Viaja y serás feliz: ¡Falso!

En los últimos años ha hecho carrera la idea que: para ser feliz hay que viajar.

P
Pasaporte con sellos.

Sobre todo las nuevas generaciones creen que mientras más destinos conozcan o más sellos tenga el pasaporte, mucho mejor se sentirán en este mundo.

Viajar no te hace feliz, simplemente hay personas felices que viajan.

Yendo de Oporapa a La Argentina (Huila), me puse a observar a un joven que iba en el transporte casi dormido.

OA
Carretera Oporapa-La Argentina.

Para él nada interesante sucedía alrededor, por más que transitábamos por un bosque ese sí ‘encantado’ con helechos grandes, cascadas saltarinas y mariposas variopintas.

Conozco una viejita que vende dulces en una vía central y podría ser la mujer más feliz del mundo, a pesar que no ha salido de su ciudad y su futuro no tiene nada seguro. Siempre la veo sonriente, amigable y positiva.

BOG
Escultura.

Su estado interior no depende de si ha vendido muchos dulces o en la calle llueve o saldrá de paseo.

La felicidad es un estado de la mente.

La plenitud de nuestro ser es un proceso íntimo, personal, que poco tiene que ver con las circunstancias externas.

RM
Lancha por el Río Magdalena.

Por supuesto que no siempre estamos igualmente felices y lo que ocurre afuera, puede aumentar o disminuir nuestro grado de satisfacción.

Cristina Onasis, la hija del magnate griego, fue una de las mujeres más ricas del mundo y una de las más tristes.

La felicidad es algo que se aprende.

El milagro de ser feliz no existe. Cada día debemos ejercitarnos en mirar lo positivo, enfocarnos en las pequeñas cosas agradables, compartir y ayudar a los demás.

S
Simití (Bolívar).

Nada produce una satisfacción más duradera que ser solidarios, humildes, ir por el mundo con un morral pequeño, colaborar con el otro en el momento que él lo necesita. (Ver en este blog la publicación: ‘Saludar y ser comedido’)

‘Mi cuerpo está enfermo, pero yo estoy bien’.

Esta enseñanza la obtuve de una señora que se sentó a mi lado en el bus. Iba a hacerse exámenes para constatar la evolución de un cáncer después de la quimioterapia.

BG
Hermoso atardecer con el Buque Gloria en Cartagena.

Sin embargo la dama se veía tranquila, dispuesta a aceptar con serenidad el resultado del proceso.

‘Si el tratamiento ha hecho efecto favorable, bien, si no, me iré tranquila sabiendo que hice mucho por mis hijos y por los demás. Desde que me diagnosticaron me propuse estar bien a pesar que mi cuerpo esté enfermo’.

Después de un viaje a Europa, no serás el mismo

En la mayoría de los casos sí, pero depende de con cuánto entusiasmo y concentración hagas el recorrido. Si pasas desapercibido por los lugares más hermosos, tal aventura producirá poco impacto en tu estado interior.

RA
Reunión entre amigos.

Los viajes no son las únicas experiencias que podrían transformar tu vida.  Igual podría decirse de ‘después de una fiesta’, una reunión con amigos o luego de empezar a trabajar en determinada empresa o después de tener un hijo.

En mi caso viajar sí me hace muy feliz.

Porque me encanta, es mi pasión, descubrí hace unos años que tenía vocación de aventurero y esta ha sido la mejor etapa de mi vida.

Para otra persona su pasión podrá ser el futbol, el diseño o la cocina. Y esa práctica le ayudará a ser aún más feliz.

Soy consciente que para muchas personas viajar significa poco. Por ejemplo para quien disfruta sobre manera de estar en su casa, para las personas que se marean en cualquier vehículo, o para los rectilíneos o muy adictos a los computadores.

En mi caso es un gusto saber que las experiencias viajeras que publico en este blog, les sirven a muchas personas que quisieran conocer más sobre determinado pueblo de Colombia.

CC
Viaje por carreteras colombianas.

El blog nació cuando completé 100 mil fotos en mi computador y me pregunté:

‘Qué sentido tiene tener tantas fotos, solo para mí?’

Entonces comencé a publicarlas con relatos sobre los pueblos, con la idea que le sirvan a quienes les sean útiles.

En síntesis, de por sí un viaje no te hará más feliz. La felicidad es un aprendizaje continuo hasta lograr un estado permanente de satisfacción interior, muy ligado a la manera como nos relacionamos con las personas y las cosas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *