Une (Cundinamarca).

Viernes 2 de diciembre de 2016

Llegué a este pueblo cundinamarquez procedente de Gutiérrez, en una moderna camioneta Volkswagen que cobra $10.000 por el pasaje.

CP
Calle principal en el municipio de Une.

El transporte va para Bogotá, vía Une, no por Fosca por donde el recorrido es más largo y la carretera menos buena.

Después de El Ramal, donde está la desviación para Fosca, tomamos la izquierda para continuar por una carretera muy hermosa, con precipicios profundos.

Roca
Rocas de diferentes colores ocres.

Las rocas contra la montaña, parecen pinturas en exposición.

De colores ocres y variados: amarillo, rojo, café o negro, ¡qué preciosidad!

Lástima que fueron pocas las fotos que pude tomar, entonces me concentré en admirar tanta belleza.

Debió ser muy difícil abrir esta vía hace más de 50 años.

Lo ideal es transitar por acá en las mañanas cuando la luz solar pega contra los taludes rocosos.

VG
Vista general del pueblo antes de llegar a Une.

Siete kilómetros antes de llegar a Une se comienza a divisar el casco urbano.

Y ya bajando del Alto del Sagrado Corazón, se aprecian al tiempo los planos de Une acá cerca y Chipaque más al fondo.

EE
Esquina emblemática en el marco de la plaza.

Une me gustó desde cuando me bajé en la plaza principal.

Lo primero que fotografié fue la casa central de paredes rojas, una esquina emblemática del pueblo. Allí siempre ha estado la cafetería de la señora Jovita.

También enfoqué al señor Romero, que tiene un bastón con más de cincuenta años hecho de puro palo de guayabo.

TP
Torres altas del templo parroquial.

Lo mejor vino cuando contraté a un moto-taxista para que por $4.000, me diera una vuelta por la localidad.

Para comenzar fuimos al Cementerio y el Calvario, un santuario en un barrio de la periferia, en donde se exhiben las imágenes de la crucifixión: Cristo en la cruz, la Virgen y San Juan.

Lo bueno es que ese sitio se encuentra en el sector más alto del centro urbano y sobre un pequeño cerro.

Trepando hasta la cima se pasa por las estaciones del vía crucis, hechas bajo un manto de botellas pets recicladas.

VC
Via Crucis con botellas recicladas.

Las imágenes del señor caído o crucificado son hechas por algún artesano, no muy pulidas pero de todas maneras llamativas.

Ya en el alto la vista sobre el municipio es espléndida. No se ve la iglesia de frente, pero esta panorámica sirve para que el visitante se dé una idea completa del pueblo.

VP
Vista del pueblo desde el cerro.

Por ahí cerca, en el barrio Villa Natalia  hay una capilla al Señor de los Milagros con frontis color ladrillo, que alguien del barrio construyó como oratorio.

Bajamos hasta la Plaza de Toros que es orgullo de los unenses pero que a mí, a pesar que está recién pintada de rojo, no me causa mucha gracia.

Le agradecí la gestión a mi moto-taxista e ingresé a la plaza de mercado cubierta de Une, que es limpia y ordenada.

Allí pude comer mangos de azúcar y fotografiar algunos puestos de ventas de frutas.

MC
Mercado cubierto y aseado con variedad de frutas tropicales.

En la panadería NatiPan cerca de la plaza compré una galleta de avena, de las más ricas que he probado.

GA
Difícil resistir la tentación de una galleta.

Con buena cantidad de pasas y a $500, recién horneadas, estaban de morir. Tanto que merecieron foto puestas sobre la lata.

También se compran en la NatiPan, pandeyucas grandes a $600 la unidad. Y muy ricos.

En la plaza varios jóvenes pateaban un balón. Jugamos un momento y luego celebramos, sentados en la tarima del parque.

Muy amigables me parecieron estos muchachos.

JD
Con jóvenes deportistas en el parque de Une.

Y para rematar, vino lo mejor: al regresar a la plaza principal, qué veo: a ‘Moro’, un caballo criollo que tenía atado atrás el rastrillo para arar la tierra.

Le tomé una foto con sus orejas erguidas, como me gusta fotografiar los equinos.

M
‘Moro’, un caballo experto en arar la tierra.

Yo conocía el arado con el cual una yunta de bueyes escarba la tierra, pero nunca había visto esa cuchilla que se pega a una cabalgadura.

Me encantó este descubrimiento en Une.

El regreso a Cáqueza en media hora, cuesta solo $4.000.

CG
Banderas frente a la Casa de Gobierno.

De pronto vuelvo otro día a Une, un pueblo que me ha encantado.

Además, los paisajes a lado y lado de la carretera son muy bellos. Como unas casitas con jardín que alcancé a fotografiar desde el bus.

El alcalde de Une hasta el 2019 es el señor Yecith Efren Angel Romero, quien le ganó por menos de 200 votos a su inmediato contendor el señor Álvaro Gómez.

Acá habitan en total 8.000 unenses, en el pueblo 3.800 y el resto 4.200, en el campo.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.