Lo que me queda claro después de visitar 1.000 pueblos en Colombia 1/3

Lo que me queda claro después de visitar 1.000 pueblos de Colombia. Parte 1.

Hasta ahora he publicado en viajarenverano.com 420 pueblos, pero me quedan muchos por dar conocer de los mil municipios que conozco y he fotografiado. Estuve pensando en las conclusiones generales que puedo sacar de tantas visitas y quiero compartirlas con mis lectores.

1 – Colombia no es el país más bello del mundo, no. Seamos realistas.

Pero sí es una tierra hermosa, con gente querida, sufrida y emprendedora.

CM
Cerros de Mavecura – Guainía. Fontur.

Tampoco podría decir cuál sea la nación más atractiva. Más bien pienso que todos los países tienen destinos interesantes, unos más que otros.

Por tener dos océanos, tres cordilleras, extensas planicies y selva amazónica, en Colombia hay una gran variedad de climas, fauna y flora. En eso sí aventaja a muchos pueblos.

PC
Plaza principal de Cogua (Cundinamarca).

Ahora para cualquier colombiano, visitar nuestros municipios y ciudades sí es lo mejor. Porque nos sentimos en casa, muchos lugares nos son familiares, conocemos la moneda, se habla español, tenemos atención médica fácil en caso de accidente o enfermedad, etc.

De ahí que viajar por Colombia para los ‘cafeteros’, sí es una dicha y debería ser prioridad.

 

2 – La iglesia y el parque de los pueblos son como la sala de una casa: el reflejo de lo que el pueblo es y de quienes lo habitan.

En los últimos meses con el cambio de alcaldes, se puso de moda la remodelación de los parques principales.

PC
Parque de Cereté en remodelación.

Llegar a una localidad y encontrarse con que el parque está en remodelación es como entrar a una casa cuando están cambiando la baldosa del piso o haciendo aseo general, con los muebles patas arriba y la casa ‘manga por hombro’.

 

3 – Un pueblo con carácter, de gente culta y emprendedora, generalmente tiene una iglesia gótica o una basílica neo-románica de gran belleza.

CH
Iglesia de Chiquinquirá (Boyacá).

En cambio en una localidad sin mucha cultura, generalmente el templo es una ramada con espadaña sencilla.

Incluso el sonido de las campanas, también dice mucho respecto a si el municipio tiene señorío o no. Campanas de timbre ordinario o latoso generalmente están en torres de iglesias sencillas o escuetas.

He escuchado muchos tañidos, y hasta ahora el sonido más bello es el de las campanas de Pácora en Caldas. Vaya y verá

CP
Campanero en Pácora.

para que las oiga.

 

4 – En muchos pueblos la corrupción política y los intereses personales prevalecen al momento de hacer inversiones. Sobre todo en los últimos años los intereses particulares priman sobre los beneficios para las comunidades.

Y no solo en los municipios pequeños, también en las grandes ciudades se ve el caso de políticos que hacen inversiones cuantiosas en obras poco necesarias, no más por decir luego que tal cosa la hicieron ellos.

NT
Foto tomada de corpenca.org.

Y muchas veces no se invierte en la obra más necesaria o que favorezca a la mayoría, sino aquella más ostentosa o central.

En Medellín por ejemplo, construir la línea F del Metro que iría de Industriales a Caribe o extenderlo hasta Caldas y Barbosa beneficiaría a mucha más gente, casi que con el mismo dinero con el que se harán el Túnel de Oriente o Parques del Río.

 

5 – La inversión en obras de ladrillo y cemento prima sobre la inversión social. Con frecuencia esas obras monumentales se convierten al poco tiempo de inauguradas en ‘elefantes blancos’ que poco se usan.

CG
Coliseo gigante y sin uso en pueblo pequeño.

Coliseos gigantes que permanecen vacíos la mayor parte del tiempo, Bibliotecas bien equipadas pero sin lectores, proyectos de estilo ‘moderno’ como parques sin árboles o con asientos sin espaldar o árboles que se sembraron pero no prosperaron o palmeras más cosméticas que sombrías.

BP
Bio-Parque muy vistoso con poca inversión.

En los últimos meses están de moda los juegos infantiles y Bio-Parques: gimnasios al aire libre para que la gente haga ejercicios.

A veces tienen mejor uso, pero en muchos casos se prefieren porque cuestan poco y son muy visibles para la comunidad, así se lleven a cabo con presupuestos inflados.

No obstante hace poco encontré alcaldes comprometidos con la inversión social, cultural y deportiva.

Felicitaciones para William Forero Forero, alcalde de Cogua (Cundinamarca).

 

 

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en «Lo que me queda claro después de visitar 1.000 pueblos en Colombia 1/3»

  • el 13 noviembre, 2016 a las 9:44 pm
    Enlace permanente

    Le escribo solo para hacerle una pregunta, usted estuvo en La Gloria Cesar hace poco, que paso con las fotos que tomó del pueblo?

    Respuesta
    • el 14 noviembre, 2016 a las 9:48 am
      Enlace permanente

      Sí don Francisco, deme un tiempito, usted entenderá que son muchos los pueblos que me falta publicar. Saludos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *