Mistrató (Risaralda).

Jueves 7 de mayo de 2015

Llegué a este hermoso pueblo procedente de Belén de Umbría. Hacía tiempo quería conocerlo, desde cuando vine hasta Belén y no pude avanzar hasta acá.

PM
Panorámica de Mistrató desde la entrada.

Una chica que viene en el bus me recomienda visitar la Cascada del Sutú, una caída de agua muy bella, que hay a diez kilómetros del casco urbano, por la salida hacia el corregimiento San Antonio de Chamí. Por ese sector se movilizaba la Santa Madre Laura para visitar las comunidades Embera.

Desde antes de llegar, justo en la curva que sigue al cementerio, se divisa muy hermoso el pueblo y con sol favorable en horas de la mañana.

Qué buenas fotos las que tomé desde ese punto, decoradas con las flores rojas de un tulipán africano.

CM
Cementerio de Mistrató.

En un almacén de productos chinos la chica que lo atiende, me guardó de muy buena gana el morral, mientras yo conozco el pueblo.

Ya en la plaza principal,  Mistrató me impresiona favorablemente. Parece como cuando uno espera una visita que, barre, trapea y sacude para que la casa quede reluciente. Así encontré este pueblo risaraldense.

PA
Vista de la plaza desde la Alcaldía.

Ante todo me encanta lo bien cuidado del parque. Le han sembrado plantas de flores amarillas y la quebrada Arrayanal, que pasa por todo el centro, la han canalizado y para mí fue un acierto.

Junto con Manzanares en Caldas, Mistrató ganó el derecho a que EPM diseñe los alumbrados para la próxima navidad.

Cerca a la plaza colocaron juegos infantiles donde un niño indígena se columpiaba tratando de alcanzar más altura cada vez.

Se ven varios indígenas EmberaChamí, es decir, los de la cordillera, distintos a los Embera de Urabá. Como gran parte de la población Embera habita en el alto río San Juan y en Mistrató, es muy común encontrarlos en el casco urbano  del municipio.

EA
Edificio de la Alcaldía.

Subí al tercer piso de la Alcaldía, que está sobre el marco de la plaza. Es una edificación moderna, muy bien arreglada.

Como será que pude subir a la oficina de Planeación, en el tercer piso, a través del ascensor, que han instado para las personas con movilidad reducida.

Desde el balcón y las ventanas de la casa consistorial se ve muy bien el parque. Esta plaza sí se aprecia mejor, más aireada y despejada que las de los otros municipios que he visitado hoy. Aquí hay más espacio y menos vehículos.

También fotografié el interior de la iglesia, que por oscura, me gustó menos, pues está cubierta en madera barnizada, que lo hace ver bastante sombrío el interior del templo.

CP
Cancha de patinaje.

Aquí los moto-taxistas están bien identificados con camisetas granates. Uno de ellos, el que tiene la mejor moto: una Yamaha FZ, fue el elegido por mí, para que por $2.000, me llevara y regresara hasta el cementerio. En Mistrató todavía cobran a solo mil pesos las carreras.

A la entrada al pueblo se observa la cancha de patinaje que está a disposición de los estudiantes mistratenses.

Y sí, qué belleza la vista del pueblo desde ese punto. El camposanto es bonito y tiene una portada vistosa y abajo una capilla decente.

A las doce del día sonó la sirena instalada en lo alto de la iglesia. Para mí fue la señal para terminar la visita a Mistrató y buscar transporte hacia Risaralda, el otro pueblo que quiero conocer.

Reclamé mi morral y salí a pie adelante del puente sobre el río Risaralda, para echar dedo. Pero a esta hora del medio día como que todo el mundo está o almorzando o haciendo siesta.

EC
Indígena Embera Chamí

Los que sí pasaron fueron varias indígenas, que acá son menos tímidas y con facilidad permiten que uno las fotografíe. Esos collares elaborados con chaquiras de colores, se les ven hermosos sobre sus tradicionales vestidos de tonos fuertes.

No, qué delicia de vida la que llevo, estos viajes me fascinan, todo me gusta, hasta el rato que estuve esperando carro, sin que ninguno me levantara. Al momento apareció la buseta de Occidental que por $6.000 me llevó hasta Remolinos, las partidas para Anserma.

AR
Aguas del río Auyamal que bajan por el parque.

Mientras esperaba el bus me llevé un susto, cuando pensé por unos minutos, que se me había envolatado la hojita del borrador del diario. Es raro que a mí se me pierda algo. Y esta vez tampoco fue, pues había guardado el apunte en el bolsillo donde no acostumbro colocarlo. Siquiera.

En fin que Mistrató me cautivó. Se veía tan hermoso ese templo de dos torres altas, en este día de sol intenso…

Además, la gente con la que traté me pareció muy querida y voluntariosa.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en «Mistrató (Risaralda).»

  • el 3 noviembre, 2018 a las 9:06 am
    Enlace permanente

    Buen día, primero agradecerle por visitar nuestro pueblo y mas que eso por tan halagadores comentarios. además me parece muy buena la página web.

    Sin embargo, y con todo respeto quería dejarle dos aclaraciones para que si puede las corriga.

    Primero no es quebrada “Auyamal”, la quebrada que cruza la plaza principal de Mistrató se llama “Arrayanal”, cuenta la historia que aguas arriba esta quebrada estuvo rodeada de muchos de estos arboles.

    La otra aclaración es que no es vereda San Antonio de Chamí, es “corregimiento”, punto histórico entre Antioquia y Risaralda, pues por las tierras de este corregimiento camino la Santa Madre Laura cuando visitaba las comunidades Emberas.

    Respuesta
    • el 5 noviembre, 2018 a las 6:43 pm
      Enlace permanente

      Gracias Benhur, procederé a hacer las correcciones. Saludos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *