Marmato (Caldas) 1/2

Jueves 4 de junio de 2009:

Desde La Pintada hasta la entrada a Marmato hay 35 minutos en dirección a Manizales.

EL
El Llano, lo más plano.

Al llegar a El Llano, pensé que ya habíamos arribado a Marmato, pero faltaban todavía diez minutos de viaje en ascenso continuo.

Desde la planicie comienzan a verse minas al lado de la carretera, socavones profundos en los que se trabaja las 24 horas.

PF
Presente y futuro.

El Llano es un sitio más bajo y menos pendiente, a diez minutos del casco urbano, a donde se propuso trasladar el pueblo después del deslizamiento trágico que sucedió hace cuatro años. Pero por ahora el sitio del deslizamiento fue abandonado y arriba el pueblo continúa igual.

CP
Calle sin pavimento.

Teniendo en cuenta que hace tantos años se explotan estos yacimientos, Marmato debería tener un mejor aspecto, calles pavimentadas y excelentes servicios, pero ya ve cómo ni la carretera de acceso tiene pavimento.

Llega un desconocido.

Cuando entré a la iglesia de Marmato el párroco daba la bendición y se despedía de los fieles que asistieron a la misa de siete de la noche.

PE
Poco espacio en el centro.

Se trata de una capilla sencilla y pequeña con frontis de espadaña, sin mucha gracia. Marmato casi no tiene plaza ni mucho menos parque central.

Mi primer contacto en Marmato fue con Gallego, el policía que custodia la calle principal, casi que la única. Al principio el gendarme se mostró desconfiado y parco, pero cuando le enseñé mi cédula y le expliqué el motivo de mi visita lo puse de este lado.

AE
Alcaldía y edificios.

Fue Gallego quien me mostró dónde quedaba la alcaldía a solo una cuadra de donde me había bajado del bus. Y fue también el policía quien me sugirió hablar con ‘esa señora de naranjado que está allá sentada’. Se trata de Margot, la dueña del único restaurante del pueblo quien tiene debajo de su casa habitaciones que arrienda a $ 10.000 la noche a los pocos huéspedes que llegan a Marmato.

Me encanta haber venido a este pueblo tan especial y diferente a todos. A esta hora de la noche solo se ven las luces de muchas minas de oro desperdigadas por la montaña.

TD
Difícil topografía.

No hay un parque o plaza en el centro, las calles empolvadas y curvas siguen paralelas a la pendiente. Las casas, menos mal con techo de teja casi todas, no se ubican sobre calles cuadriculadas, sino que forman un desorden hasta agradable y pintoresco.

PD
Peligro de deslaves.

Cada que llego a un pueblo por primera vez acostumbro saludar a todo el que me encuentro. Eso me da seguridad a mí y a los lugareños que se preguntan. ¿éste quién será y a qué ha venido’

Viernes 5 de junio de 2009:

Anoche cuando llegué a Marmato esperé encontrar un pueblo lleno de cantinas, hospedajes y prostíbulos, pero no. Aparentemente es una población  normal, solo que con una infraestructura urbana nada común.

CE
Calles estrechas.

Lo que observo ya de día.

El día amaneció lluvioso, ahora sí me doy una idea más clara de este pueblo que anoche no alcancé a comprender.

UC
Solo cabe un carro.

La calle principal, que es la que pasa frente al restaurante de Margot es tan estrecha que por ahí no caben dos carros. Total se complica el ambiente cuando dos vehículos se encuentran.

Por acá casi todas los hombres caminan con botas pantaneras, las precisas para trabajar dentro de las minas pues generalmente los socavones permanecen húmedos.

MF
Material fino.

En Marmato abundan las motos de alto cilindraje. Solo con motores potentes es posible trepar por esas calles empedradas, pendientes y hoy, muy lisas por la lluvia que no ha dejado de caer durante toda la mañana.

Sin embargo la gente está muy contenta con la jornada de invierno pues hacía 20 días que no llovía, semanas de intenso calor  y las calles llenas de polvo.

RI
Riesgo en invierno.

En los cafés y restaurantes se evidencia la intensa actividad comercial de Marmato. Un hombre cuenta un fajo de billetes de 50.000. En casi todas las mesas hay corrillos de hombres haciendo negocios.

Al ruido de las volquetas y camperos que pasan cargados con material de las minas, se suma el de la planta eléctrica a gasolina que han encendido en la venta de chance, pues durante la mañana la energía se ha ido como en tres ocasiones.

TM
Tierra movediza.

A pocos metros de las construcciones lo que sigue son precipicios muy profundos y detrás lomas con taludes descubiertos que amenazan venirse abajo. A no ser porque la lluvia de hoy cayó después de muchos días de verano, yo no estaría seguro caminando por estos senderos estrechos y peligrosos.

Hay varios caminos empedrados que salen del pueblo hacia las minas. Parece ser lo poco que se ha hecho en infraestructura con todo el dinero en impuestos que se debe recaudar de estas minas.

E
Empedrado.

La Alcaldía de Marmato queda a una cuadra de la placita frente a la iglesia. La Casa de Gobierno es una edificación nueva que hicieron hace cuatro años después que la avalancha dejó en alto riesgo el sector alto, en donde estaban todas las oficinas públicas.

La más tecnificada.

Subo por una calle empedrada y muy pendiente en busca de la Mina San Antonio que me recomendó Marcos anoche, como una de las más tecnificadas.

Al llegar y tomar la primera foto un vigilante joven me recibe con cara de pocos amigos. Le pregunto con quién debo hablar para recorrer la  mina y me dice en donde puedo averiguar por doña Yolanda, la jefa de la planta.

Menos mal mi interés no es entrar al socavón pues tengo algo de claustrofobia y eso no sería para mí una experiencia placentera. Entonces me contento con la autorización de doña Yolanda para recorrer la planta y tomar fotos. A continuación le notifico al muchacho mal encarado que ya tengo autorización de la patrona.

PE
Potente explosivo.

Lo primero que miro son dos jóvenes que envasan un polvo de gránulos color amarillo pollo, en un plástico tubular, como haciendo salchicha manguera. Me cuentan que se trata del amfo, un químico que facilita la explosión de la dinamita dentro de la mina.

Luego observo cómo los breakes se desplazan por los cables aéreos que abundan en el sector. Se trata de unas canecas con abertura en la base y un dispositivo que al llegar a su destino, hace que la base se abra automáticamente y permita vaciar en un depósito grande el material extraído de la mina. Será por lo que la caneca esa se abre automáticamente por lo que la llaman breake.

Ese material es triturado en los molinos hasta convertirlo en una arena menuda que pasa a la mesa donde se zarandea, para separar el material que contiene oro del que se deshecha luego.

MM
Moliendo el material.

De los molinos sale una arena muy fina, llamada Jagua, que luego continúa el proceso con la cianuración. Este químico, entiendo, es menos nocivo que cuando se utiliza mercurio para separar el oro de la escoria, pero de todas maneras fatal para el medio ambiente.

El nivel de riesgo acá es menor porque los socavones son reforzados con madera, sin embargo la seguridad industrial deja mucho que desear.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *