Cáqueza (Cundinamarca).

Jueves 12 de noviembre de 2009:

Esta carretera de Bogotá a Villavicencio, aunque es bien amplia, es muy pendiente y tiene curvas donde se advierte del peligro a los camioneros.

FI
Frontis iluminado de la iglesia de Cáqueza.

Cáqueza tiene buen movimiento comercial. Es agradable a pesar que solo el parque es plano. Ahí cerca venden la especialidad del pueblo: Pan de Sagú a 400 pesos, una especie de pandebono, pero de sagú. En mi concepto, no es nada del otro mundo.

Cáqueza es famoso por sus ‘Piquetes Caqueceños’. Y hay piqueteaderos en las aceras de la plaza principal. Es divertido detenerse a ver partir las porciones de esa morcilla negra y brillante, recién cocida y carnes fritas muy provocativas que acompañan con papa criolla o sabanera.

CP
Ceiba que da sombra en el parque.

El que más vende es ‘El Compadre’, donde la dueña me identificó cuando le pedí que me vendiera solamente 10 centímetros de morcilla.

‘Paisa tenía que ser’,

exclamó la comadre cuando me cortó el pedido por mil pesos, diferente a los demás clientes que compran para llevar de cuatro mil pesos en adelante, en paquetes con picada de costilla, espinazo, chicharrón y carne de cerdo.

Ah, eso sí: yo no respondo si mañana almuerzo en uno de estos piqueteaderos,  para compensar los días anteriores cuando he comido abundante ensalada de tomate, lechuga, cebolla y cilantro. Pero es que ¿quién se resiste a esa tentación?

El famoso ‘Piquete Caqueceño’ no es caro y uno lo puede pedir a su gusto.

EA
Edificio de la Alcaldía de Cáqueza.

Sobre el costado oriental del parque está la alcaldía en un edificio de cuatro plantas, antiguo y funcional. Detrás y abajo se ubica la Cárcel.

El parque central tiene una gran ceiba en el centro, pero no está muy poblado de árboles. La mayor parte del espacio la ocupa una gran explanada de cemento que sirve para actos públicos.

Los caqueceños se sienten muy orgullosos de su iglesia. Y en verdad tiene un frontis agradable e imponente.

En muchos negocios se aprecia una foto o afiche del templo parroquial pintado de color rojo fuerte.

II
Imponente iglesia de la Inmaculada Concepción.

Hacia el norte y en la parte baja de Cáqueza está el Barrio Rafael Núñez. Allí existe una plazoleta con un hermoso curazao de color rojo muy florecido y una cancha múltiple. Un niño iba feliz luego de cazar un pajarito en el nido.

NP
Niño caqueteño con pichón de pájaro.

Algunas mujeres cabeza de familia jugaban Basket Ball. ¿Dónde están los hombres? Definitivamente las mujeres son de más arranque que nosotros.

Luego anduve por la Casa de la Cultura Eduardo Carranza, con una biblioteca solitaria. En seguida están el orfanato en donde antes hubo un convento y a continuación el Colegio María Auxiliadora. Los sábados algunas universidades dictan clases en sus instalaciones.

Hacia el occidente se ven unos cerros preciosos que coronan la cordillera. En uno de ellos se distingue, el monumento a la Virgen desde donde la vista sobre el pueblo en horas de la tarde debe ser preciosa.

Lástima que ese mirador está bastante encumbrado, pero más abajo y sin trepar demasiado, la vista no debe ser mala.

CV
Atardecer sobre el cerro de la Virgen.

Por la noche se ve muy iluminada la imagen de la Virgen. Como también iluminado permanece en las primeras horas de la noche, el frontis y la cúpula de la iglesia parroquial.

La iglesia de la Inmaculada Concepción de Cáqueza es grande y bonita. El exterior del templo lo fotografié muy bien desde el tercer piso en donde funciona la emisora de Cáqueza.

CA
Columnas y arcos de la iglesia.

En su interior la iglesia tiene un altar de mármol con la imagen de la Virgen en el centro del presbiterio.

El color granate del fondo del altar le da un aspecto elegante y destacado.

Hay tres naves con arcos soportados sobre columnas cuadradas y macizas. La Cúpula central es bien alta pero poco decorada.

El piso tiene un mosaico antiguo y de diseño único. Este es un templo típico del estilo romano con plano en forma de cruz.

Contiguo a la iglesia está la Casa Cural que engalana la plaza con sus ocho arcos de medio punto delante de un corredor frontal.

CC
Fachada en arcos de la Casa Cural.

El atrio, que está seis metros arriba del parque permite contemplar en detalle todo lo que ocurre en la plaza, en esta clara tarde veraniega.

Frente al atrio hay cuatro árboles de ocobo para mi fortuna, por estos días, decorados con esas flores rosadas tan hermosas.

Algunos chicos juegan ‘la lleva’ mientras que los más grandes chutan un balón de fútbol.

MP
Edificios en el marco de la plaza.

Sin ser un pueblo muy hermoso Cáqueza tiene swin, hay ambiente y es un municipio con movimiento y un clima medio delicioso. Es el sitio ideal como antesala a los calores del Llano.

El café con leche de la Panadería Alfrespan es lo mejor. En pocillo grande y por mil pesos quedó perfecto cuñado con un pan de 200.

Como en la plaza no hay  ningún café que tenga mesas afuera, le pido autorización a la empleada para disfrutar la bebida en una de las bancas del parque.

Qué delicia, cómo me supo de bueno a pequeños sorbos, viendo pasar la gente, mientras admiraba la iluminación de la iglesia y comprobaba cómo el marco de la plaza tiene pequeños edificios modernos que alternan con casas de techos bajos.

NM
Cuadro de natilla con mermelada a mil.

Cuando entré a la  ‘Cafetería y Panadería El Oasis’ me sorprendió la cantidad de clientes comiendo de lo mismo: Natilla de Azúcar. Es la especialidad del negocio y la venden en bandeja y cuchara desechables por solo mil pesos.

Un cuadro grande de natilla blanca bañado con colada de arequipe y dulce de mora, fue mi ‘pecado’ del día.

Pero lo mejor para mi conciencia y mi organismo es que, nada es hostigante, todos los componentes del postre son más bien simples. Por el valor del producto y la concurrencia a esta hora de la noche, se ve que los dueños de la cafetería prefieren vender volumen a incrementar el precio. Muy bien.

Solo me faltó subir por la parte de atrás de la iglesia a la capilla de Santa Bárbara desde la cual la vista sobre el pueblo en horas de la mañana debe ser bastante agradable.

Madeyros y Hollygans son las discotecas principales ubicadas sobre el marco de la Plaza. Me asomé a Madeyros y está bien.

CB
Curazaos cerca a la cancha de baloncesto.

El alcalde de Cáqueza hasta el 2019 es el señor Guillermo Gutiérrez Cruz. Este pueblo tiene 6.500 habitantes en el casco urbano, en tanto que en los campos viven 10.000, para un total de 16.500 habitantes en todo el municipio.

Contiguo a la iglesia de Cáqueza hay un inmenso parqueadero habilitado ahora como Terminal de Transportes. Allá se cogen busetas para todos lados, muy recursibo y más central, imposible.

Allí abordé bus para la capital del Meta.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.