donde las chalupas dejan a los pasajeros.

La plaza central es inmensa, pero de verdad, muy grande, con un parque que tiene de todo: cancha de patinaje, de fútbol, tarima, espacio bio-saludable, árboles coposos, pero vea usted: sin la estatua de un héroe en el centro. Solo el monumento al pescador con tarralla.

PP
Pista de patinaje en el inmenso parque.

En moto-taxi regreso al puerto, pasando por el Estadio y el Colegio Técnico y Comercial.

Cada hora sale una chalupa hacia Cantagallo, el destino siguiente. En la embarcación de la una de la tarde me acomodo en buen sitio, al lado oriental del río, donde no dará el sol de la tarde.

BF
Banderas y farolas sobre la chalupa.

Qué viaje más agradable, en una tarde abierta y con bellos paisajes. Aves que vuelan solas o en bandadas. Árboles corpulentos de distintas especies en la orilla iluminada.

En algún momento del recorrido me ubico en la proa para enfocar las banderas coloridas y las bocinas de la chalupa.

2 – Cantagallo:

Cantagallo tiene al menos sus calles pavimentadas y el edificio de la alcaldía de buena factura.

AT
Alcaldía y templo en Cantagallo.

La iglesia parroquial sí se ve humilde, con su fachada color cemento.

Por lo que veo, parece que el frontis reemplazó a uno anterior que hubo que tumbar.

En el sitio a donde llegan las embarcaciones, hay una escultura en homenaje al canoero del río.

HC
Homenaje a los canoeros en Cantagallo.

Me cuentan que cerca a Cantagallo Ecopetrol explora pozos en una isla cercana a la que tuvo que construirle muros de contención para que el río no se la llevara.

Justo en este momento pasa río arriba un gran planchón con maquinaria, camiones y equipos de exploración pertenecientes a la petrolera estatal.

3 – Puerto Wilches:

Puerto Wilches es un pueblo típico de río, con dos puertos sobre el Magdalena: uno particular donde atracan las embarcaciones de Ecopetrol y otro público con buen embarcadero.

PC
Parque central en Puerto Wilches.

Un pequeño parque lineal une la Alcaldía con el Puerto.

TI
Torre de la iglesia de Puerto Wilches.

El templo parroquial está bien, con su torre de terminación roja que contrasta con el firmamento de esta mañana: ‘lleno de ovejas’.

Después de recorrer el centro y fotografiar la iglesia, regreso al puerto para embarcarme con destino final el puerto petrolero.

4 – Barrancabermeja:

Estas chalupas en las que se viaja por el río tienen un diseño encantador: aerodinámico y elegante al mismo tiempo.

EC
Las chalupas son embarcaciones cómodas.

Dentro, el pasajero va cómodo y a la sombra.

Desde mucho antes de llegar al puerto comienzan a verse las instalaciones de Ecopetrol: tanques gigantescos para almacenar el crudo, bodegas enormes y tubería de todos los calibres.

Cerca a Barranca, cuando ya se divisa el gran puente que une al puerto petrolero con Yondó, hay una parada adicional en el Puesto de Control.

B-Y
Llegando al puente que comunica a Barrancabermeja con Yondó.

Allí las autoridades navieras vigilan que todos los pasajeros traigan puesto el chaleco salvavidas y registrar el número de personas a bordo.

Muy hermosa la vista del viaducto tan largo, la refinería, el muelle donde atracan los remolques de Ecopetrol y el Terminal Naviero.

RB
Refinería de Barrancabermeja en la orilla del río Magdalena.

En seguida se distingue la Refinería con muchas grúas, tuberías y chimeneas.

A continuación desembarcamos en el Terminal Fluvial Yuma que construyó CorMagdalena, con buenas instalaciones .

TF
Llegando al Terminal Fluvial de CorMagdalena.

Cerca al Terminal Fluvial de Barrancabermeja está el Terminal Terrestre. No hay una edificación como tal, sino que cada empresa de buses tiene su oficina en sitios cercanos.

Y así en una tarde soleada termina el circuito por los pueblos ribereños del Magdalena, una experiencia única y fácil de vivir en un solo día y a precio razonable.

Los pasajes en chalupa tienen un costo aproximado de $40.000 en total.

Como la demanda de pasajeros es abundante, las embarcaciones salen con frecuencia, así que no se pierde mucho tiempo en esperas.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *