‘La Mamá de las Corralejas’ Cotorra (Córdoba).

Domingo 16 de abril de 2017

Gran concurrencia.

Una familia muy enfiestada viaja conmigo en la buseta en la cual me desplacé de Lorica a Cotorra.

SC
La asistencia es masiva a la fiesta más importente de la sabana cordobesa.

Se reúnen para disfrutar la segunda y más importante de las seis corridas que comprende esta temporada en Cotorra donde, en los días de Semana Santa, se celebra ‘La mamá de las corralejas’.

No me imaginaba yo que en un pueblo tan pequeño se hiciera un espectáculo multitudinario. A esta fiesta acuden hasta diez mil personas en este domingo de resurrección.

MG
Las mejores ganaderías se pelean por participar en Cotorra.

Las mejores ganaderías se disputan el honor de ofrecer sus astados para la feria más importante de la región.

A mí la fiesta de los toros no es que me guste mucho. Me siento muy contento sabiendo que en las grandes ciudades la Feria Taurina tiene los días contados. Pero como soy bloggero y viajero, debo registrar esta celebración como lo que es: una festividad folklórica muy importante para los habitantes de las sabanas cordobesas.

TS
‘Al toro hay que sangrarlo para que no se infarte’.

En realidad me duele cuando se burlan del animal o le clavan picas que lo hacen sangrar. Nada que se haga con violencia me gusta y menos frente a un animal casi indefenso. Pero ‘al pueblo que fueres, disfruta de lo que vieres’.

Los preparativos.

No estuve en el pueblo propiamente sino que, de una vez caminé como siete cuadras hasta el recinto ferial: una plaza inmensa, dicen que hasta más grande que la que construyen para el 20 de enero en Sincelejo, la capital del departamento y, ya con eso le digo todo.

BP
Preparación de los ‘Bombones de Pollo’ en las afueras de la plaza.

Cerca a la plaza conversé con la señora que molía las raíces para hacer los ‘enyucados’; fotografié la venta de licor para llevar a los palcos, los bombones de pollo que fríen a intemperie, los sombreros de paja y los toros en pasta que venden como adorno.

También me detuve en los corrillos de hombres que curioseaban los camiones donde trajeron los toros. Los van acomodando en chiqueros: encierros pequeños con talanqueras que van abriendo a medida que a cada animal le llega el turno de entrar a la plaza.

DT
Curiosos observan el desembarco de los toros que se van a lidiar.

Hace un sol muy fuerte, cada vez llegan más espectadores que llenarán no solo los palcos sino las graderías inferiores que son gratis. Es como si la clase alta se ubicara arriba y el pueblo abajo. Pero todos participan del espectáculo.

Los miles de hombres que se arriesgan a correr el toro dentro del ruedo, están alerta para ponerse a salvo bien sea escalando los peldaños de madera o tirándose por debajo de las tablas a ras de piso hasta quedar completamente a salvo.

TC
Ante un toro joven, todos salen corriendo.

Ello implica destreza para entrar rápido y no aporrearse o enredar el cuerpo entre los listones. En ese caso puede llegar el toro y levantarlo en el aire. Porque no hay burladeros como los de las plazas de toros tradicionales.

36 toros esta tarde.

Apenas comenzó la fiesta con la salida al ruedo del primer toro, yo ya estaba en el palco como bloguero y periodista. Me acompañan expertos en la faena con quienes me documento y comparto una cerveza.

CP
Los caballos son protagonistas en esta fiesta popular.

La corraleja dura tres horas: en total son 36 toros los que se lidiarán esta tarde, así que cada cinco minutos sale y entra un animal bravo. Y sí que son bien fieros: con cachos altos y largos y una bravura que da miedo.

La diferencia está entre los toros más jóvenes que desde cuando salen al ruedo se recorren toda la plaza, y los que tienen más años que no le paran muchas bolas al público y a veces se quedan en un solo punto hasta cuando llega el banderillero a caballo y le clava un par de banderillas. O el otro jinete que puya al toro con una lanza larga para que sangre.

CG
Cada ganadería pone los vaqueros y las bestias.

Hoy domingo el encierro está a cargo de la Ganadería El Diamante de Elías Muñoz. Los caballistas de esa ganadería tienen camisetas blancas con el nombre de su jefe y montan caballos todos coli-mochos.

Distintas funciones.

En el palco estuve conversando con otro periodista de un medio local y un señor muy conocedor de la fiesta. Por él me entero que hay un empresario general que administra el espectáculo y sub-arrienda los distintos negocios: la venta de licor, la boletería, la construcción del encierro, los baños, etc.

LD
Desde los palcos se lanzan dulces a quienes corren dentro del ruedo.

También es el encargado de conformar la policía cívica: hombres con camiseta blanca que ponen orden cuando se baja el ganado de los camiones o dentro de la plaza están atentos a cualquier anomalía.

Mi amigo defiende la corraleja como una fiesta muy popular y arraigada en la cultura sabanera. Es algo parecido al San Fermín en España. Y de hecho las corralejas comenzaron corriendo los toros por la calles tal como se hace en Pamplona la capital de la provincia de Navarra.

VR
Venta de recordatorios en las afueras de la plaza.

Se llama ‘mantero’ al hombre que aborda el toro con una manta, tal como lo hace ahora un arriesgado joven con pantalón rosado y camisa azul que, quien lo creyera, tiene estilo de torero y sabe esquivar muy bien las astas.

‘Cebollero’ es aquel que incita al toro y sale corriendo por toda la plaza de huida del animal que lo persigue.

PT
Hombres a caballo se encargan de puyar al toro.

Y ‘Garrochero’ es el jinete que sangra al animal ‘para que no se fatigue’.

El experto me explica que como el sistema circulatorio de los toros es tan corto, al toro hay que ‘hacerle el favor’ de puyarlo para que se descongestione y bote parte de la sangre hacia afuera pues, de lo contrario las arterias no resistirían un corazón tan grande bombeando sangre con gran fuerza. El animal podría infartarse fácilmente.

CP
Los caciques políticos aprovechan este evento de multitudes.

La política también se hace presente en este espectáculo. En uno de los palcos se leen frases de agradecimiento a un senador de la zona.

Cuando van a devolver un toro al encierro, es el momento de los vaqueros. Son caballistas expertos en enlazar los cuernos del toro a distancia. Cada uno tiene su rejo en el cual confía y volea un poco antes de enviarlo por el aire sobre el toro.

DV
La destreza de los vaqueros se pone a prueba al momento de enlazar.

La idea es que amarre solo los cachos, sin enredarse en los cuartos delanteros. No siempre se logra eso, pero en ese detalle se evidencia la destreza del vaquero.

Estos palcos altos desde los cuales se obtiene una vista panorámica de la plaza, se cubrían antes con techos de palma. Pero como la palma tiende a extinguirse y es más costosa, ahora la cubierta de los palcos la hacen con láminas de zinc, que son más calientes pero más económicas.

BM
Varias Bandas Musicales son las encargadas de animar el festejo.

Menos mal esta tarde la brisa recorre los palcos como la música que tocan las bandas de pueblo.

Buenos precios.

Aquí también se evidencia la no comercialización de la feria y ese es algo bien positivo.  De ahí que los precios de los productos que venden al rededor de la plaza son tan económicos como los que

CF
Camiseta alusiva a la Fiesta.

se consiguen en cualquier tienda de barrio o punto de  venta. Por ejemplo un huevo cocido acá cuesta los mismos $500 que vale en otra parte.

Un patacón delicioso y acabado de freír, con ogao o picante, también cuesta únicamente quinientos pesos. Seguramente los precios de alquiler que pagan los comerciantes son también muy bajos. En las ciudades grandes en cambio, el precio de arriendo de cualquier espacio adyacente a una fiesta cuesta una millonada.

El balance de las corralejas generalmente es sangriento con caballos heridos, personas corneadas y hasta muertos, como en el 2016 cuando falleció un hombre que pretendía colocarle al toro una banderilla sentado sobre el ruedo y fue envestido por el animal.

Antes de las seis de la tarde salgo de la plaza para abordar una moto que me dejó en la troncal. Desde allí una buseta moderna con aire acondicionado, me dejó en Lorica.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios sobre “‘La Mamá de las Corralejas’ Cotorra (Córdoba).

  • el 4 octubre, 2017 a las 11:23 am
    Permalink

    muy buenos días, leí una narración tuya, sobre un recorrido por unos pueblitos de boyaca, en diciembre por los días de navidad, me podría informar donde se consigue el tour por estos pùeblitos. muchas gracias.

    Respuesta
    • el 5 octubre, 2017 a las 3:21 pm
      Permalink

      Con mucho gusto le daré el dato a través de su correo. Saludos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *