Morales (Bolívar).

Sábado 25 de noviembre de 2017

Carretera en mal estado.

La vía de Arenal a Morales es la carretera más mala por la que he transitado en esta correría. Del ferry del brazo del Magdalena hasta el cruce de Morales, anduvimos una hora y veinte minutos por continuos charcos y lodazales.

SS
Iglesia de San Sebastián, declarada patrimonio nacional.

Los pasajeros que van para Aguachica son quienes tienen el privilegio de ir en la cabina y con aire acondicionado.

A mí me tocó viajar en la parte de atrás de la camioneta mixta. Sin embargo los puestos en la parte trasera no son tan incómodos y además pude ocupar silla con vista frontal por encima de la cabina.

Hasta la entrada a Morales la carretera está en mal estado, destapada y con barriales difíciles de cruzar para un carro que no sea 4 x 4 como estas camionetas cuatro puertas.

F
Paso del brazo del río Magdalena, en Ferry.

Pasamos por Buenavista, un corregimiento muy poblado de Arenal. Luego vino el paso por el brazo del Magdalena en el primer Ferry. Ya había tres camionetas sobre la plataforma, faltaba solo la que llegó al momento, procedente de Tiquisio (Bolívar).

Temas superfluos.

El auxiliar de la camioneta es un hombre de mediana edad y baja estatura. Tiene que estar hablando todo el tiempo. Cuando un tema se agota, inicia el siguiente con cualquier apunte o frase que genere una pregunta entre los pasajeros de la camioneta. Se me hace que es una de esas personas que ni estudió ni tuvo un trabajo estable, pero tiene don de gentes. Él es quien dirige la conversación.

P
Pasajero que llega a Morales a través del río.

Y  vaya profundidad de los asuntos tratados en la tertulia móvil: técnica para reventar los barros. Que debe ser con las yemas de los dedos, no con la uña, es el principal argumento.

Y también se mencionaron algunos remedios caseros, incluyendo el semen humano que, la pasajera del lado confesó haberlo ensayado sin éxito.

El otro punto de conversación lo inicia el ayudante con esta frase: ‘Hace años que no me purgo’. En seguida cada cual cuenta su experiencia de infancia.

La señora más elocuente narra cómo cuando tomó ese aceite horrible, le daba un ‘acabamiento’…

Yo pensaba: cómo hace de falta mejorar la educación en Colombia.

Debo advertir que los pasajeros que venían en la camioneta no eran de Morales sino de Arenal. Y aún más, la baja calidad de la educación no es propia de ningún departamento, sino una problemática nacional.

Morales, al sur de Bolívar.

Ya en el cruce, abordé una moto que me dejó en el Terminal de Transportes de Morales. De una pagué los $15.000 para salir más tarde hacia Aguachica, eso sí, en la cabina de otra camioneta mixta.

PI
Parque Infantil a un lado de la plaza central.

Lo ilógico es que el pasaje cuesta igual yendo adelante o en el volco con asientos transversales y cubierta plástica.

Localizado al sur de Bolívar, Morales hace parte de la sub-región del Magdalena Medio y está bastante alejado de Cartagena, la capital del departamento. Sus habitantes se surten principalmente de Aguachica, el centro comercial más cercano a Morales.

El casco urbano está formado por diez calles en cuadrícula que corren paralelas al río. No todas las vías son tan amplias, es frecuente encontrar callejones estrechos casi siempre sin pavimento. Las calles principales sí tienen cubierta de cemento.

AS
Calles casi siempre con árboles sombríos.

Tertulias familiares son comunes en las tardes bajo los árboles sombríos y en los frentes de las casas.

Templo católico.

La iglesia parroquial de San Sebastián de Morales, de aspecto macizo, con tres naves y torre gruesa a un lado, está mejor por fuera que adentro.

SS
Imagen de San Sebastián.

Esta ermita fue declarada patrimonio nacional y aunque ya no funciona, todavía ostenta un reloj de fabricación francesa en lo alto de la torre.

En el interior de la Iglesia se destaca el altar forrado en madera, que la hace ver un tanto oscura.

La imagen primaria de San Sebastián tallada en madera,  se destaca cerca del presbiterio.

Tiempos mejores.

Frente a la iglesia y a un lado del brazo del río, levantaron una fortaleza que protege la Estación de Policía de Morales.

Durante la guerra fratricida, este fue uno de los municipios más violentos del sur de Bolívar. Hoy se requiere mayor presencia del Estado para crear oportunidades, arreglar las vías y mejorar los servicios.

IT
Interior del templo parroquial de Morales.

Ahora Morales es un pueblo tranquilo, más bien solo en la mañana del sábado. Mientras recorro la calle principal,  reparto tarjetas a los moto-taxistas para que todo el pueblo se entere de quién soy y a qué vengo.

El puerto de los botes queda cerca al Terminal de Transportes. Por allí estuve tomando algunas fotos. ‘Río Morales’ llaman los locales a este brazo del río Magdalena.

Lo mejor lo encontré en seguida: un delicioso caldo de costilla con pan y café. Necesitaba un desayuno así de rico y sustancioso.

OH
Ya hierve la sopa en el fogón del solar trasero.

Atrás en el solar del restaurante ya hervía la sopa del medio día, en una olla grande previamente impregnada con jabón azul y ceniza de leña, para facilitar el posterior lavado, sacar el hollín y dejar la vasija resplandeciente.

Felix Manuel Villafañe se llama el señor que fotografié en cicla y con quien estuve conversando un rato.

Bici.
Morales es un pueblo plano y muchos lugareños se movilizan en bicicleta.

Mi amigo se siente ya muy tranquilo viviendo en Morales, luego de épocas tenebrosas como las que le tocó soportar a la población.

Como quien dice, ahora sí se puede entonar el coro del Himno de Morales:

‘Entonemos juntos con gran alegría

A la tierra amada un himno de vida’.

Poco comercio.

Algunas calles tienen árboles junto a las aceras y en las cuadras más comerciales, colocan cubiertas plásticas verdes, para protegerlas del sol.

RA
Reloj antiguo en la torre de la iglesia parroquial.

Casi todas las vías tienen árboles medianos bajo los cuales se sientan los lugareños a conversar por las tardes. Hacia el sur las calles hacen la misma curva del río, del cual son paralelas.

Pensé que Morales era un pueblo más grande, el comercio está dado más que todo por ferreterías o cacharrerías de todo a dos mil. Hace falta organizar las carnicerías en locales con adecuada refrigeración.

AM
Moderna sede de la Administración Municipal.

Entre Morales y Aguachica es una hora y media de viaje incluyendo el paso del segundo Ferry viniendo de Arenal.

El alcalde de Morales hasta el 2019 es el señor Rodolfo Díaz Díaz.

Acá habitan en total 18.000 moraleros, 5.000 en el pueblo y 13.000 en las veredas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

4 comentarios en “Morales (Bolívar).

  • el 9 septiembre, 2018 a las 6:19 pm
    Permalink

    exelente aporte… gracias

    Respuesta
    • el 9 septiembre, 2018 a las 6:57 pm
      Permalink

      Que bueno que mi publicación le es útil, saludos.

      Respuesta
  • el 20 septiembre, 2019 a las 4:14 pm
    Permalink

    excelente reporte , me gustaría saber cuantos barrios o corregimientos tiene y sus nombres

    Respuesta
    • el 23 septiembre, 2019 a las 4:05 pm
      Permalink

      Pues yo no tengo el dato pero de pronto si llamas a la alcaldía o le preguntas a Google lo encuentras. Saludos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *