San Jacinto (Bolívar).

Lunes 21 de septiembre de 2015

Por mil pesos, una moto me llevó desde la troncal del norte, cerca a la ciudad heroica, hasta el centro del pueblo, de paso por las modernas instalaciones de la sede regional de la Universidad de Cartagena.

HG
Homenaje a los Gaiteros de San Jacinto.

Algo para admirar al entrar al casco urbano, es el Parque de los Gaiteros, un espacio agradable, donde se exhiben fotos de quienes han sido los mejores músicos de San Jacinto.

Desde cuando uno ingresa a la plaza, siente que se encuentra en un pueblo diferente, de buen gusto y con algunas edificaciones antiguas bien conservadas.

No obstante, la iglesia apenas se termina, la torre aún está sin revocar. Se trata de un templo triangular moderno, sin mucho para ver.

CT
Casas tradicionales usadas como vallas.

Esta época no es favorable para admirar las casas tradicionales, pues muchas están llenas de publicidad política con miras a las elecciones de Alcalde y Concejo que se llevarán a cabo pronto.

En el marco de la plaza hay dos edificaciones antiguas imperdibles: la casona de dos plantas que actualmente sirve de sede al SENA, y la otra edificación con hermosos mosaicos en el piso, donde se exhiben piezas arqueológicas de las culturas pre-colombinas que habitaron los Montes de María.

CM
Casa colonial, sede del Museo,

Gracias a una funcionaria que abrió el Museo en hora de almuerzo, pude recorrer las salas y admirar las piezas en barro y algodón, que hablan muy bien de la riqueza cultural de San Jacinto.

Rodillos, piedras de moler, tinajas, vasijas de barro, copas, filtros y fotos de telares manuales están muy bien exhibidos y mejor conservados.

También se rinde tributo a gaiteros famosos como Toño Fernández y los hermanos Lara. Incluso se observa la manera como se fabrican las gaitas y tamboras, de manera artesanal.

PM
Piedras de moler y bello mosaico antiguo.

Valió la pena ingresar al ‘Museo Comunitario de San Jacinto’. En esa edificación funcionó antes la Alcaldía Municipal, que ahora tiene una sede moderna, que apenas se termina.

A esta hora pasan varias motos que llevan no solo uno, sino de a dos parrilleros. Generalmente estudiantes a los cuales todas las tarde recoge el papá o el tío en la moto y los regresa a la casa. Pero me llamó la atención que fueron como siete las motos cargadas de esa manera las que vi pasar, y claro, ninguno llevaba casco protector.

Afuera el sol es inclemente, pero el ambiente brillante y acogedor me fascina. Para almorzar elegí un restaurante donde me sirvieron, por $7.500 un rico menú con sobre-barriga asada.

PS
Parque sombrío para aliviar el calor.

El parque principal de San Jacinto, a las dos de la tarde, en medio de bochorno del medio día, es el mejor lenitivo para tanto sofoco. Algunos lugareños pasan allí las horas, en los quicios de cemento o las sillas mono-block.

Y no podía faltar la foto de este viajero, sentado en cómoda silla de tablas y herrajes.

TM
Mochilas tejidas a mano.

Por mil pesos una moto-taxi me sacó de nuevo hasta la troncal, en donde recorrí los puestos de venta de hamacas de algodón, sombreros de caña flecha, totumos secos para decorar espacios, mochilas guajiras, mantas, etc.

Al comienzo de la exhibición, se ve la escultura de la tejedora de hamacas.

No es la más hermosa, pero sí una obra ideal para conocer la manera como de pie, trabajan las artesanas en los Montes de María.

TH
Escultura de la Tejedora de Hamacas.

El calor ha sido tal que un litro de agua que me ofrecieron en el bus, lo bebí de una.

Menos mal el transporte en el que viajo a Turbana, tiene aire acondicionado y ventanas panorámicas a través de las cuales admiro el paisaje.

A mitad de camino atravesamos el puente amarillo que cruza el Canal del Dique.

Y antes de Turbaco, me encuentro con urbanizaciones y barrios campestres.

CD
Puente sobre el Canal del Dique.

Seguramente muchos cartageneros prefieren vivir en este pueblo cercano, fuera de que la Internet permite trabajar desde la casa sin tener que desplazarse todos los días hasta las ciudades.

San Jacinto no ha tenido buenas administraciones en el pasado. Se espera que el nuevo alcalde: Abrahan Antonio Kamell Yaspe asegure mejores tiempos para los 21.500 sanjacinteros.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *