Lo que me queda claro después de visitar 1.000 pueblos en Colombia. 2/3

6 – En muchos pueblos el cambio de administración cada cuatro años es una tragedia. Porque quien sale trata de dejarle la olla vacía a quien lo sucede, si es de corriente política contraria.

PM
Palacio Municipal en un pueblo de la costa.

Y, peor aún, la administración anterior gasta sin medida aún a costa de préstamos suntuarios que tendrá que pagar el alcalde elegido para el siguiente período.

 

7 – Pero no todo es negativo. Hay zonas del país en donde los municipios han dado pasos de avanzada en su desarrollo. Tal es el caso de los pueblos de la costa atlántica que tradicionalmente eran ‘morideros’ y ahora muestran una cara diferente.

MA
Moderna alcaldía en Sucre (Santander).

En Sucre (Santander), Ospina (Nariño) o Sahagún (Córdoba), han elegido alcaldes que han sabido invertir bien los recursos de la comunidad.

Y en cuanto al turismo, la industria sin chimeneas le ha dado un empuje importante a localidades que antes estaban en el olvido, como es el caso de los 17 Pueblos Patrimoniales de Colombia, la mayoría de municipios boyacenses y del Eje Cafetero.

PP
Carretera con pocos peajes en el Cesar.

8 – Referente al transporte por carretera, ha evolucionado poco en departamentos donde todavía se presta un servicio informal y sin control. Tal es el caso de Chocó, Cesar o Caquetá.

Con un agravante: mientras en los departamentos más desarrollados hay peajes costosos cada cien kilómetros o menos, en los departamentos referidos prácticamente no hay peajes o los que han colocado últimamente son muy pocos, y eso después de que la comunidad o ciertos grupos se han opuesto a su implementación.

7C
Río de los siete colores.

 

9 – Lo que es tendencia a nivel mundial, también comienza a imponerse en Colombia: la preferencia por los destinos de naturaleza, los senderos ecológicos, el terrentismo, espeleología, escalada de rocas, canotaje, montañismo, etc.

Este tipo de turismo tiene su target especialmente entre los más jóvenes y turistas extranjeros.

CC
Cascada de los Caballero en Suaita.

De ahí que visitar El río de los siete colores, conocer los Cerros de Mavecure y llegar hasta el Cavo de la Vela a pesar de lo difícil que es conocerlos, son el reto más importante para la mayoría de los turistas.

Y en cada municipio colombiano se empiezan a promocionar las cascadas, balnearios de río, senderos ecológicos, pictogramas y demás atractivos de naturaleza.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *