Tengo 55 años, mi cuerpo 69.

Edad de júbilo.

En el 2004 comencé a viajar por Colombia y desde entonces mi edad psicológica se detuvo en aquel 30 de abril cuando trabajé por última vez e inicié un ciclo de experiencias por todo el país: la mejor etapa de mi vida.

RE
Importancia de los registros escritos.

Hace 14 años comencé a crecer como persona a la misma velocidad a la cual mi cuerpo envejecía.  La edad cronológica de mi organismo siguió avanzando pero mi ‘Yo’, se estacionó en los 55 años.

Ahora me siento libre y más convencido de mis sueños. Porque uno envejece cuando deja de soñar y es ahora cuando más objetivos tengo en la mira.

Mi blog de viajes, con más de 670 publicaciones y los mil municipios de Colombia visitados, serán parte del legado que dejaré a futuras generaciones.

Porque ‘Lo importante no es cuántos kilómetros has recorrido, sino qué huella has dejado’.

Como mochilero, es ahora cuando estoy viviendo el riesgo, la osadía, la capacidad de adaptación a circunstancias diversas y cuando he aprendido como nunca a tomar decisiones sin miedo, es más, con intrepidez y valentía.

PF
Viajar es mi pasión, mi felicidad.

Me he conocido más, gracias a los viajes, a los retos continuos, a las circunstancias inesperadas. Todo eso lo afronto con entusiasmo y me fascina.

Y lo que más me asombra es la capacidad que he adquirido en los viajes para sobreponerme a las dificultades.

Cada vez me siento más satisfecho conmigo mismo, crezco como persona y he adquirido una disciplina para trabajar, de la que yo mismo me admiro.

Capacidad de asombro intacta.

Los recuerdos que tengo de mi infancia y juventud no son muy agradables. En mi niñez vivíamos en medio de familias acomodadas pero la nuestra era una situación precaria, difícil.

Hoy le agradezco a la vida haber tenido una juventud con tantas limitaciones. Ahora disfruto de las cosas pequeñas, nada nuevo deja de asombrarme: las innovaciones tecnológicas, una noche de luna llena, un roscón de guayaba recién horneado, la lluvia que reverdece los campos, una flor, un bebé de ocho meses, sonriente y ‘babietas’, al cual momentáneamente adopto como mi nieto.

CA
En los viajes: entusiasmo y la capacidad de asombro.

Vivo con tanto entusiasmo, tengo tanta energía espiritual que es ahora cuando disfruto con ardor lo que no viví en la juventud. Rejuvenezco cada día al mismo tiempo que mi cuerpo pierde fuerzas, mis funciones se debilitan, ya no le intereso a ninguna mujer y me estoy enamorando de mí mismo.

Mi cuerpo continúa en declive, pero eso poco importa, a no ser para las revisiones médicas de rigor, a fin de conseguir lo que todos los días le pido a Dios: Vivir saludable y feliz muchos años más.

Casi siempre estoy silbando, me carcajeo a solas, a veces canto y a veces lloro.

C
Nada más cierto.

Con frecuencia me burlo de este cuerpo sesentón: cuando abro el microondas por abrir el gabinete, porque no resisto estar de pie o si tengo que sentarme 3 minutos antes de levantarme de la cama.

Quererme mucho, disfrutar y valorar lo que hago: esa es la mejor defensa frente a los achaques de la vejez: espíritu positivo, valorar las riquezas que tengo: salud, familia, de qué vivir, libertad, independencia… y olvidarme de las pequeñas cosas que faltan.

Ser bondadoso.

En otro sentido, recientemente he aprendido a ser altruista.

Me esfuerzo por ser bondadoso, permanentemente emito vibraciones de paz, amor y alegría que mejoran el ambiente que me rodea. Sobre todo en los últimos meses cuando he descubierto que la verdadera felicidad está en el servicio a los demás, especialmente a los más débiles y olvidados.

Ese descubrimiento comenzó hace más de un año cuando publiqué en la sección Tips de Viajes, una entrada que recomiendo leer ahora: Saludar y ser comedido.

Cuando era joven aspiraba a cambiar el mundo. Ahora me concentro en hacer mejor ‘mi pequeño mundo circundante’: el de los vecinos, amigos, familiares.

‘Si no sirves para servir, no sirves para vivir’. Esta frase que conocí hace algunos años, me parecía retórica barata… hasta ahora, cuando la vivo y entiendo que así debe ser.

En síntesis:

En estos 14 años como viajero, he aprendido que el cuerpo envejece sin control, pero el corazón puede mantenerse joven, si uno se lo propone.

Que los viajes son la mejor manera de mantener viva la capacidad de asombro y disfrute de cosas sencillas.

Y que si queremos cambiar la política, el país, el mundo, lo ideal es mejorar nuestro mundo con pequeñas obras de bondad y rectitud.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

8 comentarios en “Tengo 55 años, mi cuerpo 69.

  • el 6 junio, 2018 a las 1:05 am
    Permalink

    buenos dias, me gustan tus textos porque vienen desde el corazon. Tambien soy una viajera y escritora bloggera, no tan disciplinada como tu. Mi blog es: https://blog.knowmadsfamily.es/ y yo estoy viajando por todo el mundo.

    Justo ahora estoy terminando mi segunda vuelta al mundo visitando a tu pais. Estoy en Bogota con la intencion de llegar a Medellin. No se por donde estas ahora mismo y si podriamos vernos e intercambiar las opiniones.

    Respuesta
    • el 7 junio, 2018 a las 6:47 pm
      Permalink

      Ahora estoy en Medellín, este fin de semana en Santa Fe de Antioquia. Sí me encantaría que compartiéramos experiencias. Estaré atento a su llegada a Medellín.

      Respuesta
  • el 19 septiembre, 2018 a las 12:20 pm
    Permalink

    Felicitaciones Germán. Esa es la filosofía que hay que tener para pasar nuestros últimos años. Que sigas disfrutando de tus viajes, que nosotros, tus lectores, seguramente nos sentiremos inspirados a seguir el camino de manera semejante. Por lo menos, así es para mí. Muchas gracias.

    Respuesta
    • el 19 septiembre, 2018 a las 4:51 pm
      Permalink

      Hombre sí, en estos días me sentía orgulloso de ser pionero: no conozco otra persona que conozca mil municipios de Colombia. En el futuro tú y muchas más personas seguirán mi ejemplo. Gracias. Saluods

      Respuesta
  • el 25 enero, 2019 a las 10:34 am
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con tu filosofía de vida y forma de verla. Me identifico con Vos ojalá y muchos más hicieran lo que haces y pensaran de igual manera. un gran saludo y sigue con tus viajes.

    Respuesta
    • el 28 enero, 2019 a las 7:07 pm
      Permalink

      Gracis Alejandrino, no dejan de animarme sus palabras, saludos.

      Respuesta
  • el 17 mayo, 2019 a las 6:35 pm
    Permalink

    Excelente Felicitaciones.

    Respuesta
    • el 18 mayo, 2019 a las 10:49 am
      Permalink

      Gracias Andrés, saludos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *