Albán (Cundinamarca).

Lunes 24 de agosto de 2015

De un momento a otro, en la tarde del domingo, armé viaje para Bogotá, desde el Terminal Norte de Medellín. Quiero aprovechar el Fenómeno del Niño para viajarenverano y conocer algunos pueblos del nor-occidente de Cundinamarca. Así que luego de viajar toda la noche, a las 5:30 de la mañana del lunes, me bajé en la entrada a Sasaima.

OC
Mapa occidente de Cundinamarca.

Actualmente para ir de Villeta a Bogotá, existen dos vías: la nueva autopista de doble calzada, que pasa por La Vega, y por la cual transitan los autos particulares y busetas medianas; y la vía antigua, de un solo carril, que pasa por Sasaima, y  por donde circulan los tracto-camiones y buses interdepartamentales.

Estando en Sasaima salí a esta segunda carretera, para conseguir transporte hacia Albán, el pueblo intermedio y equidistante entre Sasaima y Facatativá.

Como un lazo de asfalto que quisiera ahorcar al pueblo, a Albán lo rodea la carretera central, que se mantiene congestionada con tanto camión de 22 llantas. Me bajé en la penúltima entrada, cuando pedí que me indicaran cuál era la última, pero el conductor necesitaba aprovechar que otros pasajeros se bajaron allí, y salir rápido para que no los alcanzaran las dos tracto-mulas que acababa de adelantar.

AR
Fachadas pintadas de amarillo y rojo.

Albán es un pueblo muy tranquilo, de solo seis mil habitantes. Lo que impresiona al llegar a la localidad, es ver la mayoría de las fachadas de las casas pintadas de amarillo con puertas, ventanas y zócalos rojos.

Se trata de una campaña oficial, que de verdad hace ver ordenado el casco urbano.

IP
Iglesia Parroquial.

La plaza en día de semana y a tan temprana hora se ve desolada. Albán es una localidad de clima un poco frío. En este momento no han abierto la iglesia, pues el párroco descansa los días lunes.

Este es un templo construido en piedra amarilla tallada, como muchas de las iglesias del altiplano cundi-boyacenese. A un costado está la Capilla del Señor de la Vida.

En la plaza crecen pocos árboles y en cambio muchas palomas buscan su primer alimento de la mañana. Observo en el espacio público, una cancha mixta y juegos infantiles.

Albán ofrece varios sitios para turismo de naturaleza, como el sendero ecológico que conduce a las ‘Peñas del Aserradero’, un mirador natural ubicado arriba del casco urbano.

PP
Plaza principal de Albán.

Allí la CAR ha construido un observador de aves, pues la región es rica en fauna y flora, y La Corporación Autónoma Regional, es la institución encargada de velar por la conservación de esa reserva ambiental, donde nacen varias vertientes que surten de agua a los pueblos vecinos.

C y P
Cancha y palomas en la plaza.

Dicen que en días despejados, la vista desde el Mirador del Aserradero es de gran profundidad y amplitud, tanto que podrían observarse al mismo tiempo los nevados del Tolima, Santa Isabel y el del Ruiz.

Más adelante visité la sede de la Alcaldía, ubicada también en el marco de la plaza.

Después anduve por el Colegio General Carlos Albán, en memoria del militar conservador. Anteriormente este municipio se conocía con el nombre de ‘Agualarga’.

Muchas casas exhiben plantas floridas de colores intensos en las fachadas o los corredores. En tierra fría las flores tienen tonalidades agudas que lucen esplendorosas  y hablan bien de las personas que las cultivan.

J
Jardín en el frente de algunas casas.

Por el sector bajo del pueblo, está también la Plaza de Toros que, con la tendencia actual en contra del maltrato animal, seguramente no tendrá mucho futuro o, al contrarío, atraerá a la afición taurina bogotana.

EF
Antigua Estación del Ferrocarril.

Anduve por la Estación del Ferrocarril, recién remodelada, en donde se ubicará la biblioteca digital de Albán.

Por mucho tiempo esa edificación se mantuvo en el abandono y hoy luce muy distinta.

Bueno, ya es suficiente con lo que he mirado de Albán. Me llevo buena impresión de este pueblo ordenado y con algunas casas decoradas con hermosos jardines.

Seguiré mi correría hacia Nocaima, luego de hacer escala en Villeta.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

4 comentarios en “Albán (Cundinamarca).

  • el 2 marzo, 2019 a las 9:07 am
    Permalink

    Hola, gracias por el aporte y por las bonitas imagenes.

    Respuesta
    • el 7 marzo, 2019 a las 7:18 am
      Permalink

      Me encanta que le gusten, saludos Juan.

      Respuesta
      • el 30 abril, 2020 a las 10:34 pm
        Permalink

        Buenas mi hermano,me gustó su reseña ,yo soy de Alban,naci y creci en ese pueblito curioso,ahora vivo en bogota extraño el pueblo asi lo visite con regularidad atemporal,el caso es que podria regresar y averiguar mas cosas del.pueblo la historia de alli es rica culturalmente hablando,los pobladores lo ignoran pero hay ciertas personas que le pueden brindar información mas profunda,lo que vio fue solo una fachada
        de lo realmente es el pueblo en si mismo.
        Gracias por leer esto, si alguna vez lo llega a leer.

        Respuesta
        • el 11 mayo, 2020 a las 4:43 pm
          Permalink

          Gracias a usted por su aporte, sí, habrá que volver para tener otra mirada. Saludos.

          Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *