Tibirita (Cundinamarca).

Jueves 21 de abril de 2016

Pueblo desconocido.

Y ¿dónde queda Tibitita? Muy fácil: haga de cuenta que usted va de Bogotá para Tunja, por la troncal del norte.

VG
Vista general del pueblo.

Al pasar el embalse del Sisga, se desvía hacia la derecha, pasa Machetá y más adelante sobre la izquierda, encuentra las partidas para este hermoso pueblo del nor-oriente de Cundinamarca.

Ya en el cruce, una camioneta nos subió los cinco kilómetros que hay en ascenso hasta el pueblo, a mí y a dos chicas más.

B
Banderas en la fachada de la alcaldía.

Las jóvenes estudian Turismo en la Escuela Remington de Guateque, según me contaron. Son tan jóvenes que poco interés tuvieron para informarse más con este viajero curtido.

No, qué maravilla de paseo, no dejo de agradecerle a la vida por la oportunidad de regocijarme con los pueblos que conozco. Disfruto muchísimo estas andanzas.

¡Wow!

IT
Interior del templo de Tibirita.

Apenas ingresé a la iglesia de Tibirita como que exclamé:

‘Wow, pero ¡qué es esto!’

En las columnas del templo se ven pinturas de los 12 arcángeles en estampas juveniles. Esta es una ermita sobria, elegante, resplandeciente.

ISA
Iluminado, sobrio, acogedor, así es el interior de la iglesia parroquial.

En el baldaquino central se eleva la imagen del Resucitado y en un altar lateral está la Virgen de los Dolores, patrona de la parroquia.

Fuera de las tallas doradas en las puertas de madera y las imágenes tan dramáticas del vía crucis, hay que destacar el mosaico del piso, antiguo y con diseños únicos.

H
Tibirita se prepara para recibir turistas, en vista d sus múltiples atractivos.

Otro detalle interesante en Tibirita es que, casi todas las casas tienen las fachadas pintadas de color salmón, incluso el moderno edificio de tres pisos que hay a la entrada y que será un hotel donde se hospeden los turistas que vengan de visita.

En algunas esquinas penden de soportes en forja, tablas de buen diseño con el nombre de la calle correspondiente.

Al Mirador.

BA
Baldosa antigua en el templo.

Alguien me habló del alto donde hay dos imágenes y desde el cual se divisa todo el pueblo. Hasta allá llegué en una moto taxi, luego de subir una pendiente suave.

En efecto, desde la cima donde están las imágenes de la Virgen y Cristo Rey, la vista es espectacular, máxime en una tarde abierta como la de hoy.

Desde acá me doy cuenta dónde queda el cementerio de Tibirita y observo la plaza de toros que también tiene este pueblo, como muchos otros en Cundinamarca.

PM
Paisajes de montaña y clima medio caracterizan a Tibirita.

Quedan a la vista cerros de superficies rocosas, laderas con zonas craqueladas por las divisiones de los potreros, árboles de sauce muy altos y algunos helechos.

Al fondo la vista es sorprendente, bajo un cielo azul profundo y el cordón de nubes que corona la cordillera.

También se alcanza a ver parte de Machetá, el pueblo vecino.

OA
Vista desde otro ángulo de la localidad.

Detrás de la iglesia de Tibirita la vista conmueve, sobre todo por el techo de cuatro aguas que cubre la cúpula central. Un copón con hostia corona la cubierta superior del templo.

Luego de fotografiar la Plaza de Toros en la parte baja del centro urbano, le pedí a mi conductor que me dejara en la casa del pintor de los arcángeles, en las columnas de la iglesia.

MCR
Bella pintura del maestro Carlos Reyes.

Sería un privilegio conocer a ese artista de obras delicadas.

Maestro Carlos Reyes.

Escritorio donde el maestro hace los bocetos.

Y sí, mi amigo sabe que la residencia de tres pisos en la esquina de arriba de la plaza, es la vivienda de Carlos Reyes, como se llama el connotado pintor.

La esposa del artista salió por una ventana para decirme que en media hora saldría el maestro Reyes.

Ah, qué alegría conocerlo y qué buena oportunidad para felicitarlo por el pincel magistral que maneja.

Mientras tanto fotografié la puerta de acceso a su casa en la que también se observa la huella del formón del maestro.

La  idea del artista es convertir dos pisos de su residencia en un Museo, donde las pinturas permanezcan para siempre sin salir de Tibirita.

Por fin apareció el creador, un hombre delgado, algo tímido pero muy amable y generoso con este viajero.

Lo invité a tomar café en el establecimiento cercano y allí empecé a conocer aspectos de su obra.

CR
Maestro Carlos Reyes con algunas de sus esculturas.

Supe que el pintor que más admira es a Ricardo Gómez Campuzano, (Bogotá 1.891-1.981), un artista paisajista, retratista y costumbrista como el maestro Carlos Reyes.

Don Carlos tiene un hijo que heredó su aptitud para la pintura.

Lo mejor fue que el Maestro me invitó a conocer su estudio, el taller donde se inspira y juntos recorrimos todos los salones de la residencia.

Y claro, por todas partes se ven bocetos, pinceles, retratos, cinceles, obras terminadas y algunas esculturas.

‘Las Fiestas tiribitanas’, una de las obras insignia en la localidad.

Por último el maestro Reyes me acompañó hasta la Casa de la Cultura. En el fondo de la Biblioteca hay dos murales suyos: ‘Las Fiestas Tibiritanas’ y otro relativo a la gastronomía y costumbres propias del municipio.

R
Arcángel Raphael.

El 24 de septiembre de cada año se celebra acá el ‘Festival del Promesero’, en honor de la Virgen de los Dolores, patrona del municipio.

Y del 3 al 7 de noviembre del 2017, serán las Ferias y Fiestas de Tibirita  que atraen gran cantidad de amigos del municipio.

Después del medio día bajé hasta el Salitre a esperar transporte para Guateque, en donde me quedaré por unos días.

Alcaldesa.

La alcaldesa de Tibirita hasta el 2019 es la señora María Patricia Vaca Castillo.

Este municipio cundinamarquez tiene tres mil habitantes en total, 500 en el centro y 1.500 en las veredas.

Los Termales El Paraiso, el Cerro El Volador y la cascada La Chorrera, son otros atractivos turísticos para disfrutar en Tibirita.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

14 comentarios en «Tibirita (Cundinamarca).»

  • el 7 agosto, 2018 a las 9:37 pm
    Enlace permanente

    Correccion: el pueblo vecino que se ve al fondo no es Somondoco, es Machetá.
    ??

    Respuesta
  • el 4 febrero, 2019 a las 5:18 pm
    Enlace permanente

    Lindisimo pueblo, nunca me imagine que existieran joyas como esas que son casi desconocidas inclusive para la misma gente que vive en Colombia.

    Respuesta
    • el 5 febrero, 2019 a las 1:28 pm
      Enlace permanente

      Sí, vale la pena promover turísticamente este municipio. Saludos.

      Respuesta
    • el 1 abril, 2019 a las 6:11 pm
      Enlace permanente

      No sabría decirle porque no amanecí allá. Pero de pronto a través de Google y la alcaldía le informan. Saludos.

      Respuesta
  • el 29 diciembre, 2019 a las 2:10 pm
    Enlace permanente

    Yo soy de ese bello pueblo, solo solicito o recomiendo mas señalizacion, para llegar allá.

    Respuesta
  • el 24 julio, 2020 a las 8:10 pm
    Enlace permanente

    TIBIRITA. TIERRA DE MARAVILLAS….GENTE AMABLE Y CORDIAL,,,,CLIMA ESPECTACULAR…..VEGETACIÓN AL MÁXIMO QUE RODEA TODOS SUS PARAJES….SOLO ARRIÉSGATE A VISITARNOS Y LO PENSARAS SI TE QUIERES REGRESAR…

    Respuesta
  • el 1 febrero, 2021 a las 8:01 pm
    Enlace permanente

    Un clima agradable.
    Los árboles del parque, son bello panorama.
    Quiero saber, si el busto que se encuentra en el mismo parque; es de el mismo Rufino José Cuervo; quien tiene su participación en el diccionario de la lengua española.
    Lo busqué y dice que nació en Bogota. Pero, alli dice ser hijo de este lindo pueblo.
    Gracias!

    Respuesta
    • el 2 febrero, 2021 a las 4:22 pm
      Enlace permanente

      Sí señora Lucero. En el pedestal donde está el busto se lee: ‘El Concejo Municipal de Tibirita a su esclarecido hijo Dr. José Rufino José Cuervo Barreto, nacido en esta ciudad…’ y fue colocado en 1.962. Saludos.

      Respuesta
  • el 5 abril, 2021 a las 9:11 pm
    Enlace permanente

    En unos meses si Dios quiere me iré a vivir a ese hermoso pueblo que me vio nacer y abandone por más de 40 años pero nunca es tarde para volver y permanecer por siempre en una de sus 14 veredas un abrazo a todos

    Respuesta
    • el 6 abril, 2021 a las 7:49 pm
      Enlace permanente

      Qué bien, esa es la tendencia hoy, regresar al campo. Mucha suerte.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *