Palestina (Huila).

En el extremo sur del departamento del Huila se ubica el municipio de Palestina.

Desde cuando se aproxima al pueblo, se tiene una panorámica completa del casco urbano, con la iglesia de frente.

El pueblo se fundó en la antigua hacienda llamada Palestina, propiedad el señor Rómulo Cuéllar.

Panorámica.
Vista general del pueblo.
Transportes.
Sector de los transportes.

Amanecer en finca.

Varias fincas cafeteras ofrecen hospedaje a los turistas. Al comenzar la mañana, las gallinas cacarean en lo alto del árbol, los cerdos se hacen sentir para que les lleven alimento, la guacharaca hace su alboroto, doña Leo saluda a los perros, le da comida a los pájaros y hace que la lora repita:

‘Hola mi amor’.

Fue muy bueno venir a pasar la noche en esta finca. Confirmé la tesis de que, a cambio de tener un terrenito lo mejor es alquilar una finca diferente y en sitio distinto cada vez.

Paisaje.
Paisaje de ensueño.
Diosas.
Zona de tolerancia.

Puro pueblo.

Lo más curioso es que en Palestina todavía está vigente la zona roja, a juzgar por el aviso que se ve a la entrada en el prostíbulo local. En la valla decorada con damas de cuerpos esculturales, se lee:

‘Las Diosas del Amor y el Placer’

Acá no obliga colocarse el casco y casi que no hay control respecto a la edad de los pelaos que manejan moto. Para los viajes por carretera veredal, esa es una ventaja.

Templo.
Interior de la iglesia.
Altar.
Altar.

Dos en uno.

Palestina es como dos pueblos separados por un zanjón, uno más alto que el otro. Un lugareño me dice que en una parte, la comercial y donde está el parque, viven los liberales y que los godos habitan la parte alta en donde se levantó el templo. El terreno frente a la iglesia parroquial es muy reducido.

La iglesia parroquial, ya ve, de buen aspecto sobre todo en el interior con el cielo raso troquelado con figuras geométricas de tonos azul y blanco.

Parque.
Zona baja o parque.
Iglesia.
Parte alta con iglesia.

La historia de la iglesia en honor de la Virgen de Aránzazu es lo más singular: ambos bandos de la plaza querían que la parroquia quedara en su zona. Así que para dirimir el conflicto, alguien tuvo la feliz idea de citar a elecciones.

Cada voto por la parte de arriba o la de debajo de la plaza, costaba diez pesos. Al final ganaron los de arriba y con el dinero recaudado se comenzó a construir el templo. El premio de consolación fue el parque para los liberales de la parte baja.

Virgen.
Virgen de Aránzazu.

Figuras insignia.

Junto a la iglesia colocaron en 1.982 un barco que en temporada de lluvias se llena de agua y sirve como piscina. Y al lado, un gran pescado, para unos en alusión a los primero apóstoles del cristianismo, para otros la ballena que se tragó a Jonás y para el resto un simple pez como los que se capturan en el río Magdalena.

En la parte debajo de la plaza principal se ubican la Alcaldía y la Biblioteca, de regular presentación.

Barca.
Arca de Noé.
Ballena.
Ballena.

Feliz regreso.

El viaje de regreso a Pitalito se hace por entre cafetales de hojas verdes y brillantes y con excelente vista sobre el paisaje. Todas las laderas están cultivadas, esta carretera es de las más hermosas del departamento del Huila.

Además, la gente de los pueblos cafeteros es muy especial. Lástima que a los jóvenes no les interese quedarse en el campo.

Alcaldes de Palestina han sido: 2016-2019 Carlos Eliecer Motta Pardo; 2020-2023 Wilson Jesús Castillo Ortiz.

Acá habitan en total 10.000 palestinos, 2.000 en el pueblo y 8.000 en las veredas.

Fecha de la visita: Miércoles 21 de junio de 2017.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.