Nimaima (Cundinamarca).

Lunes 24 de agosto de 2015

Cuando tomaba fotos en la parte de arriba del casco urbano de Nocaima, me recogieron en su auto dos jóvenes que venían de Bogotá a presentar una cotización en la alcaldía de Nimaima.

SE
Sendero Ecológico en el centro de Nimaima.

Los muchachos se interesaron en conocer mi vida de viajero, así que el recorrido se nos hizo muy corto.

Desde antes de llegar a nuestro destino se observa Nimaima allí, recostado en la falda de la cordillera.

Este es un pueblo más pequeño que su vecino, pero tiene cosas interesantes.

FI
Fachada de la iglesia parroquial.

La iglesia está en restauración por estos días. Se trata de un templo de principios del siglo XX, con torre y fachada en ladrillo cocido.

A Nimaima nada le falta: tiene cancha de fútbol, un sendero ecológico bien conservado, un monumento al arriero, piscina, tarima para eventos, biblioteca, Casa de la Cultura y en la casa Guadualito ensaya ahora la Banda de Música.

CPM
Cancha, piscina, música, no le falta nada.

El edificio de la Policía es lo más de grande y moderno.

Más adelante regreso al frente de la alcaldía, en donde florece un curazao inmenso, con tallo de grandes proporciones.

Bajo los samanes, converso con amigos jubilados, quienes me enteran de los últimos sucesos del pueblo, mientras disfrutan de la sombra tan espesa que los cobija.

AN
Amigos que hice en Nimaima.

Los amigos me cuentan que en los límites entre Nicaima y Nocaima hay un destino de naturaleza hermosísimo.

Resulta que la quebrada El Tigre forma una cascada de más de 50 metros de caída. Para los amantes del turismo de naturaleza, esa caída de agua es un sitio imperdible.

En esas me doy cuenta que van a ser la cinco de la tarde, corro a recorrer la alcaldía e invitar a los funcionarios a que visiten mi blog de viajes.

CC
Cosecha de cocos en clima frío. Increíble.

Hay una palmera hermosa a un lado de la Casa de Gobierno. Nunca esperé encontrar cocos en este clima más bien frío.

Por último saboreo una ginger Schweppes con galleta de avena de las que asan en la panadería Trigosol. Qué pasabocas tan deliciosos, a $800 la unidad.

Lástima no poder llevar para mantener en la nevera de mi casa. Con el café de las mañanas, ah, deben saber delicioso.

Este ha sido un excelente día. Hoy he comprobado cómo las oportunidades se le presentan a quien las persigue.

3H
Los tres hermanitos con la mamá.

Conversar con los conductores, luego hablar con el funcionario de la alcaldía de Nocaima, fueron situaciones que yo busqué y me dieron resultados óptimos.

En una calle central toda una familia posó para mí. Hermosos los rostros de esos niños. ¡Qué candor!

A punto de oscurecer me entero que no hay más transporte hacia Nocaima. ¡Humn!

IC
Instalaciones del colegio a la entrada al pueblo.

Entonces salí a pie hasta el Colegio Cacique Nimay, en donde empiezo a echar dedo. Porque pensé: seguro que este gato negro me traerá buena suerte. Preciso.

Solo estuve diez minutos esperando;  dos muchachos que van en una carro con pipetas de oxígeno medicinal, me recogieron cuando ya entraba la noche.

Fue muy bueno el viaje y la conversación con esos dos amigos a quienes motivé para que, ya que viajan permanentemente, hagan un pequeño relato de cada pueblo que visitan.

GN
Gato de porcelana, perdón: negro y buena suerte.

Ellos tan jóvenes disfrutarán mucho esos escritos cuando tenga mi edad

En esta población habitan en total 5.000 nimaimenses, 2.000 en el pueblo y los 3.000 restantes son campesinos.

El alcalde de Nimaima Hasta el 2019 es el señor Danilo Andrés Rocha Enciso.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

6 comentarios en «Nimaima (Cundinamarca).»

  • el 1 agosto, 2016 a las 10:00 am
    Enlace permanente

    Profe, me he hecho seguidor de sus cronicas, me trasportan por nuestra hermosa geografía y me trae a mi memoria mis correrías q tuve en mi vida comercial por nuestra Colombia querida. Felicitaciones. Corrosco, promoción del 77 La Salle Envigado.

    Respuesta
    • el 1 agosto, 2016 a las 10:31 am
      Enlace permanente

      Eh, qué bueno que te gusten mis relatos, un abrazo, eso merece un tinto.

      Respuesta
    • el 14 enero, 2019 a las 11:49 am
      Enlace permanente

      Hombre Álvaro, me alegra que te guste, saludos.

      Respuesta
    • el 5 junio, 2020 a las 6:24 pm
      Enlace permanente

      Ah, qué bueno tener a don Héctor como guía, gracias y saludos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.