Armenia (Quindío).

Los fundadores de Armenia fueron colonizadores paisas que desde el comienzo grabaron en sus habitantes la impronta de amabilidad, pujanza y hospitalidad que caracterizan a los antioqueños.

Antes de la fundación existía en el sitio una hacienda con el nombre de ‘Armenia’ apelativo que se le dio a la localidad.

Fachada.
Iglesia de San Francisco.

Historia partida en dos.

Desde sus comienzos, la base de la economía de la capital del Quindío ha sido el cultivo del café gracias al cual se le dio el título de ‘Ciudad Milagro’. También por la mención que el poeta Guillermo Valencia hace sobre Armenia, en una de sus elegías.

A partir del terremoto del 25 de enero de 1.999 que echó por tierra muchas edificaciones antiguas y en bareque,  la ciudad surgió de las ruinas. Y desde la tragedia, Armenia y los 12 municipios del departamento del Quindío, han sido un importante centro turístico y alma del llamado Eje Cafetero.  

Arquitectura de la Colonización Antioqueña.

La carrera 20 es la espina dorsal hacia el sur y al norte la avenida 14 o Simón Bolívar. Las calles aumentan hacia el sur o con el sufijo norte hacia Salento.

El terminal de transportes está en la Calle 35, y el parque de Bolívar, corazón de la ciudad, entre las carreras 13 y 14 y calles 20 y 21.  

La carrera 14 norte o Simón Bolívar, transcurre por la cresta de la montaña con vista a ambos lados de la cordillera.

Fiestas.

En el mes de octubre durante el puente de la raza, se celebra en Armenia el ‘Reinado de la Chapolera’, en homenaje a las campesinas que se especializan en recoger los granos maduros en los cafetales.

Como parte de la fiesta se hace el ‘Desfile del Yipao’, aquellos camperos Willys que tradicionalmente recorren caminos veredales cargando bultos de café, trasteos o cualquier otro peso excesivo. Solo carros tan fuertes como los cuatro por cuatro americanos son capaces de recorrer caminos pantanosos o cuestas inaccesibles para un vehículo corriente.

Yipao.
Trasteo en ‘Yipao’.

Los conductores son tan avezados que durante el desfile hacen piruetas y exigen hasta el límite a sus potentes máquinas, para disfrute de armenios y turistas.

Plaza de Bolívar.

El corazón y punto de partida para quienes visitan la capital quindiana, lo constituye la Plaza de Bolívar. Allí se concentran monumentos tan enraizado en el corazón de los armenios como la Catedral de la Inmaculada Concepción, de arquitectura moderna y posterior a la tragedia de 1.999.

Catedral.
Catedral de diseño moderno.

También se ubica en el centro de la ciudad la Iglesia de San Francisco de Asís,  cuyo frontis no es gran cosa, aunque sí monumental y de dos torres encumbradas.

Lo valioso del templo franciscano es su interior en ladrillo de diferentes grados de cocción e imponente cúpula.

Templo.
Interior de la iglesia.

Cafeterías, restaurantes y bares rodean la Plaza de Bolívar en donde visitantes y contertulios disfrutan de un buen café y agradable conversación al aire libre o con vista a la plaza.

Otros sitios de interés.

En los años 70 el artista Rodrigo Arenas Betancur esculpió para la ciudad su obra ‘Monumento al Esfuerzo’ con la cual se pone de presente el empuje del pueblo quindiano.

Escultura.
Escultura de Arenas Betancur.

El Museo del Oro del Banco de la República es otro atractivo cultural en el centro de la ciudad, diseñado por el famoso arquitecto bogotano Rogelio Salmona.  

La colección alberga piezas muy valiosas de la cultura Quimbaya, tanto de orfebrería como vasijas y objetos de barro, elaborados por alfareros pre-hispánicos.

En la carrera 19 con calle 29 tiene asiento la antigua Estación del Ferrocarril, de estilo republicano, construida en 1.927 y declarada Patrimonio Nacional en 1.989.  

Estación.
Antigua Estación. (Foto Of. de Turismo).

Alrededor de la Estación se constituyó el Centro Cultural Metropolitano con Biblioteca, Auditorio para eventos y oficinas municipales.

Para quienes prefieren disfrutar de la naturaleza, el Parque de la Vida es un lugar ideal. Con ocho hectáreas saturadas de árboles, jardines, senderos y variada vista de pájaros.

Durante las fiestas navideñas, los alumbrados decembrinos se concentran en el Parque de la Vida.

Alumbrado.
Foto: Luis Manuel Jiménez.

Influencia paisa.

Tanto en la arquitectura como en la gastronomía, es evidente el arraigo de la cultura antioqueña entre los armenios.

A pesar del terremoto del 99, todavía algunas construcciones conservan el estilo de la Arquitectura de la Colonización Antioqueña, con colores vivos, baldosas de variados diseños, chambranas en macana, zaguanes que hacen eco a las pisadas, persianas en madera y cubiertas en teja de barro.

Lo mismo para la gastronomía: en Armenia también se sirve la bandeja paisa. El desayuno con frecuencia es un ‘calentao’ con fríjoles del día anterior, arepa y chocolate.

Desayuno.
Huevos, arepa y tajadas.

En lo que no ha sido modelo la ciudad de Armenia es en los gobernantes que ha tenido.

2005-2007 David Barros Vélez (Condenado en el 2019 a 20 años de prisión).

2008-2011 Ana María Arango Álvarez (Destituida e inhabilitada por corrupción por 15 años).

2012-2015 Luz Piedad Valencia (Condenada por corrupción a 6 años de prisión).

2016-2018 Carlos Mario Álvarez (Renunció cuando lo enviaron a prisión por corrupción).

2018-2019 Óscar Castellanos Tabares (Encargado por el gobernador).

2020 a diciembre 2023 José Manuel Ríos (Actualmente con imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento por corrupción).

Acá habitan en total 280.000 armenios, 273.000 en la ciudad y 7.000 en las pocas veredas.

Sábado 7 de diciembre de 2019

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.