San Francisco (Cundinamarca).

A 55 kilómetros de Bogotá, por la vía a Villeta, se encuentra San Francisco de Sales, un deslumbrante municipio del occidente de Cundinamarca. 

Después de Facatativá se llega al Alto del Vino, se baja un poco hasta el kilómetro 98 donde está Minas y desde allí sale la carretera que va para San Francisco.

El casco urbano se observa completo allá bajo, como a cuatro kilómetros del cruce.

Vista.
Panorámica del pueblo.

Paraíso de los bogotanos.

Muy agradable San Francisco, de clima medio y sostenido por montañas vestidas de verde. Sobre el oriente se aprecian no solo el Alto de la Virgen, sino cabañas y casas campestres de lujo.

Fincas.
Casas campestres.

Muchos bogotanos compran fincas o mejoran casas del pueblo. En solo hora y media van y vienen de la capital, eso sí en la madrugada o tarde en la noche, para librarse del atasco en la calle 13.  

La Iglesia parroquial en honor de San Francisco de Sales tiene arriba arcos, capiteles y ventanas que garantizan en el interior del templo, luz diurna durante muchas horas.

Templo.
Templo parroquial.

Aunque en San Francisco hay coliseo y cancha de fútbol, hacen falta piscina, polideportivo y otras obras de infraestructura.

Los jóvenes juegan micro-fútbol a diario en la cancha abajo del atrio de la iglesia, animados por barras que utilizan las escalas del atrio como graderías. Otro tanto hacen los gimnastas por las noches.

Deportistas.
Gimnasia en el parque.

En la plaza no hay casetas de comidas rápidas estacionarias, lo cual es un punto positivo del pueblo. Casi todas las ventas nocturnas tienen locales en el marco de la plaza o en las calles centrales. Gran logró para el espacio público.

Plaza.
Esquina de la plaza.

Lo que sí hay en el parque es un kiosco decente y en el andén occidental, mesas y sillas donde es delicioso sentarse por las noches, a escribir o escuchar buenas melodías.

Alto de la Virgen.

Al día siguiente Miguel Ángel me subió en su moto al Alto de la Virgen. Que sitio más hermoso, solo le falta promocionarlo como encantador destino turístico.

Desde esa altura se aprecian casas coloridas en las laderas, la panorámica completa del pueblo y al otro lado, la autopista que desde Minas llega al Alto del Vino.

Milagrosa.
Mirador de la Virgen.

San Francisco ha crecido mucho hacia el oriente con casas campestres y algunas urbanizaciones.

Lo ideal es estar en el Mirador de la Virgen al medio día, cuando el sol se encuentre en el cenit.

La imagen de la Virgen de la Milagrosa luce renovada con el manto azul muy brillante en una mañana abierta; desde muy temprano despuntó sobre la cima de la cordillera, un sol tibio que acaricia la piel.

Los domingos celebran misa a los pies de la imagen Milagrosa; mucha gente sube caminando por el sendero empedrado y en zig zag.

Me hablaron bellezas del Cerro El Tablazo, donde están las antenas de comunicaciones, otra cúspide que se observa desde el mirador de la Virgen.

Cuando no se disponía de las modernas ayudas para la aeronavegación, varios aviones se estrellaron contra aquel cerro porque, en días nublados los pilotos asumían que ya habían coronado la cordillera.

Calle.
Calle principal.

Para los expertos, lo más recomendable es subir a El Tablazo en carro o en moto desde Subachoque, y bajar a pie hasta San Francisco por el ‘Sendero del Indio’.

La fauna y flora por ese sector como que son de revista: líquenes, musgos, frailejones y gran diversidad de plantas y aves.

Museo de la Llanta.

Por iniciativa del moto-taxista,  de bajada entramos a conocer el ‘Museo de la Llanta’ que, el escultor Edison Camacho organizó en su finca.

Èdison.
El artista y su obra.

Muy original este museo, con figuras de alacranes, leones, orangutanes, elefantes, monos y demás animales selváticos, hechos con llantas usadas. Genial la manera como Édison logra el ‘efecto pelo’ valiéndose de tiras delgadas de caucho.

Rostro.
Cabello ‘natural’.
Pulpo.
Pulpo sobre R4.

El hombre cultiva plantas en zapatos viejos enmohecidos y también elabora esculturas en lata y chatarra.

Cristo.
El Crucificado.

Recorrimos todo el lote con senderos fascinantes y un ambiente silvestre bien cuidado.

Otro atractivo turístico de San Francisco es el Jardín Encantado, un paraje campestre donde alimentan a más de veinte especies de colibríes.

Alacrán.
Alacrán ponsoñoso.

En este municipio habitan en total 8.000 sanfranciscanos, 3.000 en el pueblo y 5.000 en las veredas.

El alcalde de San Francisco 2016-2019 fue Edgar Guerrero Sánchez y hasta el 2023 el burgomaestre es el señor Gonzalo González Herrera.

Jueves 10 de octubre de 2019

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *