Monterrey, Casanare

Viernes 26 de octubre de 2012. Llegué a este municipio procedente de Tauramena y El Venado, en donde me recogió un joven funcionario de Fepco. Hace mucho calor en este sitio en donde está la entrada para el casco urbano de Monterrey. Aquí hay una estación de servicio y un hotel para camioneros.

Pero lo que más me llamó la atención y hube de fotografiar, fueron varios nidos de gulungos que hay en el árbol cerca a la carretera troncal. Claro que tomé varias fotos, pues no solo estaban los nidos colgando de las ramas, sino que había varios de esos pájaros, de plumaje negro brillante y una línea amarilla debajo de las alas. Qué agradable sorpresa me esperaba en este pueblo.

Pájaro y nido de Gulungo

Otra foto interesante fue cuando vi a lo lejos la Estación de Bombeo y el Oleoducto El Porvenir, que están construyendo allá a lo lejos, donde comienza la cordillera. Es una obra que llevará varios años, y que genera muchos empleos para la región. Allá, en la base de la cordillera, hay aguas termales y ese sector corresponde a lo que llaman el ‘pie de monte’,  que comprende los municipios de Restrepo, Cumaral y Barranca de Upía.

Monterrey tiene en total 13.000 habitantes. El alcalde hasta el 2015, es el señor José Eduardo Ballesteros Jaimes.

Y en Monterrey tuve a otro amigo como guía y acompañante. Resulta que cuando pasó un señor en moto, le puse la mano y muy amablemente se detuvo y, además, fue a conseguir un casco adicional para poder llevarme como parrillero al centro de Monterrey.

Al final del recorrido, con el morral a la espalda, le pagué $5.000 a mi conductor y tanto él como yo quedamos muy contentos por habernos encontrado. Para mí fue una fortuna conocer, en tan poco tiempo, los principales sitios de interés en Monterrey. Leonel me llevó por la Alcaldía, la calle del comercio, la iglesia, que no es mayor cosa, tiene cuatro cruces en el frontis y, como cubierta, unas cerchas con tejas de asbesto.

Alcaldía de Monterrey

También pasamos por frente a la Escuela Normal Superior, el coliseo, la cubierta acústica y el parque de los pajaritos, a la entrada al pueblo, llamado así porque está decorado con dos esculturas de las aves llamadas ‘María Mulata’. En la U de A también hay una escultura de este tipo, pero no tan colorida como la que decora el parque de Monterrey. En ese parque fotografié un par de niñas de siete años, preciosas.

Bueno, me ubiqué en punto estratégico de la carretera principal, para echar dedo. Ya se ofreció a llevarme el señor de una jaula para transporte de ganado, pero esperemos a ver si un carro más pequeño me para.

Aspiro a llegar hoy a Restrepo y dormir allí, o antes, en Cumaral. Hoy habrá muchas fiestas de disfraces aquí en Monterrey, pues han pasado a pié y en motos, muchos niños, jóvenes y hasta adultos, ya con sus disfraces puestos y preparados para celebrar el Halloween.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *