Galeras (Sucre) 1/2

Lunes 18 de diciembre de 2017

Procedente de Pinillos y Magangué llegué a Galeras, pueblo asentado en una planicie a 50 kilómetros al oriente de Sincelejo.

IC
Iglesia de la Concepción.

En dos ruedas.

El viaje desde ‘Barranco de Yuca’ en la moto de Ezequiel fue lo más de entretenido y seguro. Antes de salir amarré el poncho de algodón alrededor de mi rostro, para protegerlo de los rayos del sol.

A esta hora la estrella tutelar nos mira de frente y si no tuviera el trapo puesto, seguramente en la noche me ardería la cara.

BP
Bien protegidos del sol.

A mitad de camino me hice fotografiar envuelto con la tela que me hace irreconocible, como a cualquier bandolero.

Aprovechamos la parada para comer de las panochas tan rica que compré en Pinillos. De masa esponjosa y buen sabor, el relleno de coco con azúcar hace babear al menos mecatero.

PC
Panochas de coco.

La carretera es destapada, con algo de polvo sobre todo hasta ‘Cuatro Vías’, pero con paisajes de ensueño y arreboles rojos al final de la tarde.

Cómo es de placentero viajar en moto por carreteras veredales a esta hora del ocaso.

AC
Árbol centenario.

Una ceiba gigante fue de las muchas cosas bellas que admiré durante el recorrido.

El ganado que busca entre el pasto seco los cogollos más tiernos, las aves que regresan a sus dormitorios con los buches inflados, árboles de follajes variados, los cercos de matarratón especie que por acá tiene las ramas de color crema, en fin, todo tan natural e inédito que vale la pena disfrutarlo.

PA
Plaza abierta.

Desde cuando llegué a Galeras, me gustó este pueblo espacioso y ordenado. El problema es que a pesar de ser una localidad grande y con buen movimiento comercial, aquí no hay hoteles, los pocos visitantes que llegan a la zona se hospedan en casas de familias conocidas.

Hablando con un galerano sobre la falta de hoteles en su pueblo, me decía que no hay demanda de habitaciones, pero como tampoco hay oferta… La demanda se puede crear, una vez se tengan las camas.

La Algarroba.

En los primeros días de cada año, se celebran en Galeras las ‘Fiestas de la Algarroba’, el árbol insignia del municipio.

Como parte de la celebración los galeranos elaboran ‘Cuadros Vivos’: instalaciones donde se expresan costumbres, historias o añoranzas de las comunidades.

FA
Fruto de Algarroba.

Es una fiesta tan original y auténtica que vale la pena perfeccionar y planear con más tiempo.

En medio de escenarios artísticos, los participantes de cada cuadro permanecen inmóviles a la vista de coterráneos y visitantes.

CindyP nos ofrece un video de siete minutos en el cual  nos damos cuenta de la manera como se preparan y seleccionan los mejores ‘Cuadros Vivos’ durante las Fiestas de la Algarroba.

https://www.youtube.com/watch?v=MLqFQaSllHc

En el centro de Galeras se llega a un amplio parque central de forma irregular donde se ubican la Iglesia de la Inmaculada, la Alcaldía, la Casa de la Cultura, los juzgados y el supermercado ARA.

TV
Tiempo de verano.

Las pequeñas aves que anuncian el verano, disfrutan del calor posándose en la manga, el libro o el sombrero del Padre García, un recordado cura párroco de Galeras cuya escultura decora el atrio de la iglesia.

Pueblo sin hoteles.

En la casa del señor Néstor no me pudieron recibir y la otra casa-hotel ya tenía suficientes huéspedes. Quedaba solo el hospedaje de la vieja Ester.

La bendita no quiso interrumpir el juego de póker para mostrarme las habitaciones, sino que delegó esa función en el empleado.

CC
Casa de la Cultura.

Qué piezas tan desagradables, con taza del baño como las que se ven en películas de Tailandia o Vietnam: solo la taza, sin tanque al lado. A cambio una caneca y totuma para echarle agua a la taza cuando sea necesario. Y lo peor, ninguna de las habitaciones tiene lavamanos o espejo.

Es el hotel más incómodo en el que he estado en los últimos 13 años. Por $15.000 la vieja Ester me arrendó una habitación que, menos mal, tenía cama cómoda, tendidos limpios y ventilador silencioso.

Estaba tan cansado después del viaje nocturno desde Medellín, que dormí derecho hasta las cuatro de la mañana.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *