San Antonio de Calarma (Tolima).

Lunes 9 de octubre de 2017

Geografía e Historia.

Este municipio se encuentra al sur-occidente del departamento del Tolima, cerca a la cordillera de Calarma.

CA
Construcción antigua en San Antonio.

Anteriormente se denominaba ‘San Antonio de los Micos’, no porque hubiera muchos primates en la región, sino en recuerdo de don Pedro Miccus, un colono de origen italiano que se aventuró por estas tierras a principios del siglo XIX.

Ya cerca al pueblo observo con asombro el cartel en forma de tira larga que han descolgado desde lo alto del cerro, hacia abajo por donde transcurre el río.

C
Cartel que anuncia la cercanía al pueblo tolimense.

‘Ahora sí San Antonio’, se lee en el escrito vertical que mueve la brisa y a base de fuerza y persistencia, ha logrado arrancarle a la banda,  la letra ‘o’ del texto.

Los productos que más se cosechan en la zona son Café y Cacao: porque en San Antonio hay quienes desayunan con tinto, otros con chocolate.

Cuando pasamos por el corregimiento Limón, varias cargas de café se secaban al sol sobre el pavimento, de una calle con poco tráfico. Y en los tallos de los cacaotales lentamente las mazorcas cambian el color de su piel de verde a amarillo y rojo.

II
Vista muy agradable del interior de la iglesia parroquial.

Se ven muy pocos carros transitando por esta vía. Luego de dos horas de viaje, me bajé en Maito.

Para dejar alguna huella, recogí algunas basuras que había en el suelo, sobre todo empaques de pasabocas. También fotografié el lavadero de la casa donde venden el Yogurt de melocotón, elaborado en Chaparral.

FA
Fuente de agua en el centro del parque principal.

Buena impresión.

La Plaza de San Antonio me recibió con un brillo inesperado. Parecía como si el pueblo se alegrara con mi presencia o la iglesia de fachada blanca y reluciente, me hablara con su puerta abierta y las dos torres mirándome por las ventanas.

Por dentro el templo parroquial es elegante y sobrecogedor. Tiene arcos y columnas gordas, pintadas ahora de verde claro.

Saludé a los taxistas que cuadran en el centro y desde ese momento sentí cómo son de amables los sanantonianos.

En el pasado, San Antonio sufrió tres tomas guerrilleras seguidas, que destruyeron el corazón del pueblo, diezmaron sus defensas e hicieron de la gloria un infierno. La alcaldía, la estación de policía y hasta la casa cural quedaron hechas polvo y varios soldados de la patria encontraron el martirio y ascendieron al pedestal de los héroes.

AM
Sede de la Administración Municipal de San Antonio.

Ahora la Alcaldía funciona en una sede de tres plantas en la esquina sur-oriental, diagonal a la iglesia y en la parte de arriba de la plaza. Infortunadamente los lunes no hay atención al público.

Pueblo Centenario.

En el 2015 se celebró el centenario de la fundación del municipio. Para conmemorar los cien años se levantó en el parque central un obelisco de dos caras, con esculturas bien logradas del artista Simón Manrique. Las primeras familias colonizadoras y la imagen del cacique pijao, flecha en mano, se destacan en el monumento.

100
Escultura para conmemorar el centenario de fundación.

Arriba, en lo alto de un cerro, está el Paipí, la sede y guardería del ICBF en donde atienden a los niños huérfanos.

Frente a la puerta del perdón de la iglesia parroquial saludo a la señora amable y acogedora, que vive en la casa con fachada vistosa al estilo de la arquitectura de la colonización antioqueña.

AT
Quedan muy pocas residencias de arquitectura tradicional.

Lo más de querida la matrona, me ofrece medio plátano asado, delicioso. Desde la parte trasera de esa vivienda se divisan el Coliseo y el cerro Paipí.

Uno de los jubilados que juega cartas en el bar de la plaza, me autoriza para dar una vuelta por el pueblo en su bicicleta antigua con manubrio en forma de cuernos y parrilla trasera.

BP
Recorrido por el centro en bicicleta prestada.

Aunque es una cicla grande, pedalear no es difícil, al contrario, muy suave el manejo con los pies. Por instantes volví a los años cuando mis rodillas me permitían andar en cicla por todas partes.

Fredy me llevó en su moto hasta la parte baja y alta del pueblo, desde donde en horas de la tarde, se ve todo el casco urbano con la iglesia de frente. Muy buena la vista.

PT
Plaza de Toros dentro del casco urbano.

Como tantos pueblos de Cundinamarca y el viejo Tolima, acá en San Antonio también hay Plaza de Toros. No sé qué tanto se use esa edificación o si pasará a ser el recuerdo de épocas más violentas,  ahora cuando la tendencia es no hacer daño a los animales.

TL
En Tolima prevalecen los techos en lámina. Al fondo el coliseo.

En estos ‘caramelos difíciles’ que me quedan por conocer, hay que tener paciencia pues en pueblos alejados y de poco comercio, el transporte es difícil.

Hasta las cinco de la tarde estuve pendiente de la llegada del campero que va para Roncesvalles. El joven de la oficina de transportes no es el mejor informado. Solo al final llamó a Chaparral donde le dijeron que el carro que había salido con ese destino se había varado y tuvo que devolverse. A lo mejor no había pasajeros y cancelaron la ruta.

Hasta mejor pensé luego, prefiero dormir acá y no en el frío de Roncesvalles. Mañana viajando de día, podré disfrutar del paisaje que debe ser muy bello.

LV
Acá se abordan los camperos que viajan a las localidades vecinas.

San Antonio tiene terminal de transportes para los camperos que viajan a las veredas.

Aún no ha llegado la sistematización a este pueblo, pero vale la pena ver la manera como en un tablero gigante, se programan las rutas para cada vehículo. Quien diseñó ese tablero ya tiene mentalidad para sistematizar la información.

PR
Programación de las rutas que salen desde el terminal de transportes.

A las ocho de la noche se fue la energía y no regresó más. Afortunadamente ya me había bañado y a través de la ventana de la habitación 16 entra algo de luz. Así que dormí plácidamente.

A continuación un excelente video realizado con dron por Johnny Danilo, que da perfecta cuenta del municipio de San Antonio.

https://www.youtube.com/watch?v=onnO1gBlXOs

El alcalde de San Antonio de Calarma hasta el 2019 es el señor José Dayler Lasso Mosquera.

Acá habitan en total 15.000 sanantonianos, 5.000 en el pueblo y 10.000 en las veredas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

4 comentarios en “San Antonio de Calarma (Tolima).

  • el 24 diciembre, 2018 a las 2:42 pm
    Permalink

    Don Germán:
    Apenas hoy, buscando en la nube una imagen de San Antonio Tolima, para diseñar la tarjeta de navidad, me encuentro mirando y leyendo su blog. Gracias primero que todo. Soy sanantoniano, he vivido toda mi vida en este apacible y acogedor lugar de la geografía andina en el corazón de Colombia. Me emocioné leyendo su relato y sentí que había llegado a mi pueblo, que era su compañero de viaje. Dios lo lleve con bien por todos los lugares que recorra para que plasme en su descriptivo estilo el auténtico sentimiento de patria.
    Saludos desde San Antonio de los micos.

    Respuesta
    • el 25 diciembre, 2018 a las 7:41 pm
      Permalink

      Excelente su comentario, me agrada leer aquello de que leer mi relato es como acompañarme en el recorrido. un abrazo.

      Respuesta
  • el 18 febrero, 2019 a las 5:36 pm
    Permalink

    Nesecito el correo electronico de alguien que trabaje en la parroquia

    Respuesta
    • el 19 febrero, 2019 a las 9:36 am
      Permalink

      De pronto en la alcaldía de San Antonio se lo pueden conseguir: (038) – 225 3435. Saludos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *