Samaniego (Nariño).

Miércoles 30 de diciembre de 2015

En 1.735 Simón Álvarez, un aventurero paisa fundó a Samaniego en predios en donde comenzó la búsqueda de oro.

TP
Templo parroquial de Samaniego.

Estando en Pasto, aseguré mi cupo en un taxi colectivo, hasta Samaniego, para dos horas de recorrido.

El chofer, un muchacho amable que dá más de lo que se le pregunta.

El paisaje la primera mitad del trayecto es espléndido: predios cultivados, a veces formando un tendido de retazos de diferentes tonos de amarillo a verde.

CP
Cerro en punta sobre la vía a Samaniego.

A mitad de camino se divisa al fondo y abajo una elevación muy parecida al Cerro Tusa del suroeste de Antioquia.

Todo el recorrido es en descenso hasta Samaniego que es de clima caliente, aunque no tan cálido.

Hoy en vísperas de año nuevo, hay muchas paradas por los 22 retenes de año viejo. Generalmente niños en compañía de sus papás quienes los cuidan sentados a la vera del camino.

V
Vitral en el templo parroquial.

Los pequeños se acercan al carro con el tarrito, a veces sin decir nada, reciben la moneda y regresan al lado de sus papás,  casi siempre sin dar las gracias ni sonreír. Entonces sí levantan o corren la vara larga que han instalado sobre el pavimento o  lo que es peor en ocasiones, tablas con clavos amenazantes.

Para quienes venimos de otros departamentos no es fácil aceptar ese hecho que para los nariñenses es normal: que niños salgan a pedir en Carnavales aunque interrumpan y demoren el tráfico.

NA
Los nariñenses son muy artistas.

Algunos de los pedigüeños están disfrazados, generalmente con esas máscaras de caucho importadas que me parecen horribles; o pintados y, de todas maneras con el muñeco de año viejo al lado.

Se les debería enseñar a elaborar máscaras artesanales pues a los nariñenses la aptitud artística les viene con la sangre.

Esa cortedad y poca expresividad de la gente del altiplano nariñense, tiene otra cara positiva. Tanto en Túquerres como en Samaniego, los conductores son más tranquilos, cuando hay algún trancón o el de adelante se demora para arrancar, no pitan o si lo hacen es después de varios segundos.

PV
Poco se divisa Samaniego antes de llegar.

Todavía hay tramos de la carretera sin pavimentar, pero le están trabajando. Se ven cultivos de papa, arriba y más abajo, caña, café y maracuyá.

Samaniego no se divisa antes de llegar. La torre de la iglesia apenas si se ve cuando ya se está adelante de la imagen del Divino Niño que se venera en un triángulo, a la entrada al pueblo. Una imagen nada hermosa y vestida con un manto como si fuera un adulto.

VPS
Virgen del Perpetuo Socorro.

El conductor me dejó en la esquina de un hospedaje reciente, muy bueno y económico. La noche cuesta solamente $20.000 y la habitación tiene tendidos de cama y todo muy nuevo y limpio.

Lo que me alegró al llegar a Samaniego es que sí hay moto-taxis.

Por $12.000 contraté a Arturo para que anduviera conmigo de parrillero durante una hora, antes que oscureciera.

IP
Homenaje a la India Pacualí.

Y sí, dimos vueltas por las partes más representativas del pueblo: El Puente Peatonal, con el río abajo, muy profundo; El Monumento a la Virgen del Socorro; la escultura a la india Pacualí que decora el parque principal, de tres niveles y muchas escalas.

Pero qué ciudad tan dinámica esta. Y por ser 30 de diciembre, hay mucho movimiento en el centro. Se ven más motos que personas, no perdón exagero, pero sí hay muchos vehículos de dos ruedas. Me gusta este pueblo tan movido.

PP
Puente Peatonal en el centro del pueblo.

En seguida subimos hasta el Mirador de Las Letras. Lo llaman así porque cerca está el letrero:

‘Bienvenidos a Samaniego’,

formado con piedras en la ladera de la cordillera.

Desde el Divino Niño, a la entrada, se sube por la carretera que va a algunas veredas y fincas, entre ellas el caserío La Capilla.

BV
Letrero de Bienvenida en lo alto del Cerro.

Samaniego está como en un hueco o de todas maneras en un cañón entre montañas.

La vista desde esa altura es increíblemente buena. Lo único malo es el ascenso, más bien demorado y por una vía destapada, de buena circulación pero con mucho polvo. Cerca hay una antena de celular.

Y claro, aproveché a Arturo para que me indicara bien qué es cada cosa de las que se destacan en el poblado.

PP
Panorámica muy completa de Samaniego.

Más allá del puente peatonal está la cancha, que llaman Estadio; los barrios Villa Rosita, el más alto y Nuevo Samaniego, al otro lado del puente y del río.

El edificio amplio del Colegio Simón Bolívar, detrás de la iglesia, con patio central cubierto también se hace evidente. El Hospital Lorencita Villegas de Santos, muy central, a un lado. También la cubierta enorme del nuevo Polideportivo que construyó la administración que termina mañana.

Homenaje el Encuentro Departamental de Bandas.
Homenaje el Encuentro Departamental de Bandas.

Antes de las seis de la tarde, bajamos por el Centro de Integración Ciudadana, una edificación reciente que los sábados hace las veces de Plaza de Mercado.

Más abajo, antes del Divino Niño, está un colegio que también sirve como sede a una universidad regional.

Desde hace más de 30 años se realiza en Samaniego durante el mes de agosto, el Concurso Departamental de Bandas Sinfónicas en donde se escoge el representante por el departamento que compite en otros concursos nacionales. Una escultura de músicos interpretando distintos instrumentos, decora la glorieta que acá llaman el ‘romboy’.

El Encuentro Internacional de Danzas y Tríos es otro evento por el cual Samaniego es llamada la ‘Ciudad Paisaje Cultural y Musical’.

RP
Puente peatonal sobre el río Picalí.

El 28 de diciembre se celebra en el pueblo el Carnaval del Agua y los festejos se prolongan hasta el año siguiente con el Concurso de Años Viejos el 31, hasta los desfiles de carrozas artesanales y presentación de orquestas que caracterizan el ‘Carnaval de Negros y Blancos’ de Samaniego.

Pues sí que me gusta este pueblo. Tiene de todo. La gente es querida, eso sí, las ventas bajo carpa plástica a un lado del atrio extendido, no son muy limpias y a los equipos les hace falta el acero inoxidable.

CP
Imagen que decora el cementerio parroquial.

Mañana inauguran la semaforización en algunas esquinas. Las vías más centrales, son de un solo sentido, y claro, hay mucho movimiento comercial. Las motos son como un ataque de zancudos: están por todas partes.

Como el territorio es pequeño las calles son más bien estrechas y con muchos edificios de tres y cinco pisos, al menos en el corazón del pueblo.

En el último rincón en descenso, que queda libre en el pueblo, y siguiendo el curso de una cuchilla larga, construyeron el cementerio. No es nada agradable, apenas si entré y volví a salir.

IT
Interior del templo de cubierta muy alta.

Por último detallé la cubierta tan alta de la iglesia, los vitrales muy pulidos y los capiteles con un diseño especial.

El alcalde de Samaniego hasta el 2019 e el señor Nixon Andrade Ibarra.

Aquí habitan en total 55.000 samanieguenses, 22.000 en el caso urbano y 33.000  en las 83 veredas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.