Repelón (Atlántico).

Martes de Carnaval 17 de febrero de 2015

Estando en Barranquilla, tomé transporte hacia la Vía de la Cordialidad. Por todas partes hay jóvenes disfrazados y ambiente de Carnaval.

FI
Fachada de la iglesia de Repelón.

El conductor de la Dacia, un señor con mis años muy formal, me cuenta que de su carro cuesta más el cupo, 22 millones, que el automóvil Dacia modelo 96.

La cosa es que si alguien va a comprar un cupo, le vale 30 millones, se van 8 en cuestión de vueltas, pero sobre todo en untarle la mano a los del tránsito. Eso lo sabe todo el mundo, concluye el chofer.

TJ
Trailer cargado de Jolgorio bajo el sol canicular.

El gobierno municipal tiene muchas ganas de acabar con estos chiveros, pues el año entrante cumplen 20 años y ya tienen que dejar de prestar servicio público.

Sobre el Puente de la Cordialidad no sabía para dónde iba, todo dependía del primer transporte que apareciera. Tomé el bus para Sabanalarga, que llegó primero.

La idea es ir desde la segunda ciudad del Atlántico hasta Repelón y regresar por la tarde.

CCB
Cuerpos cubiertos con betún abren el desfile.

A mi lado va un señor con una niña preciosa de cuatro años, según me cuenta ella enseñándome los cuatro deditos de su mano. El papá es conocedor de los pueblos atlanticenses y me dice que Repelón es un pueblo aceptable.

Mientras la espera, consulto en el celular un mapa del Atlántico que puedo ampliar, mover y guardar. Debo usar más esa maravillosa herramienta que son los celulares inteligentes.

Con ayuda del móvil entendí la ruta, memoricé los sitios por los cuales pasaría y ubiqué la laguna del Guájaro, que rodea la carretera.

BV
Los buses más viejos para los pueblos alejados.

A las 11:30 apareció el bus para Repelón.  Para estas rutas terciarias mandan los carros de más años, que son también los mejor amortiguados.

El pasaje de Sabanalarga hasta Repelón tarda apenas  40 minutos. Antes de llegar a mi destino se pasa por el corregimiento de Rotinet, que tiene nombre como si estuviera ubicado en el ciberespacio.

Y adelante de ese poblado hay varios ‘retenes’ que los pelados, a veces disfrazados de mujer, han instalado en la carretera.

EC
Mucho entusiasmo y colorido en Repelón.

El ayudante del bus simula tirarles moneda para luego reírse de ellos, cuando corren a buscar los centavos. Qué rabia, parece que ese tipo no fue niño. Yo en adelante les tiré algunas monedas para no desilusionarlos.

Al llegar al destino me recibió un desfile de jóvenes con el cuerpo pintado de negro y dos bandas que precedían el féretro de un ‘Joselito’ vestido de monocuco y el pene afuera.

JC
Entierro de Joselito Carnaval en Repelón.

Tres mujeres vestidas de luto lloraban alrededor del difunto.

Los hombres llevan machetes de madera pintados de negro, como todos sus cuerpos. Bailan la Danza del Garabato, y en un momento juntan los palos en lo alto para formar un todo.

Hace un calor infernal, no se explica uno cómo esta gente soporta semejante temperatura y sol, para homenajear al dios momo. Pero bueno, aún estamos en Carnaval.

TP
No importa la edad, todo el pueblo participa.

Fotografié a los chicos y luego compré una coca cola tres litros para repartirles gaseosa a los negritos.

Pensé que iban a hacer cola, pero no fue tanto el entusiasmo por la bebida, a pesar que deben estar sedientos. Será porque no están muy acostumbrados al consumismo como los jóvenes de ciudad.

Los adultos que están celebrando han embadurnado sus cuerpos y vestimentas con barro del volcán, revuelto con agua.

CB
Cuerpos cubiertos de barro para la celebración.

Algunos chicos se entusiasman más con el barro líquido que con la gaseosa que les ofrezco. Casi que no termino de repartir los tres litros. Pa’ que vea, lo que menos pensé.

Luego fotografié la iglesia de dos torres, tan sencilla como el pueblo. Al frente están el colegio y las instalaciones de la Caja Agraria. La mala noticia fue que el parque lo están remodelando, así que la plaza no se ve nada agradable.

AM
Sede de la Administración Municipal.

La sede de la Alcaldía es la más sencilla de todas, a pesar de ser también de dos pisos.

Repelón es otro pueblo del Atlántico que queda chuleado.

El viaje hasta acá fue agradable. Sobre todo después de la entrada cuando dejamos atrás la carretera de la cordialidad.

Diagonal a la Caja Agraria hay un bar con buenos vallenatos a gran volumen, pero los hombres y mujeres embarrados que están tomando allí, no me simpatizan.

Así que a las dos de la tarde decido abordar el bus que saldrá en seguida para Sabanalarga.

FM
Fiesta sin música, no es fiesta.

Lamento dejar atrás la Banda de Música que ahora se ha instalado en una de las esquinas de la plaza.

El viaje de regreso, muy rico; para variar, oyendo vallenatos que el conductor tiene en una memoria. Toda esta carretera es plana.

CP
Carretera plana y en buen estado.

La vegetación debe ser muy bella en época de lluvias. Ahora prácticamente han desparecido los pastos. El firmamento azul no muestra ninguna nube.

Me pregunto ¿por qué no se aprovechan estas tierras para la agricultura sabiendo que se podría bombear agua de la laguna Los Guájaros? Cómo es que teniendo agua suficiente, ¿no se riegan los prados para que el ganado no aguante hambre?

No me explico eso, como tampoco lo encontraría razonable un europeo o asiático que visite estas tierras.

El alcalde de Repelón hasta el 2019 es el señor Enrique Antonio Escobar Ruiz. Acá viven en total 22.000 repeloneros, 15.000 en el pueblo y 7.000 en el campo.

BG
Baile del Garabato en Repelón.

Al llegar a la embocada, como llaman la salida para Repelón, pensé que si estaba a solo cinco minutos de Luruaco, lo mejor era ir hasta allá y quedaba chuleado también ese municipio del departamento del Atlántico.

Qué bueno comer una arepa de huevo recién frita…

Así que una moto me llevó por dos mil pesos y en poco tiempo, hasta la parte de la cordialidad que divide en dos el municipio de Luruaco.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en «Repelón (Atlántico).»

  • el 27 julio, 2018 a las 10:30 am
    Enlace permanente

    soy un joven repelonero y me gustó ese reportaje cuanto quisiera q mi municipio bolviera aser el mismo de antes pero yo se q en la actualidad eso es imposible x la ola desatada de proyectos q yegan al municipio el cual sus recursuos son desviados x manos de terceros x eso me duele tanto ver ami pueblo así de pobre siendo uno de los más ricos del sur del departamento del atlantico

    Respuesta
    • el 27 julio, 2018 a las 4:53 pm
      Enlace permanente

      Sí, es una pena que estas cosas ocurran. Saludos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *