La Gloria (Cesar).

En colectivo llegué desde Tamalameque a La Mata, el cruce para mi destino. Luego por $4.000 un auto chivero me dejó en La Gloria.

Lo primero, antes del aguacero, fue fotografiar el puerto, la iglesia, la alcaldía y el parque de La Gloria.

Iglasia.
Parroquia de La Gloria.
Kiosco.
Kiosco en el parque central.

Nada raro que caiga agua en La Gloria, una región rodeada de lagunas y ciénagas y con el río Magdalena corriendo casi por el parque central.

Son cuatro las micro-cuencas que controlan el nivel hídrico de las ciénagas: Besote, Caño Ávila, San Marcos y Simaña.

Infortunadamente la deforestación y la sedimentación rompen el equilibrio y generan sequía en verano e inundaciones en invierno.

Banderas.
Puerto sobre el Río Magdalena.

¿Poco emprendimiento?

Me impresiona que en La Gloria a esta hora de la mañana no se consiga un tinto. En el puerto se ven hombres sin hacer nada, que podrían vender bebidas calientes, pero como que no les interesa.

O será que los glorieros confían mucho en la presencia divina.

Aviso.
Confianza en Dios.
Calle.
Calle arborizada.

Estuve un rato esperando la salida de chalupa para El Regidor, el municipio vecino, pero nada, apenas hay un pasajero.

Está venteando tan fuerte que mejor no navegar en esas condiciones. Hacia el sur está cayendo tremenda tempestad. Qué miedo.

Elementos emblemáticos.

Dos estatuas pedestres de Simón Bolívar, una con cara asustada y otra con los arreos propios de un Libertador, decoran el centro de La Gloria.

Bolívar.
Simón Bolívar.
Tarima.
Tarima para eventos.

La tarima para eventos se ve a continuación, con capacidad justo para los habitantes del casco urbano.

Una sede administrativa pobre, mucho más ahora cuando luce pintada de blanco sin ningún contraste que la destaque, ocupa también el corazón del casco urbano.

Alcaldía.
Sede administrativa.

El parque, se ve bien, con cerco de balaustres en cemento y un kiosco central decente.

El comercio en la Gloria es escaso, con razón en un solo establecimiento se puede conseguir desde una perfume hasta un acetaminofén.

Aviso.
Aviso original.

Mientras esperaba transporte, conversé con vendedores de cacharros que recorren estos pueblos ribereños.

Me recomendaron visitar Santa Rosa del Sur, una localidad habitada por gente del interior. Lo mismo Simití aunque, dicen ellos, la mejor es Santa Rosa del Sur.

Tendré que ir hasta Aguachica, pero eso es mejor que viajar por el río, que costaría más o menos $50.000. En cambio en carro resulta más económico y menos incierto.

A las diez de la mañana abordé un auto colectivo que anduvo veloz. 

Imposible no detallar los elementos que cuelgan del retrovisor y no sabe uno si decoran o entorpecen la visibilidad frontal.   

Osito.
Recuerdos de pasajeritos.

Hasta La Mata la carretera es bien entretenida, con muchos y variados árboles. Ya escampó y pronto se iluminará el panorama.

Alcaldes de La Gloria han sido: 2016-2019 Fermín Augusto Cruz Quintero y hasta el 2023 es el señor Jorge Eliécer Toro Rodríguez.

Aquí habitan en total 14.000 glorieros, 6.000 en el pueblo y los 8.000 restantes en las veredas.

Sábado 29 de octubre de 2016

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.