El Dovio (Valle del Cauca).

Sábado 6 de junio de 2015

Procedente de Versalles, llegué en moto a Quebrada Grande, donde quedan las partidas para el Dovio, en el departamento del Valle del Cauca.

BV
Bienvenido a El Dovio.

Al poco rato de echar dedo, me recogió un señor, que viaja con su esposa y un niño especial. El hombre negocia con carros y va para El Dovio. Me dejó en el parque, frente a la iglesia del pueblo.

Aproveché que en horas de la tarde el sol da contra el frontis del templo, para fotografiarlo.

IP
Iglesia Parroquial.

Por dentro no hay nada especial para destacar, un gran salón sin columnas y el piso antiguo, ese sí de un diseño innovador en los años 50.

Le entregué una tarjeta de mi blog a una chica que pasaba por el parque, y fue ella quien me dio la noticia: hoy es la caravana de Jorge Barón, quien mañana domingo grabará el ‘Sssshhoooow de las Estrellas’, en este municipio. Y claro, en pueblos pequeños como éste, ese es todo un acontecimiento.

Qué bueno, yo también lo voy a disfrutar. El desfile saldrá a las cuatro de la tarde, desde el Parque de los Leones, arriba de la plaza. Para la caravana se admiten caballos, bicicletas y motos.

Ab
Plato típico del Valle del Cauca: Aborrajado.

Aquí, en la Panadería Central, fue mi primer pecado del día, un aborrajado: plátano maduro relleno de queso, y recién frito. Pero es que en los pueblos que visito, hay que probar las especialidades culinarias.

El Dovio tiene dos plazas: ésta, muy bella por cierto, un tanto sola, amplia y plana, frente a la iglesia parroquial, con un kiosco central y varios árboles; y la otra donde desde ya se han levantado la tarima y los escaparates publicitarios, para la grabación de mañana domingo.

Este es un pueblo más bien plano, de clima agradable, no muy comercial y con buena infraestructura de servicios.

Pque
Bello parque de El Dovio.

Un moto-taxista paisa, me subió al barrio hacia el occidente, desde donde se aprecia bien el pueblo. No es tan alto como el de la Cruz, desde donde en horas de la mañana, sí se debe ver muy bien toda la localidad, con una vista como de 280°.

Pero bueno, al menos me di una idea completa del territorio. Por acá, hacia el oriente, está la salida para Roldanillo, que queda a solo 40 minutos de El Dovio.

2P
Casa abandonada y segundo parque.

Desde el alto se detalla también la mansión grande, que edificaron encima de una colina, con inmejorable vista. Pero se quedó empezada, dizque por problemas del narco con su ex.

Y es que los hermanos Urdinola nacieron y se criaron en El Dovio. Al último de la generación lo envenenaron en la cárcel.

Mi amigo me dejó en el Parque de los Leones, en donde ya se ha congregado mucha gente. Por aquí bajará hacia la otra plaza, la caravana que trae a Jorge Barón, en la parte alta de un carro de Bomberos.

Hay dos carrozas, una con la cara de ‘el líder de multitudes’ y  otra menos elaborada.

JB
Jorge Barón sobre carro de Bomberos.

Como todavía no arrancaba el desfile, aproveché en una tienda para ver el partido de fútbol que se realiza ahora en Berlín, por la Champions League: Juventus 1 Barcelona 3. Así que se coronó campeón el equipo de Messi y Neymar.

Desde acá se escucha el megáfono que viene bajando y a través del cual se oye decir al animador:

G
Mucha gente salió a las calles.

‘Celebremos el orgullo de ser dovienses, y agradezcamos al señor alcalde municipal, por traer hasta acá al Embajador de la Paz’.

En esas apareció alguien conocido: el alcalde de Versalles, quien también vino a observar la caravana. Me saludó muy formal el hombre, que anda acompañado de su séquito.

El burgomaestre me contó que al igual que en otros municipios, en Versalles también reinó la hegemonía de un grupo político que al final se creía super poderoso, y él,  a partir de hablar con la gente, logró derrotar ese imperio.

Nada que baja la caravana, menos mal la tarde es de sol y en seguida será el partido Costa Rica-Colombia.

Al fin, cerca de las 4:30, llegó al Parque de los Leones el carro de Bomberos, con el hombre vestido de blanco en lo alto, saludando a la concurrencia. Qué bendito para si se conserva bien, parece como si no tuviera ni una arruga en la cara.

Uno de sus acompañantes no se cansaba de invitar al público, a través del altoparlante:

M
Máscara en el desfile.

‘Levantemos las banderas para saludar con orgullo, al embajador de la Paz, Don Jorge Barón’.

Apenas pasó la caravana, que en la retaguardia estaba conformada por caballistas, llamé a mi conductor de moto para que me sacara a las afueras del pueblo, a ver si puedo ubicarme a esperar carro, a la salida para La Unión.

Pero en la parte de abajo no pude seguir, la única vía que sale de la localidad estaba cerrada por la multitud. Me tocó esperar hasta cuando pasara y luego hasta cuando me recogió el joven conductor de un furgón, que va hasta La Cabaña.

CD
Caballistas en el Desfile.

Qué cosa tan agradable es viajar en esa cabina alta, con parabrisas panorámico. Este vehículo transporta más que todo cuido para las aves de unos galpones grandes, que hay en La Cabaña.

Después de las cinco de la tarde, me recogió un joven en una moto Pulsar, lo más de potente y nueva. El pelado anduvo despacio, pues cuando lleva parrillero no le gusta correr. Entonces fue mi oportunidad para disfrutar y ser muy consciente de tanta felicidad.

Qué emoción tan grande siento andando contra el viento, sin casco, viendo los árboles, las casas campesinas, las vacas y el cielo de nubes blancas. No, ¡que dicha!

CxM
Se reemplazó el caballo por la moto.

A mitad de camino nos detuvo una manada de vacas que arreaba un joven desde su moto. Ya no se usan los caballos para la arriería y en algunas ciudades se han prohibido las cabalgatas.

Lástima que mi conductor no iba sino hasta Quebrada Grande, en donde volví a echar dedo.

Hasta cuando pasó el que era: un albañil que trabaja durante toda la semana en Versalles y los viernes baja a ver a su familia que vive en La Unión. Esta moto sí es muy viejita y como débil, pero como en adelante todo es en descenso, no hubo problemas.

Paramos en el mirador a fotografiar esa panorámica amplia sobre el Valle del río Cauca. El pueblo de La Unión se ve despejado, pero al fondo cae contra la tierra una lluvia fuerte, inclinada y rabiosa. Este es el segundo mirador, de los  más hermosos que he presenciado, después del Alto de la Cruz, en Ansermanuevo.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *