Guaca (Santander) 2 / 2

Tesoro escondido.

El término ‘Guaca’ se refiere a ‘tesoro escondido’ o ‘al pie del cerro’. Y es que este pueblo se encuentra en la base de una gran montaña ubicada detrás de la iglesia parroquial.

Como en estos días se celebró la fiesta del Corazón de Jesús, la imagen que está a la entrada y en un alto tiene el pedestal recién pintado con los colores de la bandera nacional.

Parroquia.
Casa cural grande y útil.
Tejido.
Hombre tejiendo.

Muy bella la plaza central de Guaca, con la iglesia de Nuestra Señora del Socorro y la casa cural en la parte alta. Lo que me llamó la atención fue ver ancianos haciendo manualidades en los corredores de la casa sacerdotal. Qué bien. Generalmente uno encuentra la residencia del cura párroco, completamente inutilizada a pesar de ser una mansión gigantesca y la mejor casa del pueblo.

El templo de Guaca de dos torres bajas y pintado de blanco, se ve bien. Por dentro tiene un altar central con seis columnas y el resto de la iglesia exhibe una decoración sencilla. En el altar principal y lo alto de las naves se observan vitrales coloridos. Lo mejor son las baldosas antiguas y de variados diseños que forman el piso.

La Parroquia Nuestra Señora del Socorro es un santuario en cuyo altar principal se venera el retablo con la sagrada Virgen. Cuentan que alguna vez a los chitareros los atacó una peste de viruela. Entonces los habitantes de Guaca sacaron la Virgen del Socorro en procesión, pidiéndole que los aliviara de la peste. El milagro fue tan evidente que a la Virgen le salieron en la cara las ronchas que desaparecieron de los fieles enfermos.

Iglesia.
Iglesia parroquial.
Santuario.
Santuario Virgen del Socorro.

Renació de las cenizas.

Por sugerencia de las chicas de la oficina de Planeación, subí a la terraza de la alcaldía, al lado del águila que corona la edificación, desde donde se ve muy bien y de frente, el templo parroquial.

Este es un pueblo tranquilo, de poco comercio. Cómo será que casi no encuentro dónde tomar tinto con vista  al parque central. Lástima que todos los carros que van o vienen por la vía troncal tengan que pasar por la plaza principal de Guaca.

Plaza.
Plaza principal.

Tanto el parque como el edificio de la administración municipal fueron restaurados en años recientes. Porque en 1.996 la guerrilla se tomó el pueblo y dinamitó tanto la alcaldía como la Estación de Policía.

En ese ataque murió un dirigente político de Guaca y por eso el nuevo Palacio Municipal lleva el nombre de Octavio Méndez Villamizar.

Influencia Germana.

Estuve repartiendo tarjetas entre los funcionarios de la alcaldía. Uno de ellos, el más conocedor de la historia de Guaca, me explicó por qué en este pueblo hay tantos habitantes de piel blanca y ojos azules.

Ambrosio Alfinger fue un alemán que en tiempos de la colonia estuvo por estas tierras recogiendo oro. Como la corona española le debía tanto dinero a la Casa Welser de Alemania y no podía pagarle a tiempo, le sugirieron a los germanos que como parte de pago, los autorizaban para que vinieran a las Américas a recoger oro y de esa manera los ibéricos saldaban parte de la deuda.

El alemán Ambrose von Alfinger, murió en Chinácota en 1.533 luego que un indígena le clavara una flecha en su garganta.

Corazón de Jesús.
Imagen restaurada.
Viajero.
Viajero en el parque.

Ambrosio Alfinger estuvo también en el Cesar. Allí los indígenas habían escondido sus tesoros dorados en una isla que formaba el río y a la cual era difícil llegar. Pero al ver a Alfinger y su gente que llegaban montados en caballos que respiraban con la nariz encima del agua, los aborígenes se asustaron tanto que salieron corriendo y abandonaron los tesoros. Recordemos que el caballo fue un animal traído a América por los españoles.

A los habitantes de Guaca los llaman los Chitareros porque antiguamente guardaban el guarapo o lo ponían a fermentar en los Chitares: zonas alejadas donde hay rastrojo.

Todas estas historias están en la ‘Monografía de Guaca’, escrita por el historiador Próspero Morales.

En un establecimiento comercial de la plaza encontré baldosas de un diseño tan raro que no había fotografiado antes. Intercaladas con cuadros amarillos, se ven figuras marinas en gris: peces, faros, caballitos de mar, barcos, etc.

Piso.
Baldosa de diseño exclusivo.
Empanada.
Delicioso matambre.

Las papas rellenas más ricas para calmar el hambre se consiguen en la parte baja de la plaza central de Guaca. Con alma de carne y arroz, las venden en la parte baja del marco de la plaza.

Son gigantes y de una suavidad exquisita. No, qué encanto de papas. Difícil encontrarlas tan ricas en otra parte.

Advertencia: el mugrecito de esas uñas viene de la tierra que labra el campesino que las compró, en ningún momento corresponde a la señora que las vende.

Otros sitios de interés.

Si se quiere ver el casco urbano de Guaca a lo lejos y más cerca las altivas montañas de la cordillera oriental, nada mejor que subir al Mirador La Aurora a donde se puede llegar en carro.

En las afueras de Guaca hay una piscina de forma rectangular que recoge el agua salada y tibia que brota de la tierra. Lo llaman el Balneario El Salado y es un excelente lugar para ir de paseo.

También vale la pena tomar un baño en El Pozo del Indio con hermosa caída de agua que baja por la roca y suficiente profundidad para lanzarse clavado al agua.

Chitareros.
Chitareros en la aplaza.
Coliseo.
Coliseo y montañas.

Acá habitan en total 6.500 guaqueños o chitareros, 2.000 en el pueblo y 4.500 en el campo.

Alcaldes de Guaca han sido: 2016-2019 Jorge López Velasco y hasta el 2023 es el señor Ramiro Alonso Reátiga.

Fecha de la visita: Viernes 21 de julio de 2017.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.