Diseños urbanísticos que se repiten.

En esta oportunidad consideraremos un diseño que se repite en algunos pueblos, con iglesia en el parque central y al frente una capilla Colonial. Tal es el caso de las plazas centrales en La Ceja, Bello, Floridablanca. ¿Conoce usted alguna más?

Se trata casi siempre de una iglesia parroquial muy destacada sobre el margen principal de la plaza y una capilla más pequeña y colonial en el costado del frente.

Floridablanca.
Iglesia parroquial de Floridablanca.

Floridablanca (Santander).

La ciudad de las obleas y las brevas con arequipe ofrece al lugareño una plaza viva llena de contertulios y una fuente central en la cual compiten por el agua garzas inertes y palomas sedientas.

Y dos iglesias enfrentadas,  en la parte alta la iglesia principal San Juan Nepomuceno con un detalle arriba que me encantó y no había visto en ningún otro pueblo colombiano. Cada torre exhibe en lo más alto un símbolo particular: en una, el escudo episcopal y en la otra la cruceta con los cuatro puntos cardinales del lugar. Muy interesante ese decorado. Y práctico, además.

Fuente.
Fuente en el parque de Florida.
Capilla.
Capilla colonial frente a la iglesia.

Y frente a la iglesia parroquial San Juan Nepomuceno, la Capilla en honor de Santa Bárbara, de corte colonial con puerta en arco de medio punto y pequeño rosetón arriba.

Las dos ermitas enfrentadas, cada una en un costado de la plaza principal de Floridablanca.

La Ceja (Antioquia).

Difícil encontrar una iglesia tan engalanada como la Basílica Menor Nuestra Señora del Carmen de La Ceja. Gracias a los cultivos de flores, la mantienen decorada con hermosos ramos y los pisos impecables.  

Además la iglesia exhibe vitrales de finos acabados, con imágenes de santos, advocaciones de la Virgen y otros alusivos a distintos momentos en la infancia de Jesús.

Templo.
Templo parroquial de La Ceja.

Y ni hablar del sagrario en plata martillada, el órgano antiguo en el coro y las claraboyas arriba. Una cúpula sobre base octogonal y sendas ventanas garantizan la iluminación del presbiterio.

La Basílica Menor Nuestra Señora del Carmen es más neo-gótica por fuera que por dentro. Soportan la cubierta columnas redondas, de fuste grueso y capiteles dorados propios del estilo románico.

Sobre la esquina sur del atrio una poderosa imagen en mármol se destaca a distancia y llama la atención por la cantidad de angelitos que rodean a la Virgen.

Capilla.
Interior capilla de Chiquinquirá.
Palmas.
Capilla colonial en La Ceja.

Y frente a la Basílica Menor, la capilla de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Capilla y Museo de Arte Religioso.

Al fondo de la ermita, un retablo en laminilla dorada de gran valor estético. La imagen antigua de la Virgen del Carmen es de las más originales que he visto. Lo mismo San Pedro y San Pablo que ocupan sitio de privilegio a cada lado del altar.

El púlpito es otra beldad que vale la pena detallar por su cubierta en laminilla dorada y las formas talladas en madera.

Bello (Antioquia).

En la plaza central de Bello existe una de los templos más hermosos de Colombia: la iglesia Nuestra Señora del Rosario.

En medio de las dos torres y un rosetón precioso en el centro de la fachada. Esta edificación se empezó a construir desde el siglo XIX, pero solo fue inaugurada el 10 de octubre de 1.947.

Frontis.
Nuestra Señora del Rosario en Bello.
Templo.
Interior de la iglesia bellanita.

El interior del templo cautiva al visitante. Predomina el color blanco de las columnas cuadradas y los arcos de medio punto. La cúpula se observa muy linda desde abajo y en las cuatro pechinas están las imágenes de los evangelistas. Tanto el altar como el piso fueron labrados en mármol de Carrara.

Otro decorado de gran belleza son los vitrales que engalanan las paredes. De gran finura, los vitrales recuerdan escenas bíblicas. Los capiteles dorados le dan elegancia y estilo a este templo románico. Y ni hablar de la puerta en bronce, con bajo relieve de la patrona parroquial.

Fachada.
Fachada de la Capilla de Bello.
Crucifijo.
Altar central de la capilla de Hato Viejo.

Y frente a la iglesia principal, se aprecia en el otro costado de la plaza la Capilla de Hato Viejo, una joya arquitectónica de estilo colonial, bien conservada.

Para destacar, la excelente iluminación sobre el crucifijo lateral y el retablo con la imagen de la Virgen del Rosario.

En síntesis, hemos destacado tres plazas centrales en diferentes pueblos de Colombia, con dos iglesias cada una, la mayor en el marco más visible y la otra sencilla y colonial al frente.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.