Gamarra (Cesar).

Miércoles 30 de marzo de 2016

El pasaje desde Pelaya hasta Aguachica, cuesta $6.000. Y me tocó adelante en una camioneta de marca china, pero muy buena.

IP
Iglesia parroquial de Gamarra.

Me gustan estos carros tan altos y cómodos para bajarse. Lo mejor es el aire acondicionado y que a esta hora de las nueve de la mañana, el sol pega por detrás del vehículo.

Cerca a Aguachica ya se transita por doble calzada, que se extiende creo que hasta Puerto Boyacá. ¡Qué lujo!

La idea era ir hoy hasta Morales e incluso pasar a Simití y después a Puerto Wilches y Barrancabermeja, pero según me informaron al llegar a Aguachica, ese paseo no es fácil.

Así que deberé contentarme solo con Gamarra que es un pueblo sobre el río Magdalena, bonito y cercano a Aguachica.

La mala noticia es que hoy, por ser último miércoles de mes, no hay motos circulando por Aguachica. Total que nada de vehículos de dos ruedas en los cuales se pueda movilizar este viajero.

Tocó pagar $4.000 a un taxista que me dejó en el Terminal de Transportes de Aguachica.

PJ
Palacio de Justicia en el marco de la plaza.

La buena nueva es que el guarda-equipajes del Terminal cobra solo dos mil pesos por guardar las maletas todo un día.

Allí dejé mi morral y salí tranquilo para Gamarra en un  taxi colectivo que cobra $5.000 por un viaje de 20 minutos por carretera plana, pavimentada y sin peaje. No obstante, tuvimos que esperar 20 minutos hasta cuando llegó el cuarto pasajero.

En las carreteras del Cesar hay pocos peajes. En este caso, no han dejado que empiece a cobrar la caseta que ya está instalada a mitad de camino entre los dos municipios.

CLI
Sede antigua del Colegio La Inmaculada.

Al llegar a Gamarra se ve sobre mano izquierda, una super cancha de fútbol y otros escenarios deportivos con parque ‘biosaludable’, como llaman ahora a los gimnasios que los municipios ubican en sitios al aire libre. A esta hora nadie está usando esas instalaciones deportivas con buenas especificaciones.

Tan pronto llega uno a cualquier pueblo, como que adivina si vale la pena o no.

Este Gamarra me gustó desde cuando entré a la plaza principal y observé la iglesia de una sola torre muy elevada, la alcaldía al frente, con tres banderas ondeando, el Palacio de Justicia en otra cuadra y el Colegio La Inmaculada al otro lado, en una sede de estilo antiguo muy bella.

EA
Edificio de la Alcaldía en Gamarra.

El alcalde de Gamarra hasta el 2019 es el señor Libardo Cruz Casado, un hombre joven y muy amable. Cómo será que lo esperé en su despacho como 20 minutos a que atendiera a sus asesores, para luego sentarse a conversar conmigo.

Gamarra tiene en total 14 mil habitantes que se reparten por igual en el casco urbano y en el campo.

Por el burgomaestre supe que aquí van a hacer el Puerto Multimodal con el cual el gobierno quiere ofrecer otras opciones de transporte hacia Barranquilla, de manera más económica. Ya están dragando el río para hacerlo navegable.

La gran problemática ahora es la pesca, base de la economía de los gamarrenses, que por el fenómeno del niño, está tan difícil. Menos mal los trabajos en la Ruta del Sol y la línea férrea que están rehabilitando, han generado algunos puestos de trabajo para los habitantes de Gamarra.

RA
Reloj antiguo en la torre de la iglesia.

De la iglesia me gusta el estilo elegante de la torre, su acabado envejecido y los tableros del reloj que, aunque no funcionan, son llamativos. El interior del templo, bien. En el despacho parroquial me permitieron ingresar al interior de la iglesia, cerrada por fuera.

Y en la alcaldía la idea de saludar al alcalde, partió de una funcionaria que me conectó con la secretaria del despacho, muy espigada ella.

RM
Barcaza en el Río Magdalena.

Y como si con todo ello no fuera suficiente, el sol se ha ocultado detrás de algunas nubes, para que este viajero cansado no se acalore demasiado.

Así que la gente en Gamarra me ha tratado muy bien. Lo mismo en el restaurante con fotos de los Beatles y Charles Chaplin, en donde almorcé por $8.000, con pollo a la napolitana.

Por mil pesos una moto-taxi me arrimó hasta el Puerto sobre el río Magdalena. Hasta allá llegan los taxis colectivos y las busetas, por lo cual el puerto también hace las veces de Terminal de Transportes Terrestre.

LF
Lanchas fondeadas a orillas del río.

Acá abajo, fondeadas a orillas del río, se ven como doce chalupas azules, algunas con pequeñas banderas nacionales que ondean a rabiar con la brisa del momento. Más allá, apenas visible, el ferry que pasa los carros de uno a otro lado de la gran vertiente.

Sí, no hace mucho calor, pero sí bastante sueño. Como estaba que me dormía, salí en un taxi colectivo hacia Aguachica, dando por terminada la muy grata visita a Gamarra.

El pasaje costó $5.000, pero menos mal me dejó en el mismo centro de Aguachica, hasta donde necesitaba ir para recargar mi billetera.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en “Gamarra (Cesar).

  • el 8 abril, 2016 a las 3:51 pm
    Permalink

    Hola soy Patricia LEBRUN que estuve en Santa Fe hablando sobre El Camino de Santiago que ameno tu blog y que buena ‘vibra’ tienes para recorrer este país

    Respuesta
    • el 8 abril, 2016 a las 6:03 pm
      Permalink

      Gracias Patricia, tan viajero como tu y tu esposo. Y hasta que nos invites a otra conferencia. Saludos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *