San Jerónimo (Antioquia).

San Jerónimo es la ‘Puerta de Oro al Occidente Antioqueño’, un pueblo de clima cálido y con definida vocación turística.

Iglesia.
Iglesia de La Candelaria.
Flores.
Abundante flora.

Primer nivel de Medellín.

En solo una hora se puede llegar desde la capital de Antioquia, a este paraíso de vegetación copiosa, abundante oferta hotelera, ambiente de piscinas y fincas de recreo.

Si el oriente antioqueño constituye el tercer piso de la capital paisa, San Jerónimo hace parte del primer nivel.

Los buses de transporte público dejan los pasajeros a la entrada desde la carretera hacia Urabá, donde se puede tomar una moto para llegar al centro del pueblo.

Calle.
Fachadas coloridas.
Parque.
Parque de Bolívar.

Centro estrecho pero ordenado.

San Jerónimo es un pueblo limpio y acogedor. Baste decir que, en la plaza principal, no hay ni una sola venta estacionaria.  

El parque central remodelado en el 2011, mantiene jardines bien cuidados y unas diez bancas con espaldar. En los bordes de las eras, los ciudadanos también pueden colocar sus cuatro letras para disfrutar del ambiente pueblerino.

En casi todo el marco de la plaza ampliaron las aceras para ubicar mesas y sillas, donde está muy bien tomarse un café o disfrutar con amigos en ambiente de fiesta.

La iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, de frontis colonial y arcos más recientes en su interior.

Plaza.
Andenes ampliados.
Templo.
Templo parroquial.
Cultura.
Casa de la Cultura.

En una esquina de la plaza la sede administrativa ocupa un edificio de tres pisos sencillo con balcones.

Un patio central espacioso y agradable es lo más destacado de la Casa de la Cultura Gustavo Vásquez.

Destino turístico.

Por tratarse de un importante centro turístico, no faltan los bares, con equipos de sonido a buen volumen.

Me llama la atención la cantidad de edificios residenciales de tres y cinco pisos, que han construido en lo que antes eran residencias de una sola planta.

En una vista panorámica que exhiben en la Casa de la Cultura, se aprecia muy bien la cantidad de urbanizaciones campestres y parcelaciones, que rodean el casco urbano.

Expansión.
Un pueblo que crece a diario.
Normal.
Patio de la Normal.

La Ciudadela Del Sol, a solo dos cuadras del parque principal, donde hay piscina y palmas azules muy bellas. También se ve por ahí, una enredadera de flores azules, preciosas, que pude fotografiar de cerca.

Luego de caminar algunas calles, un tanto estrechas y a veces curvas, llego hasta la plaza de mercado cubierta, en el costado sur oriente de la plaza principal.

En seguida se aprecia la normal mixta, que ocupó el primer puesto en las pruebas académicas de la gobernación de Antioquia. La imagen a tamaño natural de Santa Teresita del Niño Jesús, decora el espacio abierto, pues anteriormente esta Normal estuvo dirigida por religiosas.

Huellas del pasado.

Quedan muy pocas casas tradicionales con tapias de bahareque, pero la mayoría de las viviendas conservan los techos en teja de barro.

Frente a la Casa de la Cultura permanece en pie  una choza de paja sin asomo de vergüenza, más bien orgullosa de su estampa y fortaleza.

En el cruce con la antigua carretera se ubica el establecimiento Leticia en donde es posible adquirir abarrotes, mercado y pulpas de tamarindo. Mangos, carambolos, chirimoyas y naranjas hacen parte de la variedad de frutas tropicales que se pueden degustar en San Jerónimo.

Casa de paja.
Vivienda tradicional.
Alcaldía.
Sede administrativa.

Alcaldes de San Jerónimo han sido: 2012-2015 Luis Alberto Pulgarín Cano; 2016-2019 Donaldo Fernán Vivares Gallego y hasta el 2023 el señor Mauricio Andrés Velásquez Serna.

San Jerónimo tiene 29 veredas y un solo corregimiento: El Poleal a través del cual se va a San Pedro de los Milagros.

Acá habitan en total 15.000 sanjeronimitas, 7.000 en el pueblo y 8.000 en las veredas.  Pero la población flotante que llega a las fincas y hostales los fines de semana incrementa en alto porcentaje la población total.

Fecha de la visita: Viernes 3 de mayo de 2013.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.