Toledo (Antioquia).

Miércoles 6 de junio de 2012

Toledo es un municipio ubicado al norte de Antioquia.

Parque e iglesia de Toledo.
Parque e iglesia de Toledo.

Después de San José de la Montaña se asciende por carretera sin pavimentar hasta un alto, para bajar luego durante una hora, hasta Toledo.

A poco rato de salir de San José están las partidas para Labores, un corregimiento del que oigo hablar desde cuando estudiaba en Santa Rosa de Osos.

‘Las Brisas’ está sobre el camino y es un sitio encantador, en todo lo alto de la cordillera, desde donde se obtienen vistas preciosas de 360 grados.

FA
Palomera y fuente de agua.

Apenas comenzó el descenso, me pasé para la silla del frente, al lado de un funcionario de Comfama, que viaja por muchos pueblos.

El hombre se encarga de los estudios previos a la construcción de soluciones de vivienda, o para mejoras de viviendas, sobre todo aquellas que han resultado afectadas por el invierno reciente.

El gobierno nacional, buscando mayor transparencia, ha delegado en las cajas de compensación la construcción de viviendas de interés social.

Cuando esas obras se hacen por parte del municipio y quedan en manos de los alcaldes y concejales, generalmente se manejan de manera proselitista y es mucho el dinero que se desvía a otros fines ‘non sanctus’.

CT
Cementerio de Toledo, a la entrada al pueblo.

Así que a las 12:30 del día llegamos a Toledo, pueblo que se divisa un poco antes de andar por sus calles.

Como el cementerio de forma muy especial, queda antes de entrar a la plaza, le pedí a mi amigo que se encargara de mi morral y me bajé del bus en las primeras casas del poblado.

Fui hasta el camposanto, ubicado en una explanada agradable. En el centro de la necrópolis, hay una imagen del resucitado y a la entrada varios ángeles custodian el recinto.

PA
Escalas en piedra ancestral.

De Toledo me llama la atención la cantidad de calles con piso empedrado, muy bonitas. No es un pueblo plano, pero sí entretenido y fácil de conocer en pocas horas.

Y lo que más me gustó fue el plano del pueblo, a pesar de su topografía inclinada, fue trazado como sobre una hoja de papel cuadriculado.

Desde muchas cuadras se obtienen vistas fabulosas de la torre y cúpula de la iglesia que, no es gran cosa, pero su estructura sí se destaca muy bien sobre el contorno.

NT
Niños toledanos posan para el viajero.

Y con cielo abierto de pocas nubes como fondo, se obtienen fotos preciosas de este pueblo pintoresco.

Con unos niños que sintieron curiosidad por mi cámara, tomé varias fotos teniendo la torre de la iglesia como base.

Ya en el parque ubiqué el edificio de la Alcaldía, al frente de la iglesia.

Por dentro el templo es aceptable. Columnas cuadradas de capiteles dorados, un retablo de madera en el altar principal e imágenes en las naves laterales.

AP
Altar principal en el interior del templo.

Bajo el atrio de la iglesia hay algunos locales comerciales.

Aquí también la estación de Policía ocupa un lugar privilegiado y permanece custodiada por varios gendarmes.

El parque es bonito y está bien adornado, con árboles y matas de flores.

SM
Pueblo de balcones: silla mirador.

Después estuve frente a una banca mirador, desde la cual se contemplan gran parte de las laderas verdes que bajan hasta el río San Andrés.

El paisaje es precioso: algunas casitas campesinas, cultivos de pancoger y quebradas que descienden entre arboledas protectoras, para verter sus aguas allá abajo.

MV
Mirador de la Virgen.

Allí un muchacho me fotografió para tener un recuerdo de este pueblo agradable y de muchos miradores. Porque también hay un alto donde está la Crus y otro con la Virgen como centinela.

Un funcionario del municipio me dijo que el compañero me buscaba con el morral a cuestas. Me encontré con él y con un concejal de Toledo. Tomamos tinto y luego me despedí de mis amigos para continuar viaje hacia Ituango.

A+
Al fondo el Alto de la Cruz,  otro mirador.

El mismo bus en el cual vinimos sigue a las tres y media de la tarde hasta El Valle, un corregimiento ubicado allá abajo, cerca del puente de Pescadero.

En ese sitio hay varios campamentos del Proyecto Pescadero-Ituango.

No debo esperar tanto rato para almorzar, ahora cuando ya he caminado las principales calles de Toledo.

Así que, en el restaurante ubicado a media cuadra de la plaza, compré por  cinco mil pesos un seco con arroz con pollo, huevo frito y tajada madura, empacado en contenedor, para almorzar en la calle por donde salen los carros para El Valle.

De esa manera no me pierdo algún transporte que salga de Toledo y me pueda llevar hasta la obra.

EO
Otra calle con empedrado original.

Sandra Yineth es una chica de 14 años que está en séptimo grado. Su abuela: fue quien la crió, pues

‘la mamá supo tenerla pero no quiso saber de educarla, por dedicarse a la buena vida’.

La casa de la abuela es sencilla pero bien decorada con plantas florecidas. Una cortina decente engalana el ingreso a los corredores alrededor del patio central.

PF
Corredores con plantas florecidas.

Esa misma abuela fue la que me ofreció agua de panela como sobre mesa, cuando me senté en la acera de su casa, a disfrutar del almuerzo empacado.

Como me han advertido del intenso calor que hace en El Valle, me aprovisiono de tres bolsas de agua para el camino.

Desde la casa de la abuela, se tiene una vista preciosa de la cordillera del frente. En un punto de la ladera está Ochalí, un corregimiento de Yarumal cuya capilla y algunas casas se aprecian bien desde acá.

Con mi cámara ‘traigo’ la imagen del caserío para apreciarlo mejor en el computador.

CO
A lo lejos se divisa el coreegimiento Ochalí.

Ya con el estómago satisfecho, me quedé conversando con la abuela en la acera de su casa.

Tengo la esperanza que pase alguien en moto y me baje hasta El Valle. El viaje en motocicleta debe ser muy agradable por los paisajes verdes tan bellos que se ven.

Han bajado dos motos, pero ambas con pasajero en la parrilla.

La cancha de futbol de Toledo es completamente plana. Me recuerda cuando yo jugaba con amigos y si alguien

CF
Cancha de fútbol a la entrada al pueblo.

elevaba mucho el balón, le preguntábamos que si se la había tirado a San Pedro. Hoy la nubes forman como una gran portería que explicaría el balonazo del jugador impetuoso.

No llevaba veinte minutos, cuando apareció una camioneta Toyota cuatro puertas, de las que utiliza EPM. Le puse la mano y sin vacilación el conductor se detuvo para darme acceso a la banca trasera.

El carro pertenece a uno de los contratistas de la obra, y vino a Toledo para que atendieran en el hospital a uno de los empleados, que tuvo no sé qué percance de salud. Pero ya estaba bien y fue mi compañero de silla. Adelante iba el conductor con la funcionaria de Salud Ocupacional que vino a atender la emergencia.

EA
Moderno edificio de la alcaldía en Toledo.

A mitad del descenso entre Toledo y El Valle, entramos a Miraflores, un corregimiento pequeño pero en un sitio con excelente vista sobre el río y sus alrededores.

Hasta allí suelen venir los empleados del contratista, a pasar algunas horas del fin de semana, comiendo picada y tomando cerveza.

Toledo tiene en total 5.700 habitantes.  Mil trescientos viven en el pueblo, y el resto: 4.400, residen en las veredas.

El alcalde de Toledo hasta el 2019 es el señor Johnny Alberto Marín Muñetón.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *