Andes (Antioquia).

Domingo 30 de diciembre de 2012

¿Quién no ha pasado por Andes, el municipio estrella del suroeste antioqueño?

IC
Imagen de Cristo en medio de cafetales.

Baste decir que para ir a Jardín, localidad que hace parte de los 17 Pueblos Patrimonio de Colombia y uno de los municipios más hermosos del país, hay que pasar por Andes.

Pero generalmente tomamos la variante que elude las calles andinas o solo le damos un vistazo a la plaza principal de Andes, y ya.

Pues hoy destacaremos los puntos menos visitados y más interesantes de Andes.

Con seguridad que muchos andinos no conocen algunos de esos sitios o han pasado por ellos de manera desprevenida.

SP
Interior de la iglesia de San Pedro, diferente a la del parque central.

1 – La plaza ardiente los domingos.

Todos los domingos a la plaza de Andes no le cabe un alma más. Hacia las once de la mañana o a la salida de misa no se consigue puesto en las mesas ubicadas a  un lado del parque.

PP
Parque principal de Andes atestado de gente una mañana de domingo.

Un murmullo permanente es el telón de fondo para todo lo que acontece en el parque: negociantes que llegan a acuerdos, vendedores de todo tipo ofreciendo sus mercancías y paisanos que departen alrededor de un pocillo de la mejor bebida: un café andino caliente y en servido pocillo de loza.

MC
En Andes también las motos han reemplazado los caballos de carga.

Me llama la atención cómo en las calles aledañas a la plaza de Andes, parquean las motos donde antes amarraban las bestias de los campesinos que vienen a mercar. Y es que en gran medida y en casi todos los pueblos, las motocicletas han reemplazado a los caballos.

2 –Barrio María Auxiliadora.

Una buseta urbana pasa por la plaza y sube justo a donde quiero estar: el barrio María Auxiliadora, un vecindario alto, desde el cual se divisa muy bien todo el pueblo. En pocos minutos, la ruta llega hasta el barrio de arriba, luego de pasar por otro conjunto residencial resiente,  llamado Juan Pablo II.

Pano
Panorámica de Andes desde el Barrio María Auxiliadora.

El chofer dudó para responderme que el barrio sí era seguro. De todas maneras caminé a pie algunas cuadras, saludando a todo el que me encontraba y con la convicción de que, si alguien intenta llevarse mi cámara, pues que la tome, al fin y al cabo, yo nací desnudo.

PV
Corredor de una casa de barrio con preciosa vista sobre el pueblo.

La vista desde una casa verde con corredor en frente, es espectacular. Qué bueno haber venido! Tomé fotos muy buenas del centro y de otros sectores no vistos desde la plaza de Andes.

3 – Zona Rosa.

ZR
Zona rosa de Andes.

Si usted ha estado en Andes de día, seguramente no sabe que en este pueblo también existe un ‘Parque Lleras’ al cual acuden los jóvenes por la noche.

Se encuentra en el  Barrio San Pedro, a unas ocho cuadras del parque principal y frente a la iglesia en honor del primer pontífice.

Al  parque del frente lo adorna la escultura en honor a la Madre. Una matrona con sus dos hijos en actitud protectora.

HM
Homenaje a la Madre, en el parque de San Pedro.

En el pedestal se lee la frase de Víctor Hugo:

‘La reducción del Universo a un solo ser,

la dilatación de un solo ser hasta Dios:

he ahí la Madre’.

4 – La Iglesia Gótica del centro.

Entré a fotografiar la iglesia principal que ahora luce un poco descuidada. Me llamaron la atención los frescos que hay en la base de la cúpula, con la imagen de los cuatro evangelistas.

VF
Bellos decorados en la ventana frontal de la iglesia.

Es un templo gótico con muchos ornamentos,  aunque se aprecia un poco enano, o adolece de la imponencia y verticalidad de casi todas las iglesias de su estilo.

El rosetón central de la iglesia gótica de Andes, es hermoso.

5 – El Barrio Chino.

BCh
Mercado en el Barrio Chino de Andes.

Al sector de los negocios detrás de la plaza de mercado, lo llaman El ‘BarrioChino’.

Muchos bares compiten allí por el volumen de las canciones decembrinas y de despecho.

Los campesinos prefieren estas cantinas un tanto ocultas,  para tomar las cervezas domingueras y departir con amigos.

En el Barrio Chino se consigue de todo: ropa de segunda, repuestos para máquinas de coser, cachivaches, zapaterías y talleres de modistería.

A
Alirio, el zapatero más conocido en Andes.

Para subir al parque debí pasar frente al parqueadero La Avenida. En la entrada, está el puesto de trabajo de Alirio Giraldo, un zapatero de muchos años, preferido por sus coterráneos.

6 – El Garcero.

Para mí fue una sorpresa encontrar una ‘urbanización’ de garzas en uno de los árboles que extiende sus ramas sobre el río. Estas aves se ubican siempre sobre una fuente de agua.

No es posible enfocarlas de cerca, pero de todas maneras es un privilegio observar un garcero tan urbano.

G
Garcero a pocas cuadras del parque principal.

Muy temprano en la mañana las aves vuelan en búsqueda de alimento unos kilómetros más allá de los nidos, para regresar en las tardes con el buche lleno.

Los polluelos ansiosos esperan a sus madres con el pico abierto y gemidos suplicantes.

7 –  Los Camiones de Escalera.

En una de las pocas explanadas del pueblo cafetero, una cuadra abajo del parque central se estacionan las escaleras que traen a los campesinos con sus cosechas.

Estos coches típicos de los pueblos antioqueños, se caracterizan por su gran colorido y las figuras geométricas que pintores especializados imprimen en la carrocería.

F50
Escalera Ford modelo 50 que todavía se mueve en Andes.

Por su condición de vehículo mixto: carga y pasajeros, son el transporte ideal para los campesinos que llegan al pueblo desde las veredas y regresan con el mercado para sus familias.

‘Las Escaleras’ con ‘bajo’, motores robustos y trompeta sonora, son el carro perfecto para andar por trochas empinadas, curvas cerradas y terrenos pantanosos.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *