Soledad (Atlántico).

Domingo 15 de febrero de 2015

Soledad me recuerda a Soacha, un municipio también populoso, con 400 mil habitantes y unido a la capital de la república, como si fuera un distrito más de la metrópoli. Así es Soledad con respecto a Barranquilla: un barrio más de curramba, con 460 mil soledeños; cuando Pereira llega apenas a 443 mil habitantes. Hasta el 2019, Soledad estará gobernado por José Joao Herrera Iranzo.

AP
Iglesia San Antonio de Padua.

Hay que tener en cuenta que tanto el Terminal Terrestre, como el Aeropuerto Ernesto Cortizos, están en predios del municipio de Soledad. Así que Soledad no es un pueblo cualquiera.

Pero en realidad no existe una sino, dos Soledades: la vieja, donde está la iglesia y alcaldía antiguas, ubicada en el costado sur de la carretera a Sincelejo, y Soledad 2.000, la que queda en el costado norte de la troncal.

Me referiré primero a Soledad la nueva. Para llegar hasta allá en TransMetro, se transita hacia el sur del departamento. No es muy agradable el ambiente: abundan los predios baldíos sin grama,  y donde debería haber un parque, es un espacio convertido en parqueadero para carros de todo tipo. Así que el panorama no es alentador.

IS
Interior de la iglesia de Soledad.

Un funcionario de TransMetro me explicó que, para ir a Soledad debería regresar a la estación Joaquín Barros, la que está frente al estadio Metropolitano de Barranquilla. Así lo hice, y en un costado del centro comercial, abordé el alimentador que va para Soledad.

Qué cantidad de vueltas la que da este bus, por la urbanización Soledad 2.000, antes de llegar a Soledad la vieja, es decir, el centro del municipio atlanticense.

Lo peor es que quienes diseñaron esta urbanización, no tuvieron en cuenta planear vías amplias o parques. Todo son calles más bien estrechas, sin espacio público para la recreación de sus habitantes. Los pocos espacios abiertos, están convertidos en estacionamientos para autos.

EA
Foto: emisoraatlantico.co

Además,  casi todas las casas están encerradas con rejas metálicas, la mayoría con el mismo diseño de flores en forma de margarita, en el centro de las verjas. Da la sensación que contrataron al mismo cerrajero para elaborar los enrejados.

Al fin, después de muchas vueltas, me bajé cerca a la plaza de ‘la vieja Soledad’, como le dicen acá al municipio, para diferenciarlo de la urbanización reciente: Soledad 2.000.

Primero pasamos frente a un pequeño monumento blanco, que señala el sitio por el cual pasó el Libertador Simón Bolívar, antes de recluirse definitivamente en la Quinta de San Pedro Alejandrino.

MP
Templo en medio de la plaza.

La iglesia acá, como muchas de la costa, se caracteriza porque tiene espacio tanto al frente como a los lados y atrás de la edificación. Es decir, el templo lo construyen como en mitad de la  plaza, así como el de Sincelejo.

La ermita se ve mejor por fuera que por dentro. Es de estilo clásico, muy bello y luce de maravilla cuando está recién pintada.

A esta hora el sol le pega por la cúpula y dá también contra la Casa Museo Bolívar, un edificio recién remodelado, con plazuela adelante, que tampoco es sede ya de la administración municipal. El despacho del alcalde y otras dependencias se fueron para Corabastos.

CMB
Casa Museo Bolívar en Soledad.

En la Casa Museo, construida entre 1.790 y 1.810, se alojó Simón Bolívar, de octubre a noviembre de 1.830 y fue por esos días cuando escribió 23 de sus últimas cartas.

En la Casa Museo funciona ahora la Biblioteca Gabriel Escorcia Gravini.

Soledad se enorgullece de ser ‘La Capital Mundial de la Butifarra’, pero no es que se vean muchos expendios de ese alimento que tanto me gusta, y me parece tan práctico para cenar por las noches.

TO
Antiguo Teatro Olimpia.

Otra edificación interesante de Soledad, es el Teatro Olimpia, donde hace años se proyectaban películas, y ahora está cerrado.

Por fin pagué de nuevo mil pesos para arrimar a la troncal, y otros mil para llegar hasta mi hotel.

Y es que los buses de los pueblos cobran a solo mil pesos el pasaje urbano, mientras que en los de curramba el pasaje en día festivo es a $1.700.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.