Venadillo (Tolima)

Domingo 19 de octubre de 2014

Al norte del departamento del Tolima, a mitad de camino entre Ibagué y Mariquita, se encuentra Venadillo.

SB
Iglesia de la parroquia de Santa Bárbara.

Al casco urbano se ingresa por una avenida amplia, con separador.

Algunas calles de Venadillo están arborizadas y todas son completamente planas.

Antes de llegar a la plaza principal pasé por la Alcaldía, que funciona en un edificio de dos plantas.

AV
Edificio de la Administración Municipal.

Un lugareño me cuenta que la iglesia de Santa Bárbara en Venadillo parece una catedral.

Tal vez por la decoración interior pero no por el tamaño, ya que es una templo de una sola torre y más bien pequeño.

Se nota que ese lugareño tiene buen sentido de pertenencia por su tierra.

Enfoco con mi cámara una de las dos ánforas que adornan la fachada eclesial. Se ven muy bellas.

Por el cono invertido de color rojo que tiene arriba, esta ermita me recuerda la iglesia de Armenia Mantequilla.

IV
Interior de la Iglesia de Santa Bárbara.

En un costado de la plaza principal, el alcalde actual habilitó locales para la venta de avena a $2.000 el vaso, pero primero le dan la prueba al cliente, para animar su paladar sediento.

AF
Locales para venta de avena y fritos.

En esta localidad con más de 30 grados de temperatura al medio día, cómo cae de bien una avena refrigerada.

Y sí, es agradable esa bebida, pero me pareció demasiado dulce.

Deberían hacer dos preparaciones: con poca y suficiente azúcar.

De todas maneras para cualquier pueblo, es muy importante tener un plato típico.

Cada que me acuerdo de Venadillo, la asocio con la avena que tomé hace años, cuando viajaba de Ibagué a Medellín.

En cambio cuando recuerdo la visita a Alvarado o Pasocabildo,  mis pailas gustativas no saltan de emoción ni se me hace agua la boca.

FT
Ánfora en la fachada del templo.

En esos locales también ofrecen, costilla de cerdo frita, morcilla, chicharrón, empanadas y otras delicias.

Para mi gusto no es un sitio agradable, pues una jauría de perros permanece alerta ante los comensales, algunos de los cuales comparten la comida con los canes.

La chica que atiende en Avena Nicol, esa sí me impresionó por su amabilidad y belleza.

VPC
Venados en la Plaza Central del pueblo tolimense.

Decoran el parque varios venados, unos en cemento, muy deteriorados y otros sí más artísticos, elaborados en bronce.

Camino hacia la Casa de la Cultura, más bien pequeña.

Por allí me encuentro unos silos gigantes en donde se almacena el arroz cosechado.

S
Graneros para almacenar las cosechas.

Desde la apertura económica del presidente Gaviria, los arroceros tuvieron que competir con los bajos precios internacionales y muchos se fueron a la quiebra.

Me cuentan que al otro lado de la carretera troncal está El Palmar, un balneario agradable y de aguas cristalinas.

Para el día de hoy, de sol tan fuerte, debe ser muy bueno un baño en río. Esto sí es viajarenverano.

AS
Árboles que dan sombra en las calles.

Menos mal en un municipio de  clima cálido como Venadillo, abundan charcos, ríos y quebradas en los balnearios La Planta, La Cubana, Charco Azul, La Cascada, entre otros.

También conocí el Centro Social Palo de Agua, con piscina y salón social.

CT
Casa Típica con techo alto, en Venadillo.

El alcalde de Venadillo hasta el 2019 es el señor Oscar Barreto Quiroga.

 

Acá viven en total 19 mil venadillunos, trece mil en el pueblo y seis mil en las fincas.

 

A las cuatro de la tarde doy por terminado el periplo y abordo un bus de Rápido Tolima que va para Medellín.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.