Paz de Río (Boyacá).

Paz de Río se encuentra a 100 kilómetros al nor-oriente de Tunja y por su territorio descienden los ríos Chicamocha y Soapaga.

Vale la pena aclarar que al municipio boyacense se le denomina Paz de Río y la empresa radicada en su territorio se llama Acerías Paz del Río.

Nombre.
Así se llama el pueblo.
Fábrica.
Acerías Paz del Río.

Campesino como Guía.

En este recorrido por la Provincia de Valderrama, pasamos por Santa Rosa de Viterbo, luego Cerinza y más adelante el desvío hacia la izquierda para continuar hacia Paz de Río.

Muy agradable el paisaje al final, con vacas lecheras pastando sobre planicies verdes bajo nubarrones oscuros.

Vegas.
Campos verdes y abiertos.
Avenida.
Avenida principal.

El campesino que viene a mi lado es mi asesor turístico. Por él comprendo que es en Belencito, entre Corrales y Sogamoso donde está la Siderúrgica Paz del Río. Hasta allá se lleva en tren, el material de la Mina que, esa sí se encuentra a un lado del casco urbano de Paz de Río.

Como dice la canción, al oriente de Paz de Río se extrae carbón y el norte mineral de hierro, por lo cual a este municipio se le conoce como ‘La Capital Minera de Colombia’.

Minero.
Capital Minera de Colombia.

A propósito de la lluvia que cae a esta hora, mi amigo cuenta que las pavas o guacharacas son aves muy especiales que detectan la proximidad de la lluvia y hacen un alboroto ‘muy bonito’. Desde cuando lo entendió dejó de dispararles con su escopeta.

Paleta de colores.

Todo aquel que llega al centro de Paz de Río le gusta este pueblo. Las fachadas coloridas con tonos pasteles que decoran la plaza, son como banderas acogedoras que reciben al viajero.

Imposible no detallar las imágenes angelicales en lo alto de la torre eclesial. Parece como si en realidad estuvieran haciendo sonar las trompetas para dar la bienvenida a los visitantes.   

Edificaciones.
Tonos pasteles.
Ángeles.
Ángeles en la torre.

Lo mejor del templo es el piso con baldosa antigua de buena pinta.

Tres palmeras airosas y elegantes decoran ahora y siempre, el parque central.

Por su parte las laderas verdes que bajan desde el oriente y se divisan preciosas desde la plaza y los cerros occidentales, le dan un aire de frescura al pueblo.

El edificio sobrio y de hermosa fachada donde funciona la alcaldía, también hace parte del marco de la plaza.

Baldosa.
Mosaico antiguo.
Palmeras.
Palmeras en el parque.

Supuse que en Paz de Río habría mucho movimiento comercial, pero no, es una población tranquila y para acabar de arreglar: plana. De calles  amplias y todas pavimentadas. Tampoco se ven acá las cantinas y prostíbulos de otras poblaciones mineras.

Aunque en Paz de Río el clima es medio, los pazricenses disponen de una moderna piscina que administra el municipio.

Por su parte en la empresa Paz del Río construyeron desde hace décadas un teatro que, debería utilizarse más para promover la cultura en la región.

En tardes veraniegas es muy agradable caminar por el Malecón, al lado del río Chicamocha que baña con sus aguas el casco urbano del municipio. 

El arco que da entrada al parque lineal parece al círculo que gira en la pantalla cuando el computador está ‘pensando’.  

La historia de Paz del Río.

En toda esta zona minera hubo una época de bonanza por allá en los años 90 cuando la empresa Paz del Río, que estaba en quiebra pero el gobierno había tomado el control de la misma, fue liquidada y vendida a un consorcio brasileño.

La empresa se fue a pique entre otras cosas porque, los obreros habían ganado tal cantidad de derechos y prebendas que en algún momento Paz del Río fue inviable. Y al liquidar a los empleados, casi todos recibieron indemnizaciones cuantiosas, de hasta miles de millones. Algunos supieron aprovechar esa situación, otros la manejaron como dinero de bolsillo.

Tolva.
Llegada del material de la mina.
Ferrocarril.
Tren que transporta carbón.

Ahora no se ven tantos obreros como antes. Lo que ocurre es que desde cuando llegaron los brasileros la empresa se tecnificó de tal manera que pudo reducir al máximo su planta de personal.

La empresa Acerías Paz del Río apoya cada año la celebración del Reinado Nacional de la Minería.

Y en el Instituto de Educación Industrial, Técnico y Minero IETIM se forman los futuros trabajadores de la factoría.

Pensar antes de juzgar.

Una de las edificaciones más visibles en Paz de Río es el Hotel Las Terrazas que se eleva en la ladera occidental, y dispone de unja terraza con excelente vista sobre el centro de la localidad.

Hotel.
Hotel Las Terrazas.

Cuando pedí permiso para subir, casi no me permiten el acceso y erróneamente me adelanté a juzgar que era mala voluntad de los dueños que salían al balcón y se negaban conceder el permiso.

Al fin entré me permitieron el acceso, la vista desde la azotea es preciosa. Se ven al norte las cabinas que transportan por cable el material de la mina. También el tren que circula sobre el costado oriental llevando el mineral, con un vagón de pasajeros en el cual se puede viajar gratis a la vereda El Vaho.

Esta experiencia me enseñó que uno nunca debe apresurarse a juzgar a nadie. Los dueños del Hotel Las Terrazas tenían razón en resistirse a permitirme la subida. Alguna vez alguien tomó fotos desde el hospedaje y luego las utilizó para dar mala imagen del hotel.

Dios mío, enséñame a no juzgar a nadie antes de conocer sus razones.

Alcaldía.
Sede Administrativa.

Acá habitan en total 5.000 paceños pazricenses, 3.000 en el pueblo y 2.000 en las veredas.

Alcaldes de Paz de Río han sido: 2016-2019 María Elena Ortiz Nova y hasta el 2023 es el señor  Edward Edixon Archila Gonzalez.

Fecha de la visita: Jueves 23 de marzo de 2017.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.