Montenegro (Quindío).

Sábado 5 de diciembre de 2015

Cuando uno va para el Parque Nacional del Café pasa por Montenegro, pero de lado. Esta vez sí entré y me dediqué a saborear el centro de este otro municipio quindiano.

EA
Edificio de la Alcaldía en Montenegro.

 

 

En la plaza Simón Bolívar está lo más representativo: la Casa de la Cultura que ahora están remodelando, el Edificio del Café con muchas ventanas pintadas de color oscuro y la Alcaldía con tonos rojo y verde, muy llamativos.

LS
Lugareños a la sombra en el parque.

 

 

A la sombra de los árboles del parque hay mucha gente resguardándose de la luz intensa de este día soleado. Ahí cerca se levanta la estatua de un cacique.

 

Casi todos son personas de edad, como Miguel Ángel, quien luce una larga y blanca barba, como de patriarca.

PA
Vendedor de piedras de amolar cuchillos.

 

También fotografié al vendedor de piedras de amolar, que demostraba la eficacia del instrumento cortando hojas de papel casi en el aire.

 

 

La fachada de la iglesia de Montenegro es muy simple. Lo mejor es la punta de la torre que luce un reloj que no funciona y tiene el número cuatro señalado con rayas verticales.

AT
Veleta en lo alto de la torre.

 

 

En lo más alto de la torre, se ve el gallo sobre el círculo que señala los cuatro puntos cardinales. Creo que ese instrumento también está mal ubicado. Pero se ve agradable el conjunto.

FBG
Reja en forja Fundición El Buen Gusto.

 

 

Menos mal en Montenegro no faltan las casas con puertas o aleros, propios de la arquitectura antioqueña; los mosaicos antiguos y de bellos diseños en el piso de algunos negocios; las rejas en forja de curvas singulares y el par de cafeteras viejas, coronadas por águilas de alas abiertas, en los bares más emblemáticos.

CB
Cafeteras en el bar que más tintos vende.

 

 

Por último conocí la Plaza de Mercado cubierta, ubicada cerca al terminal de los camperos que viajan a las veredas.

 

CC
‘Conejo’, como se llama el caballo cochero.

Allí tuve oportunidad de fotografiar a ‘Conejo’, un caballo blanco al que hacía andar su cochero de mediana edad.

 

Bueno, ya es suficiente con lo que he visto y caminado en Montenegro.

Está bien aunque por estar tan cerca de la capital quindiana, tiene como vicios de ciudad: en el abundante comercio del centro o en el gentío que se ve en las calles.

El alcalde de Montenegro hasta el 2019 es el señor Ivaro Hernández Gutiérrez.

Este municipio tiene en total 40 mil montenegrinos, 32 mil en el pueblo y 8 mil en los campos.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *