Betulia (Antioquia).

Betulia es un pueblo cafetero del suroeste antioqueño. Para llegar a él, se pasa por Concordia y a continuación las partidas para Salgar, al cual se accede por una carretera destapada.

Cafetales.
Cultivos de café.

La venida a Betulia se justifica además por la belleza del paisaje cafetero, las montañas, las curvas de la carretera y la prolongada y hermosa vista sobre  Concordia.

Centro del pueblo

Sencilla, aunque grande y encopetada aparece la iglesia betuliana; con buena iluminación natural en el interior, las líneas geométricas del frontis y la torre, algo le aportan al diseño externo.

Iglesia.
Iglesia parroquial.
Templo
Interior del templo.

A todo el frente de la iglesia sembraron una ceiba que han debido ubicar en otro sitio en donde no tape el frontis de la iglesia que, en todo pueblo es el mayor patrimonio cultural del municipio.

El parque de Betulia es inclinado y con abundantes árboles. Aunque no es muy grande ofrece 25 bancas en hierro forjado y tablas de madera, en las que los pensionados se sienten a sus anchas.

Parque.
Parque principal.
Lateral
Vista lateral.

Este  es un municipio de forma irregular. Sin embargo tiene cuatro carreras principales con otros tantos puentes sobre la quebrada Buena Vista que atraviesa el pueblo de occidente a oriente.

En casi todos los bares y establecimientos públicos hay letreros que dicen:

‘Se prohíbe pagar vales en este lugar’

La advertencia se refiere a los dueños de las fincas y mayordomos que en tiempos de cosecha cafetera acostumbran citar a sus trabajadores en los bares para cancelar los jornales. Los dueños de las cantinas no quieren implicarse en posibles robos o atracos que puedan ocurrir dentro del establecimiento.

Excelente atalaya

Consulto con lugareños y concluyo que no es necesario esforzarme para subir al Cristo Rey por un sendero muy empinado, sino que basta que contrate una ‘taxi-moto’, para subir a Los Pinos y desde allí tendré una hermosa vista sobre toda la región.

El ascenso duró veinte minutos. Subimos incluso más arriba de Los Pinos, hasta donde se bifurca la carretera que va para la antena a la derecha, o para la vereda La Arboleda a la izquierda.

Panorámica.
Vista desde el mirador.
Calle.
Calle central.

Desde ese punto la vista sobre el pueblo y sus alrededores es fascinante. El día de firmamento abierto no podía ser más oportuno para esta contemplación.

La vista panorámica permite diferenciar las partes del pueblo: al occidente sube la calle por Barrio Nuevo; al nor-oeste se ve el ascenso de la carretera que va para Urrao y que tiene su máxima altura en la curva llamada El Brechón.

Por último, hacia el sur se aprecia claramente y con todas sus curvas, la carretera por la cual vine de Concordia y que sube hasta el alto de La Raya.

Árboles.
Quedan pocos eucaliptos.

Cuando en el 95 vine por primera vez a Betulia,  me llamó la atención la cantidad de árboles muy altos, eucaliptos, sobre todo, que había en la vía que sale para Urrao. Infortunadamente por lo que veo desde acá, de esos árboles que eran una barrera natural de protección frente al precipicio, quedan muy pocos.

Mi amigo dice que fue necesario talarlos cuando pavimentaron la carretera, pero no lo veo claro siendo que antes protegían de la erosión, defendían del abismo y adornaban la vía.

Otro sitio que se observa desde acá es el corregimiento de Altamira, con su imponente iglesia de ladrillo cocido.

Altamira.
Corregimiento de Altamira.

Una vista frecuente en estos días y que se ve muy hermosa, es el contraste de los guayacanes florecidos de amarillo en medio del verde oscuro y brillante de los cafetales.

Otras Singularidades

De nuevo en el pueblo, conozco la casa cural, una mansión amplia con patio solariego. El Padre Mario Peláez me invita a tomar tinto con él en el comedor del segundo piso.

Patio.
Casa cural de Betulia.

La calle 21 es la de mayor comercio. Esa es la vía que sale para Urrao y en donde se ubican varios mini-mercados. En la calle 20 con 22 está la Emisora Betulia Estéreo.

Será por las casas tan pequeñas en estos pueblos de clima frío por lo que la gente saca la ropa a secar en las paredes exteriores de las viviendas o en los balcones.

Me encanta ver el colorido y variedad de la ropa puesta al sol. Mirándolas puede uno suponer la edad, sexo y condición económica de las personas que habitan cada residencia.

Prendas.
Ropa recién lavada.

La alcaldía de Betulia está en la plaza principal, pero en el recién construido CREM de la calle 20 con 20 funcionan también algunas dependencias oficiales.

En el coliseo cerca al CREM, encontré varios jóvenes jugando fútbol. Casi todos los pueblos cafeteros tienen muy buena infraestructura de servicios, gracias al apoyo que durante años les ha dado la Federación.

Finalmente le pido a un señor muy serio que me lleve hasta la salida para Urrao y accede de mediana gana.

Luego, cuando le hablo con propiedad de su volqueta Internacional modelo 51, tan bien tenida y potente, ahí sí empecé a tenerlo de este lado.

Puente.
Puente peatonal.

Saliendo de Betulia se ve allá como en una hondonada y cerca de la estación de servicio el Hospital Germán Vélez Gutiérrez.

Juan Manuel Lema Hurtado fue el alcalde de Betulia hasta el 2011. Del 2016 al 2019 el señor Alonso Suárez Castillo y hasta el 2023 será Juan Manuel Lema Hurtado.

Acá habitan en total 16.000 betulianos, 5.000 en el pueblo y 11.000 en las veredas.

Martes 4 de diciembre de 2007.

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *