Gómez Plata (Antioquia).

Viernes 5 de septiembre de 2014

Al norte de Antioquia se encuentra Gómez Plata un agradable municipio que debe su nombre a Juan de la Cruz Gómez Plata, el obispo nacido en Barichara que a principios de 1.800 tuvo a su cargo la Diócesis de Santafé de Antioquia.

TP
Templo parroquial de Gómez Plata.

A Gómez Plata se le conoce como ‘Tierra de la Cordialidad’. Y es uno de los principales productores de energía en el departamento de Antioquia, gracias a los ríos que atraviesan su territorio.

Por eso en Gómez Plata se celebran dos efemérides importantes: en el primer puente de noviembre: las ‘Fiestas de la Cordialidad’ y, en el segundo puente, las ‘Fiestas del Agua’ en el corregimiento de El Salto.

El Salto.
El Salto, corregimiento de Gómez Plata.

Adelante de Porce, tomamos la carretera que va a Gómez Plata. Es un tramo en ascenso suave. Se ve hermoso todo ese verde de los bosques vírgenes o los potreros con ganado.

K
Kiosco en el parque.

La cabecera municipal.

A Gómez Plata se llega cuando uno menos piensa, no hay vista panorámica previa, sino que de un momento a otro se encuentra uno recorriendo las calles del pueblo.

M
Homenaje a los mineros.

La plaza de Gómez Plata es muy plana y las calles trazadas en cuadrícula.

El parque posee un pequeño oasis de árboles y el kiosco de material con mesas afuera. En las noches la iluminación es mínima, la próxima administración debería remodelar ese espacio público.

Las luminarias que colocaron por ejemplo en el parque de Santa Fe de Antioquia, son perfectas para este tipo de espacios: eficientes y discretas al mismo tiempo.

En el centro del pueblo se observa la escultura en honor al minero. Una mujer desnuda corona el arco de cemento.

En la plaza averigüé cómo subir al cerro cercano con una panorámica única. En la cima hay una casa finca y un sembrado de tomate de árbol.

Por la vía al matadero, en una moto potente, llegué hasta lo alto del morro acompañado del moto-taxista quien esperó a que yo tomara algunas fotografías.

Pano
Panorámica del casco urbano de Gómez Plata.

Los 12 perros que salieron a recibirnos, ladrando y mostrando sus dientes, no nos mordieron, gracias al conductor.  Por mí no hubiera entrado; estaba que me orinaba del susto. Lo que se me ocurrió fue el ‘modo estatua’ y, con palabras y mucha energía mental, tratar de convencer a los canes que éramos gente de bien.

AC
Alto de la Cruz, sitio de peregrinación.

En cambio el moto-taxista avanzó sin inmutarse con gran determinación hasta cuando después de darle una vuelta a la casa apareció el dueño del predio, un patriarca de cara ancha y barba blanca, que nos dio permiso de rondar su finca.

‘Cuando un perro lo va a morder a uno le manda el guascazo de una, sin ladrar dos veces’, me explicó con toda razón el conductor de la moto.

IT
Interior del templo parroquial.

La ventaja de alquilar, en vez de tener carro o moto, pensaba yo.  No solo dispone uno de un vehículo, sino de un conductor que, además es compañero y guía.

De nuevo en el centro de Gómez Plata entré a conocer la iglesia de Nuestra Señora del Carmen. No es gran cosa. Por fuera tiene forma triangular y una empinada torre cuadrada.

Como todo el techo está cubierto en madera, el color café la hace ver oscura y lúgubre.

GP
Gran pendiente.

El plato típico en Gómez Plata es el pan de maíz que preparan muy rico en las panaderías  más tradicionales.

Hacia el corregimiento de El Salto.

Adelante de Gómez Plata nos desviamos a la derecha por una carretera destapada por la vía del Guayabo, que lleva hasta El Salto.

El Salto es un corregimiento de Gómez Plata con una sola calle. Hoy se ven muchos campesinos en tiendas de abarrotes o de cerveza.

De allí a las instalaciones de EPM son solo unas ocho cuadras.

Dejamos el bus en el centro y recorrimos a pié los 200 metros hasta llegar al teleférico.

TF
Uno de los teleféricos más pendientes del mundo. Abajo la Casa de Máquinas.

Eran las once de la mañana cuando me subí al aparato, después de pagar el ficho de 100 pesos (sí, solo una moneda de cien), que da derecho a hacer diez viajes dobles.

El cielo está libre de nubes. Hace un calor de mil demonios. Este teleférico fue construido en 1.962 y tiene capacidad para 12 pasajeros.

Funi.
Funicular a través del cual se transporta la carga.

La carga se transporta en el funicular o malacate contiguo, que tarda 45 minutos en subir o bajar. En teleférico, en cambio, el recorrido demora solamente 5 minutos.

El teleférico baja o sube 565 metros de cota a una velocidad de 4.4 metros por segundo. La longitud horizontal es de 730 metros. Es uno de los teleféricos más verticales del mundo.

C
Cascada a un lado de los tubos.

Al llegar a la base, uno siente la diferencia de clima con respecto al terminal de El Salto.

Acá en Casa de Máquinas la temperatura es caliente, máxime en este día de verano.

El Salto es una localidad pequeña. Los domingos llegan los labriegos a hacer el mercado en el centro del corregimiento.

A esta hora un campesino le cambia herraduras a su caballo antes de regresar a la vereda.

H
Campesino prepara la bestia para el regreso a casa.

A las tres de la tarde salimos hacia Medellín. Qué fortuna haber venido en un día tan bello como este. Todo se aprecia abierto y refulgente.

CM
Casa de Máquinas, ya en clima cálido.

Cerca a Medellín, sobre la autopista norte me impresionó gratamente la cantidad de árboles que sembraron en el separador, muchos de ellos son ya arbustos grandes; qué bueno que se reforeste esa zona.

Sobre todo porque plantaron árboles escogidos, como guayacanes rosados y amarillos, que en pocos años engalanarán la vía, de qué manera.

El alcalde de Gómez Plata, hasta el 2015 fue el señor Mario Restrepo Pérez. Y hasta el 2019 Luis Guillermo Pérez Echeverri.

En este municipio habitan en total 11 mil gomezplatenses, repartidos por partes iguales en el casco urbano y en las veredas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *