El Molino (La Guajira).

Jueves 27 de octubre de 2016

Cuando escucho hablar de algún pueblo de La Guajira, como que pienso en desierto o corro por el vestido de baño.

TP
Torre del templo parroquial.

Pero El Molino es caso aparte, está ubicado al sur del departamento, entre la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta.

Así que más bien debemos alistarnos para escuchar vallenatos, porque El Molino es ‘tierra de cantores’.

T
Tarima a la entrada a El Molino.

El conductor que me trajo desde Barrancas vive en El Molino y por eso a mí y a otro pasajero nos dio trato preferencial. Es un tipo chévere que me dio la información completa respecto a su patria chica.

Hubo mucha lluvia durante el camino y cerca a nuestro destino casi atropellamos a un motociclista que se desplazaba sin luz en el stop. Siquiera no pasó nada.

P
Un pueblo deseoso de Paz.

Se ve bien El Molino, me gusta, a la entrada tiene una gran avenida con separador.

Difícil hospedarse.

El chofer me dejó frente al mejor hotel del pueblo en donde en principio me pareció costoso el hospedaje para solo una noche.

Había otra opción: la casa de La Negra, pero tiene arrendada la única pieza.

De nuevo comenzó a caer agua. Trato de no preocuparme, alguna solución habrá, así sea yéndo de casa en casa.

CC
Jardín en las afueras de una casa campesina de El Molino.

No es la primera vez que vivo una situación de estas y por eso trato de no llegar de noche, a ningún destino donde vaya a dormir.

Le pregunté por alojamiento a tres moto-taxistas, pero no me dieron ninguna esperanza.

La señora que vende las empanadas me llevó hasta la casa donde vive la administradora del Hotel Diosejmar. Queda demostrado cómo es de querida la gente en los pueblos.

EB
‘La Represa’ es un excelente balneario ideal para un día caluroso.

Al fin la administradora aceptó cobrarme una tarifa más acorde a mi presupuesto, por una habitación amplia, con baño, sin aire acondicionado ni ventilador. Menos mal la noche de hoy está fresca.

Viernes 28 de octubre de 2016

Al salir al pueblo estuve conociendo el colegio Ismael Rodríguez Fuentes, a la entrada a El Molino.

CHR
Parque frente al Colegio Ismael Rodríguez Fuentes.

La Represa.

Ayer el Secretario de Educación del municipio me habló bien de ‘La Represa’, un reservorio de agua en donde se bañan los molineros los fines de semana.

Así que lo primero este viernes fue contratar una moto-taxi para que me llevara a ese sitio, a cuatro kilómetros del pueblo.

EF
La Represa: sitio de encuentro familiar los domingos.

Y sí, al río le construyeron un muro de contención para formar un charco en donde se divierten los lugareños.

Pero lo que más me gustó fue el sendero que conduce hasta ‘La Represa’.

DN
Diseño natural de gran belleza.

Un camino verde, con algunas casas y grandes rocas caídas de lo alto a las cuales decoran plantas silvestres que, la abrazan como queriendo que no se vaya.

CH
Casa de hormigas que parece un volcán.

También fotografié paredes de bareque, cercos de tablas o palitos y árboles de amplio follaje y espesa sombra.

Y lo que más admiré, unos hoyos a manera de volcán, de los que construyen las hormigas y que eran la sensación cuando era niño. Me encanta constatar la laboriosidad y eficiente trabajo en equipo de esos insectos.

Pueblo tranquilo.

En el centro de El Molino provoca estar. Al rededor de la plaza solo hay residencias, nada de establecimientos comerciales.

Un árbol de caucho semejante al más bello de Colombia, que empieza a echar cogollos hacia el suelo para sostener sus ramas de gigante, es el principal atractivo del parque.

PP
Hermoso parque principal de El Molino.

El Molino es un pueblo sosegado, con poco comercio: casi no encuentro en dónde desayunar con café y huevos.

Mañana sábado cumple años la alcaldesa María Isabel Zabaleta; los funcionarios de la administración le han preparando un desayuno sorpresa en seguida de la alcaldía.

AM
Empleados de la Administración Municipal de El Molino.

Templo colonial.

TP
Altar principal del templo parroquial.

Faltaba fotografiar el templo de San Lucas, de estilo colonial. Como estaba cerrado, averigüé en el despacho parroquial y con unas vecinas, hasta cuando se comunicaron con Cleider, el seminarista que al momento vino con la llave de la puerta eclesial.

A finales de abril se celebran cada año las Fiestas Patronales en honor de la Virgen del Rosario, protectora del pueblo.

Hacia las nueve de la mañana abordé un colectivo que me llevará hacia Villanueva.

Buscando un segundo pasajero pasamos por las modernas instalaciones del Hospital y la oficina de Víctimas del Conflicto Armado.

Acá habitan en total 7.000 molineros, 5.500 en el pueblo y 1.500 en los campos.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *