Las Unión (Valle del Cauca).

Sábado 6 de junio de 2015

El pasaje de Cartago a La Unión cuesta $7.000. Poco después de salir, pasamos por el corregimiento de Zaragoza, que tiene un bonito parque.

ILU
Iglesia de La Unión.

En principio anduvimos por la doble calzada, con árboles en el separador, pero luego hay un tramo en malas condiciones, antes de llegar a La Unión.

Y algo que me cautivó: en medio de un lago pequeño hay un árbol donde las garzas han hecho sus nidos. Me enamoran por su plumaje blanco, tan estilizadas, tan cuidadosas de sus crías.

GCH
Garza calentando sus huevos.

Hace un día de sol intenso. Se ven algunos cultivos secos por el verano. Los de algodón, maíz, papaya, uva y caña, que tienen riego por manguera, esos sí se están fértiles. Ya por este sector abundan los viñedos.

En predios de La Unión está el Parque Nacional de la Uva, donde se aprende sobre el cultivo de ese producto y otras actividades vinícolas y agropecuarias.

PNU
Parque Nacional de la Uva en La Unión.

Por $25.000, arrendé una habitación con ventilador y escritorio en un hotel cerca de la plaza principal.

La primera impresión que tengo de La Unión, es que se trata de un pueblo un poco simple, es decir, como es tan plano, las calles son algo monótonas, sin árboles y las fachadas de las casas en cemento, sin mucho gusto y frecuentemente con ventanas, puertas y rejas metálicas.

A falta de madera, en el Valle del Cauca se acude más al hierro, para la mampostería.

EA
Edificación antigua y esquinera.

Es evidente la poca planeación urbanística, muchas aceras desiguales, a veces incluso, para hacer la rampa y darle preferencia al auto particular.

Quedan muy pocas construcciones antiguas, como una de esquina ochavada y construida en 1.933.

Para mí son más atractivos los pueblos de montaña, como los cafeteros que hay en el norte del Valle del Cauca. Lucen más variados y mejor decorados, casi siempre con plantas de flores.

EA
Edificio de la Alcaldía.

Pero eso sí, La Unión es un epicentro ideal para ubicarse en él y desde ahí conocer los pueblos vecinos.

El alcalde hasta el 2019 es el señor Julián Hernández Aguirre. Este municipio tiene en total 32.000 unionenses, con solo una cuarta parte de población campesina.

Fui a desayunar por $2.500 a la plaza de mercado, con chocolate, arepa y huevos en cacerola, con borde quemadito. Estaba todo tan rico y el restaurante tan limpio, que felicité a María Oliva,  la dueña.

L
Lugareño en el parque.

Será por lo que en el Valle se produce tanta comida, que todo es tan económico. Ayer en El Dovio compré pandebonos a $300, y aquí los buñuelos son al mismo precio.

Y algo muy bueno para mí es que las moto-taxis acá cobran solo mil pesos por la carrera.

En una de ellas fui hasta la rueda de Chicago que se levanta en el predio donde se ubican los circos. Tomé algunas fotos y en esas se vino a reclamar el dueño, un

RC
Rueda de Chicago.

peruano que no dejaba hablar.

El hombre se molestó por las fotos y ni siquiera me escuchó cuando le expliqué que ese era un lugar público. Así que lo dejé peleando solo.

Procedente de El Dovio regresé a La Unión en  moto. En dos oportunidades nos bajamos para tomar fotos y contemplar desde lo alto de la cordillera, ese paisaje tan bello de los alrededores de La Unión.

Se ve todo verde, lo más de bonito, principalmente desde la curva alta, donde hay una explanada y ninguna cruz. Sería bueno hacer un monumento allí en ese punto con vista privilegiada.

El pueblo de La Unión se observa despejado, pero al fondo cae contra la tierra una lluvia fuerte, inclinada y rabiosa.

Pano
Panorámica de La Unión y cultivos aledaños.

Este es el segundo mirador, de los  más hermosos que he presenciado, después del Alto de la Cruz, en Ansermanuevo. Qué bueno disfrutar de semejantes panorámicas.

Cuando me bajé en la plaza de La Unión, hacía una brisa muy agradable; el ambiente era festivo antes de la Final de la Liga Águila: DIM 1 Cali 2. Qué pesar, pero en realidad los azucareros merecían el triunfo.

Por supuesto que apenas terminó el partido, con los caleños y vallunos de Campeones, comenzó la pólvora y la algarabía en las calles.

E
Ermita con bella vista hacia el valle.

Así que salí a comer algo y a disfrutar del carnaval que, no duró mucho, me dejaron dormir tranquilo, parece que los caleños no se la esperaban.

Dejé el morral empacado, por si tengo que dormir acá esta noche, pero la idea es visitar otros pueblos y viajar en la tarde a Pereira y de ahí hasta Medellín por la noche.

La Unión tiene un buen terminalito de transportes, sobre todo porque los despachos son contra reloj y los conductores bastante disciplinados. Por $6.800 abordé una buseta para Tuluá, desde donde continuaré viaje hasta Trujillo.

Regresé en moto desde la variante y le pedí al conductor que me subiera hasta La Ermita, una capilla antigua ubicada en un alto muy abierto.

GV
Me siento feliz observando el Valle del Cauca.

Desde allí, en horas de la tarde se divisa muy hermoso todo el valle con los cultivos verdes de caña. Algunas parejas jóvenes suben hasta allí, primero a divisar y después a disfrutar de la noche.

Una de las cosas que me ha llamado la atención en este periplo es cómo son de baratos los pasajes y la comida. El tiquete que acabo de comprar de La Unión a Pereira, para dos horas de viaje costó solo $9.700.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en «Las Unión (Valle del Cauca).»

  • el 23 agosto, 2016 a las 11:57 pm
    Enlace permanente

    Lástima que permaneció tan poco tiempo en La Unión por eso me atrevo a decir que no la conoció en su debida forma. NO habla usted de las fábricas de vinos, no disfrutó el enoturismo, no vibŕó con la.vida nocturna, ni degustó nuestra gastronomia, no conoció nuestros deportes extremos: si somos planos pero en el.relieve no en nuestro sentir. Valle es Valle…

    Respuesta
    • el 24 agosto, 2016 a las 10:47 am
      Enlace permanente

      Cierto, muchas veces no alcanza el tiempo para conocer todo lo bueno de los municipios.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.