Belén (Nariño).

Al nor-oriente del departamento de Nariño y a 90 kilómetros de Pasto se llega a Belén, un municipio pequeño y reciente que, apenas en 1.986 se independizó se su vecino La Cruz.

En el sitio conocido como Mojarras está el ingreso a Belén, para quienes se desplazan por la Vía Panamericana. La carretera que viene directo de Pasto no ofrece asfalto en todo el recorrido.

Estudiantes.
Salida del colegio.
Colegio.
Colegio en parte alta.

Pueblo solo y pujante

El paisaje de laderas verdes y craqueladas entre Colón (Génova) y Belén, hace suspirar. A partir de Colón se sube algo y durante el descenso comienza a verse el centro urbano de Belén, lo más patente y como en picada.

En las quebradas calles de Belén no se ve un alma a cualquier hora del día: claro todos los belemitas están trabajando; gracias a la industria del cuero acá no hay desempleo.

Calle.
Calles solitarias.

Casi todas las residencias son bi-familiares, o de hasta cuatro plantas. Debido al frío, no hay árboles en las avenidas, claro, lo que se necesita es que entre el sol y caliente el ambiente.

Para compensar el declive del terreno, en el parque se formaron tres niveles. En la parte baja del marco de la plaza se levanta el edificio moderno de dos plantas donde funciona la administración municipal.

Y arriba entre edificaciones de varios pisos, aparece la iglesia parroquial de dos torres y fachada en piedra amarilla.

Iglesia.
Fachada de la parroquia.

En estos pueblos de clima frío conviene revisar muy bien la habitación que se arrienda. Las piezas demasiado amplias y con vidrieras, generalmente son bastante frías.

Subí un poco en búsqueda de un buen sitio para tomar una panorámica. Por ahí saludo a Bernardo un señor amable que salía en su moto y accedió de buena gana a llevarme hasta el cementerio, en la parte baja del pueblo, desde donde la vista general es mucho mejor.

A un lado y más cerca se aprecian el Hospital y la sede del colegio de bachillerato.

Colegio.
Vista general de Belén.

Los alrededores de Belén cautivan por sus distintos tonos de verde. Acá cerca se ve lo que ya había mirado por Internet: cantidad de cuadros de piel procesada que los colocan al sol para que terminen de secarse.

Parecen esas láminas con las que barras de aficionados elaboran figuras cambiantes, en las inauguraciones de los juegos olímpicos y eventos deportivos.

Feria el Cuero.

Pues sí que en Belén hay muchos curtimbres y talleres de marroquinería. El que produce los artículos más finos es Zamex, que funciona en casa esquinera una cuadra abajo de la plaza.

Da gusto recorrer las calles de Belén y toparse con tantos talleres de cuero, unos más tecnificados que otros.  Por la salida para San Bernardo se encuentra una factoría donde tiñen pieles con grandes tambores dando vueltas y  hasta 200 piezas de cuero dentro.

Tambor.
Tambor con pieles.
Materia Prima.
Diversidad de colores y texturas.

Belén es gran productor de artículos de cuero, el 70% de su economía está ligada a la manufactura de pieles de res.

Cada año en el puente de agosto, se celebra la ‘Feria del Cuero’ en la plaza principal con precios rebajados para la gran cantidad de turistas de todas las regiones del país que acuden al evento.  Desde billeteras, carteras y correas hasta monturas para caballos y chaquetas de lujo se exhiben en los stands.

Feria.
Por la pandemia fue en diciembre. (Foto Alcaldía).

Recorrido por las fábricas.

En un primer taller vi cómo con machete bien afilado, llevaban a cabo la etapa inicial del proceso. A las pieles crudas y recién traídas del matadero, primero se les sumerge en un tanque con agua para darles un primer lavado, luego se pasan a otro tanque con agua sulfurada y en seguida se descarnan, es decir, se les quita la manteca, esa parte más interna de la piel con la cual se une al músculo de la res. Esa tarea se hace a pulso con un machete bien afilado.

Machete.
Primera parte del proceso.
Máquina.
Máquina pulidora.

Visité otro taller en donde no solo tiñen las pieles, sino que de manera tecnificada  separan el cuero de la carnasa. Otra máquina adelgaza el cuero hasta lograr un calibre más delgado. Con esas telas más finas  elaboran los artículos de lujo.

En estas visitas aprendí a diferenciar el cuero de la carnasa; esta última se utiliza para hacer delantales y guantes para los obreros de Ecopetrol quienes las usan como prendas de protección.

Y algo muy especial que también observé: la parte gelatinosa del cuero que empacaban en un camión con destino a las fábricas de chicle y gomina que hay en Manizales. Si los que viven mascando goma supieran cuál es la materia prima de ese producto, a lo mejor dejarían el vicio de rumiar. Ja ja.

Pieles.
Materia prima procesada.

Algo que me impactó desfavorablemente en Belén es que como hay tantos curtimbres y se trabajan tantas pieles, como que en todo el pueblo se siente un olor no muy agradable. Pero bueno, por lo menos hay muchas fuentes de empleo en este municipio.

Semana Santa y Carnavales.

Además de la Feria del Cuero en Belén se celebra con mucho fervor la semana mayor. El jueves santo muchos belemitas salen en peregrinación de cuatro horas hasta el santuario de la Virgen de La Playa, más allá del vecino municipio de San Pablo. Y el viernes santo la celebración de la pasión y muerte de Cristo es en vivo por las principales calles del pueblo.

Como preámbulo a los carnavales del 5 y 6 de enero, el 28 de diciembre se realiza el Desfile de los Santos Inocentes, cuando la ‘Vaca Loca’ hace correr a los belemitas y los hombres salen a las calles vestidos de mujeres y éstas a su vez se visten con atuendos propios del género masculino.

Desfile.
Santos Inocentes. (Foto D’Mandelx y Juan Ortega).
Cueros.
Cueros al sol.

Quedo impresionado de la soledad y el poco comercio que tiene Belén, a pesar que es uno de los pueblos de la zona con clara solidez económica. Será porque a toda hora la gente está muy ocupada en los talleres y curtimbres. Todo los belemitas tienen trabajo, nadie permenece ocioso.

Fuera de don Bernardo, todas las personas con las cuales intercambié palabras me parecieron amables y serviciales.

Acá habitan en total 6.500 belemitas, 2.800 en el pueblo y 3.700 en las veredas. 

Alcaldes de Belén han sido: 2016-2019 Helder Anacona Ordóñez y hasta el 2023 es el señor Roque Ortega Delgado.

Lunes 9 de abril de 2018

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *