Cajibío (Cauca).

Lunes festivo 26 de junio de 2017

Proceso de Paz en Colombia.

Yo apoyo el Proceso de Paz, pero no soy santista ni uribista.

Y además veo la necesidad urgente de acabar con la polarización, desarmar los corazones, combatir la corrupción y esperar mejores tiempos para el país.

El conflicto armado con las farc terminó, pero el conflicto social en el país continúa.

T
Aquí funcionó la empresa Telecom.

Gracias al acuerdo entre el Gobierno y las Farc, esta semana pude recorrer varios pueblos caucanos que hace unos años era muy arriesgado visitar: Morales, Mercaderes, Totoró, Balboa, entre otros.

Al medio día estuve en El Cairo,  un caserío sobre la carretera Panamericana, para esperar transporte hasta Cajibío, que está a solo 6 kilómetros de la vía.

El pasaje en bus o chivero cuesta únicamente dos mil pesos.

A
Arcos en la fachada del templo parroquial de Cajibío.

No se explica uno cómo un pueblo que se ve ahora calmoso, haya sido tan violento en el pasado.

Claro, cuando no hay oportunidades para los jóvenes, estos se entusiasman con el poder que da un arma.

PVP
Aviso solicitando personal.

Por eso en días pasados una empresa de vigilancia estuvo reclutando jóvenes para trabajar como espías.

El Pueblo.

En el Cauca los viajes en transporte público son muy económicos.

L
Lámparas en guadua dentro del templo.

Cajibío no tiene terminal terrestre, las busetas estacionan en una de las esquinas de la plaza principal.

Allí fotografié la fachada de la iglesia parroquial, de frente muy amplio y dos torres cuadradas que la hacen ver bien. Y mejor aún los arcos que sostienen la cubierta. La baldosa antigua del piso, también tiene su brillo.

El templo en honor de San Juan Bautista está pintado ahora de amarillo y marrón.

El interior sí no tiene gracia, excepto las enormes lámparas en guadua que iluminan el interior; no se sí le agregan o le quitan al recinto.

En un costado de la fachada eclesial se ve un crucifijo hecho en chatarra, de buen acabado.

Me dicen que lo trajeron ‘los alemanes’, seguramente una delegación germana que estuvo haciendo alguna labor social en Cajibío.

CCh
Crucifijo en chatarra.

A este pueblo lo afectó no solo el terremoto de Popayán en el año 1.982, sino el conflicto armado especialmente la guerrilla de las Farc. Ahora los habitantes del municipio viven tranquilos, ojalá para siempre.

Moto por caballo.

En este momento pasa por el centro de Cajibío un indígena guambiano con sus atuendos típicos, pero en moto. Cómo se ha popularizado ese vehículo y cuánto bien le ha traído al campesino cambiar el caballo por la motocicleta.

IM
Indígena en moto.

Ahora en muchas casas rurales se vende gasolina, dado que la mayoría de los labriegos andan motorizados y con frecuencia requieren combustible en pequeñas cantidades.

La Alcaldía ocupa una de las esquinas superiores de la plaza. Todavía dos policías armados, con armas largas montan guardia en el centro de Cajibío.

Un poco más allá de la alcaldía están las instalaciones muy amplias y de dos plantas del Instituto Carmen de Quintana, el establecimiento educativo más importante de Cajibío.

CF
Señoras cabeza de familia recibiendo capacitación.

En donde antes estuvo la capilla parroquial, a esta hora reciben clases de tejidos, birsutería y peluquería, las madres cabeza de familia.

Las mujeres jóvenes prefieren capacitarse en decoración de uñas.

CQ
Edificio del Instituto Carmen de Quintana.

Por supuesto que las felicité por dedicar tiempo a esa buena labor.

Impresiones.

Una curiosidad que observo en Cajibio es que no hay tapas de acueducto en las aceras de las casas. ¿Será que no existen contadores para el cobro del servicio? Raro.

Y otra cosa que me ha impresionado: el imperio de la música popular y de despecho en este departamento y en muchas zonas de Colombia. El contenido machista de fondo es desastroso.

Mucho me temo que esa moda sea el reflejo del atraso cultural y educativo del país.

MP
Comercios en el marco de la plaza de Cajibío.

Ahora Cajibío se ve con gente en la plaza, pero durante la semana debe ser muy solo. Los establecimientos comerciales no son muchos y la población del casco urbano escasa: solo mil quinientas personas.

PA
Parque agradable y sombrío.

El parque central frente a la iglesia, tiene árboles frondosos y provoca sentarse en las bancas. En una de ellas me hice fotografiar de una familia con la que estuve conversando.

Por ellos supe que antes de la iglesia actual, hubo arriba, en seguida del edificio de Telecom, una capilla pequeña que se volvió insuficiente y por eso hace unos 20 años construyeron el nuevo templo.

El alcalde de Cajibío hasta el 2019 es el señor Luis Helmer Vivas Manzano.

Acá habitan en total 34.000 cajibianos, 1.500 en el pueblo y 32.500 en las veredas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *