Chaparral (Tolima).

De Chaparral cualquiera pensaría que es un destino de montaña, pero no, es un pueblo plano de calles trazadas en damero perfecto; la gente se imagina un poblado mediano y es el municipio más importante del sur del Tolima y uno de los más extensos del departamento.

El árbol de chaparro, que abunda en el territorio es un arbusto de tallo escamoso y hojas ásperas que los chaparralunos utilizaban para brillar las ollas. Sería bueno sembrar de esos árboles en el parque central, para que lo conozcan los turistas y toda la población.

Torre.
Elegante torre eclesial.
Echandía.
Busto de Darío Echandía.

Con estas ideas cualquier viajero llegará con mucha ilusión a conocer a fondo ese pueblo de presidentes. Porque además de Darío Echandía (1.943 – 1.944), también nacieron en Chaparral José María Melo (1.854) y Manuel Murillo Toro (1.864 – 1.866; 1.872 – 1.874).

Viaje entretenido.

La carretera desde Ortega transcurre plana, con columpios y árboles en los alrededores. A un lado de la vía se observa el kilometraje descendente, muy útil para saber cuántos kilómetros faltan para llegar al destino.

Y contra lo que esperaba, por acá también hay pozos petroleros, lo que explica por qué en el corregimiento Olaya Herrera hay tanto progreso, como el liceo de bachillerato de dos plantas, con buenos laboratorios.

La mala noticia es que se ven pocos cultivos, no obstante que las tierras parecen fértiles. A excepción del arroz que se siembra en los terrenos planos, todo lo demás son pastizales donde se alimenta al ganado. Lástima, pues la ganadería genera muy poco empleo, lo que no ocurre con la agricultura.

Plaza.
Esquina de la plaza.
Templo.
Interior de la iglesia.

Mucho para ver.

El conductor cuenta que en el sitio El Triunfo, 8 kilómetros antes de llegar a Chaparral, están aún las ruinas del pueblo que empezó allí y que en un momento dado comenzó a hundirse. Entonces la cabecera municipal fue trasladada hacia el sitio que ocupa en la actualidad.  Todavía se ven en aquel lugar, las tapias de bahareque de las antiguas casas chaparralunas.

El Cerro Calarma es la protuberancia más alta de esta zona sur del Tolima. Detrás de ese monte se encuentra San Antonio, otro municipio tolimense hacia donde se dirige esta buseta. Llegará una hora y media después que salga de Chaparral.

Perfiles.
Perfiles de la cordillera.
Cúpula.
Imponente cúpula.

Hacia el norte se aprecian las terminaciones irregulares de los cerros con los cuales se corona la cordillera. Se ven hermosos esos perfiles, frente a los cuales uno siempre trata de encontrarle significados o parecidos.

Al fin, a las cinco de la tarde y después de tres horas y media de viaje desde Ibagué, llegamos a Chaparral que, escasamente se ve algo antes de entrar al casco urbano. Al ingresar pasamos por un lado del cementerio y el monumento al indio Calarcá.

Centro Urbano.

Chaparral es casi una ciudad, con centros comerciales, semáforos de conteo regresivo, Terminal de Transportes cerca de la plaza principal y una pista larga de cuatro kilómetros antes de llegar. Allí aterrizan sobre todo avionetas particulares.

El frontis del templo, de una sola torre pero elegante y hermoso, recibe a esta hora los rayos del sol decadente. La cúpula de atrás también luce distinguida.

Edificios.
Casi una ciudad.
Retablo.
Retablo central.

Por dentro, la iglesia parroquial tiene acabados poco comunes, sobre todo el retablo central en el cual se destacan el Cristo Rey Apocalíptico en la parte de arriba y más abajo, la imagen de la Virgen del Carmen. Los vitrales quizá por antiguos, se ven borrosos y primitivos.

Desde las 5:30 de la mañana suenan las campanas de la iglesia de Chaparral, de sonido más bien ordinario.

En el templo saludé a un hermano franciscano de San Antonio de Padua, de hábito café y banda crema. Ese hábito les permite llegar hasta las zonas a donde no van los sacerdotes, por ser sitios de orden público y muy alejados. Pues con ese monje me hice fotografiar, no es frecuente encontrar de hábito a un hermano, que no sacerdote.

Monje.
Junto al hermano.

Precioso ‘himno’.

El músico y poeta Patrocinio Ortiz compuso una hermosa guabina que enaltece la alegría de los habitantes del sur y describe con gracia a la artesana Cristina Gómez,  la ‘sombrerera chaparraluna que se viste de seda y sus soliloquios son con la luna, cual la palmera, alta y flexible, al igual que sus cielos siempre serenos e indefinibles’.

‘La Sombrerera’ de letra idílica y ritmo cadencioso, es considerada el himno del municipio de Chaparral.

Segundo día.

Al día siguiente en la plaza, despertaron muy entusiasmados con el nuevo día, los pericos que duermen en los árboles del ‘Parque de los Presidentes’ y que ayer al anochecer también celebraban las tinieblas antes del descanso. 

Para una próxima venida queda visitar la Casa de la Cultura. La casa donde vivió el ex presidente Darío Echandía Olaya es una más de la cuadra, con las mismas rejas y fachada sencilla del resto de la calle. Y el Hospital San Juan Evangelista que sí es central y grande.

Hospital.
Hospital regional.

En la Plaza de Mercado no hay mucha oferta de frutas y verduras, seguramente el domingo sí se ofrecen en variedad y cantidad. Se ven muchos perros callejeros en la plaza y las calles.

Por las golondrinas que revoloteaban en la plaza y el sol tan fuerte que empezó a alumbrar, debo estar seguro de un excelente día para viajarenverano.

Sitios de interés.

En Chaparral son frecuentes los paseos de olla al río Turuní y sobre todo, el disfrute del balneario Charco Azul, una zona de abundante floresta y gran riqueza hídrica. El pozo es tan profundo que permite a los bañistas lanzarse clavados desde lo alto de la peña.

El balneario El Tambor es otro destino ideal para ir en familia y refrescarse en las tibias aguas del río.

La subida al cerro de la Cruz, también queda de tarea para la próxima visita.

Fachadas.
Fachadas de las viviendas.

Alcaldes de Chaparral han sido: 2016-2019  hasta el 2023 es el señor Hugo Fernando Arce Hernández.

Acá habitan en total 46.000 chaparralunos, 25.000 en el pueblo y 21.000 en las veredas.

Fecha de la visita: Martes 28 de abril de 2015.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.