Girón (Santander).

Jueves 24 de enero de 2008:

Antes de las seis de la tarde estuvimos mi novia y yo en la plaza principal de Girón. Muy emocionados nos sentamos en una plaza grande llena de palmeras y bastante concurrida. La tarde está preciosa, despejada, con brisa fresca y se respira un ambiente festivo encantador.

CH
Calle empedrada del Centro Histórico.

Girón es uno de los 17 Pueblos Patrimoniales de Colombia, y desde 1.959 fue declarado Monumento Nacional, gracias a su valor histórico y a la arquitectura colonial tan bien conservada.

En efecto, en el centro histórico de Girón, todas las calles son empedradas, las fachadas de las casas  blanqueadas, algunas con faroles, y las puertas y ventanas pintadas de color café, que evoca quizá, el cultivo y proceso del tabaco que, en otra época, constituyó la principal fuente de ingresos para el pueblo.

Girón hace parte del área Metropolitana de Bucaramanga, es casi un barrio de la ‘Ciudad Bonita’, junto con Floridablanca y Piedecuesta. Fuera del centro histórico, que es tan solo una quinta parte de la ciudad, Girón se extiende con muchos barrios periféricos, tanto que la población total del municipio es de 135.000 gironeses.

BM
Basílica Menor de Girón.

Entramos a la Basílica Menor San Juan Bautista de Girón, justo en el momento cuando las campanas llamaban a la misa. Qué timbre tan sonoro el de estos badajos, ocho en total, con mucha mezcla de oro en su aleación, gracias a los esfuerzos hechos por un sacristán antiguo, al que se le encomendó comprar las campanas para la iglesia gironesa. No es fácil escuchar en otra parte de Colombia, un timbre tan fino como el de las campanas de la Basílica Menor.

Se dice que esta iglesia fue hecha a semejanza de la Basílica de Santa María, en Roma.  Y sí, los arcos de medio punto, sostenidos por columnas redondas, recuerdan el famoso templo italiano.

Lo que sí me pareció original y muy hermosa, fue la reja en metal vaciado que hay tanto en el límite del presbiterio como en el balcón superior de la nave central.

Reja
Reja en metal vaciado, dentro de la Basílica.

La Basílica de Girón tiene altares hermosos y en las naves laterales hay unos 14 santos iluminados y colocados en nichos. Por fuera, este templo, pintado toda de blanco, como es el pueblo, se ve muy bello.

Otro templo que vale la pena admirar en Girón, es la Capilla de las Nieves, a unas pocas cuadras de la plaza central. Dos hileras de nueve pilares cada una, sostienen la cubierta, al tiempo que delimitan las tres naves de la iglesia.

En esa ermita se celebran matrimonios elegantes por parte de parejas de la alta sociedad bumanguesa. El piso en ladrillo cocido y toda la mampostería antigua, hacen de la Capilla de las Nieves un templo antiguo precioso.

En la calle 30 No. 25-27 está la Mansión del Fraile, un bello caserón  con alberca o baño de inmersión en donde dicen,  se bañó el Libertador Simón Bolívar; y también hay allí, un Callejón de los Esclavos, muy especial.

En la Heladería Colonial nos tomamos un kumis casero mientras vimos los titulares del noticiero.

Luego pasamos uno de los seis puentes sobre la quebrada Las Nieves que conducen a la plaza y capilla del mismo nombre.

Casa
Caserón en la plaza gironesa.

En el parque hay una hilera doble de lámparas encendidas que se ven muy bonitas. Después de pasar otro puente en arco de medio punto, llegamos al Parque Peralta en donde estaban ensayando un grupo de danzarines.

En el número 30-35 del Parque Peralta hay una casa antigua, que antes fue la primera iglesia que tuvo San Juan de Girón. La señora dueña, una mujer devota y muy acogedora nos mostró en una de las habitaciones, la cornisa de los muros que pertenecieron al templo antiguo. La dueña venera con gran devoción la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro que, alguien le entregó muy deteriorada y lo que hace que ella la tiene, se ha ido renovando de manera milagrosa.

BMG
Interior de la Basílica Menor.

Otra particularidad de Girón, es la presencia allí de familias de gitanos. Para el turista que llega desprevenido,  constituye una novedad cuando lo aborda una dama de falda larga, cabello recogido y collares vistosos, que le ofrece adivinarle el futuro, mediante la lectura de su mano. Como no creemos mucho en esas cosas, le hicimos el quite a la gitana que vino a nuestro encuentro.

Luego anduvimos como cinco cuadras para llegar al sector de la Plaza de Mercado, en donde esperamos la buseta que nos llevara hasta el Terminal de Transportes.

Por esta zona está la glorieta llamada ‘La Batea’, en donde se toman los buses que van para Zapatoca.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.