Sora (Boyacá).

Viernes 3 de junio de 2016

Sora es un pueblo típico de Boyacá: pequeño, recogidito, limpio y muy bien cuidado.

PT
Sora: pueblo típico del departamento de Boyacá.

Dista solo 15 kilómetros de Tunja, la capital del departamento.

Llegué hasta acá en un camión que venía por madera para alimentar los hornos de Samacá y me recogió en Cucaita, a solo dos kilómetros de Sora.

En el parque principal se ven decorados exclusivos como San Agatón, el escudo del municipio y la imagen de Santa Bárbara con un seno cercenado, patrona de la localidad.

SB
Santa Bárbara y la leyenda de su martirio, desmentida ya por la Iglesia. .

La  mayoría de las casas tienen sus fachadas pintadas de amarillo verde y marrón. Las aceras son parejas y en ladrillo cocido.

CD
Capilla doctrinera en el marco de la plaza.

Una escultura en homenaje a la Familia Boyacense, adorna el centro de la plaza principal, lo mismo que la fuente tallada en piedra y una tarima para eventos.

La Casa Municipal es también una edificación antigua. Allí estuve repartiendo tarjetas del blog.

Fotografié la Iglesia Doctrinera, de estilo colonial, que en el 2004 fue declarado Bien de Interés Cultural de Carácter Nacional.

F
Fósiles, tortugas, cristales en el atrio de la Capilla Doctrinera.

Lo que más admiré allí fue el muro que protege la iglesia, enchapado con fósiles del desierto: cristales de cuarzo, tortugas, caracoles y conchas marinas entre otros seres prehistóricos.

Está claro que toda la zona que rodea a Villa de Leyva, fue antes un mar.

FL
Fuente labrada decora el parque central.

En el jardín de la Casa Cural contiguo a la iglesia florecen rosas amarillas y rojas.

A un muchacho que subía en su moto le pedí el favor que me arrimara a la Capilla de Santa Bárbara, cuya espadaña se ve desde la plaza, al final de la calle real. En ese sitio está la salida para algunas veredas como San Pedro de Iguaque.

Al bajar por la Calle Real me tocó presenciar la pelea de un par de yeguas dándose coces. Al final todo terminó en que una amenazaba a la otra mostrándole sus dientes con los cuales también podía herirla, mientras la primera la miraba de soslayo.

D
Una yegua le enseña sus dientes a la otra.

Y lo que más me gustó de Sora, fue el nombre de las Calles. La del humilladero, la esquina del desnucadero más o menos se imagina uno a qué se refieren, pero la que me dejó inquieto fue la Calle de los Tramposos.

Resulta que antiguamente había sobre la Calle Real una tienda muy bien surtida. En ella compraban casi todos los soranos.

HR
Una historia real explica este nombre.

Pero algunos clientes empezaron a colgarse con el pago de los fiados y hubo algunos que para evitar que el dueño del granero les cobrara o de todas maneras no pagar las deudas, dejaron de pasar frente a la tienda y más bien subían y bajaban por la calle paralela a la Real, por lo cual esa vía comenzó a llamarse ‘La Calle de los Tramposos’, es decir, los mala-paga.

A las 4:15 cuando terminé de fotografiar el pueblo, se vino un aguacero que menos mal me cogió ya dentro de la buseta.

PP
Tranquila plaza pública en Sora.

Luego tuve que escamparme y esperar carro como media hora en el Kiosco de la Portada de Cucaita. Como hoy es viernes y víspera de puente, los carros pasan llenos.

El alcalde de Sora hasta el 2019 es el señor Mauricio Neisa Alvarado.

Acá viven en total tres mil soranos, quinientos en el pueblo y 2.500 en las veredas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.