Calarcá (Quindío).

Jueves 21 de noviembre de 2013

La gente por acá es paisa, tiene buen sentido del humor y eso hace que, uno como visitante disfrute más del paseo.

AC
Sedes del Concejo y la Alcaldía en Calarcá.

El conductor de la buseta hacia Calarcá, es lo más de bien parecido y claro, se las quiere conquistar todas, desde la veterana taquillera en el peaje de la salida, hasta las pasajeras a las cuales les habla cariñosamente.

Como voy en el puesto de co-piloto, me llamó la atención además, cómo el chofer aprovecha una imagen del Señor Caído para que le sostenga los billetes con los cuales devuelve al que paga con diez mil pesos.

CB
Casa antigua en el corregimiento de Barcelona.

El vendedor de traperas que se subió al bus con la mercancía, no pagó los $1.600 del pasaje, sino que ofreció a cambio una escoba y al conductor aceptó el trueque.

Al pasar por  la Plaza Principal de Armenia, pude fotografiar desde el carro, la hermosa escultura de Arenas Betancur que decora el parque.

Calarcá es casi que un barrio de la capital quindiana. Desde Armenia la buseta baja hasta el sector denominado ‘La María’ donde está el puente sobre el río Quindío, para subir luego a Calarcá.

CC
Escultura estilizada en la Casa de la Cultura.

Lo primero al bajarme del bus es fisgonear en la Plaza de Mercado. Luego averiguo por la Casa de la Cultura, cerca de allí.

A la entrada del edificio cultural de tres plantas, hay una escultura italiana en bronce, bellísima, de una mujer con cuerpo estilizado.

Después en la Plaza de Bolívar, disfruto de un tinto que en esta tierra cafetera sabe aún mejor.

CP
‘Centro Cultural’ en casa patrimonial.

Deberé esperar hasta las dos de la tarde para visitar el ‘Museo Gráfico’, a pocas cuadras de la plaza principal. Entonces aprovecho el tiempo en un café Internet.

Luis Fernando Londoño Atristizábal fue el creador del Museo Gráfico, una casa antigua en la que se exhiben máquinas de retratar, proyectores de películas, radios antiguos y todo lo que tuvo que ver con los medios audiovisuales de los años 50.

Es que el papá de Luis Fernando proyectaba cine en los municipios del Quindío y fue así como el hijo se aficionó a las comunicaciones.

Luis Fernando archiva unas 22 mil cédulas de las de antes, no laminadas, sino en hoja media carta, pues en aquella época eran los municipios los que expedían los documentos de identidad.

PP
Colorida Plaza Principal de Calarcá.

Allí reposan desde la número 0001 hasta los últimos documentos que se expidieron en Calarcá, antes que existiera la Registraduría Nacional del Estado Civil.

El Museo Gráfico también conserva el archivo completo de 70 mil negativos, que un fotógrafo calarqueño de toda la vida, guardó con sumo cuidado y ahora una asistente de Luis Fernando scanea, uno a uno.

Me entretuve mirando fotos antiguas de los 12 municipios quindianos con los cuales se decoran las paredes de la vieja casa-museo.

MA
Mosaico antiguo y poco común.

Lo más triste es que esta mansión antigua, de 400 metros cuadrados y hermosa baldosa antigua,  no tiene doliente, por haber sido declarada Patrimonio Cultural. Sus dueños quisieran tumbarla para hacer un edificio en semejante lote central, pero con razón no se los permite la oficina de planeación.

Entonces esperan a que las goteras y el invierno la deterioren hasta el punto que amenace ruina, para entonces sí obtener la licencia de construcción.

Pero es que el municipio tampoco estimula a los propietarios de estas casas antiguas, con una buena rebaja en el predial o algo así.

Ese problema se vive en todos los pueblos de Colombia que tienen patrimonio arquitectónico.

PC
Inmensa plaza central en Barcelona (Calarcá).

Por el señor Londoño Aristizábal me entero que Barcelona, un poblado por el que pasé ahora, es el corregimiento más grande de Colombia, pertenece a Calarcá, y tiene más población que algunos municipios quindianos como Pijao, Córdoba, Génova o Buenavista.

Y sí, ahora pasé por allí, observé la plaza amplia y algunas construcciones patrimoniales de esa inspección de policía.

Mi anfitrión también habla muy bien de ReCuCa, el nuevo parque temático, cuya sigla significa: Recorrido por la Cultura Cafetera.

MG
Foto cortesía Museo Gráfico. Frontis anterior.

Su creador es un loco acaudalado, que convirtió la finca en parque, y viste a los visitantes de recolectores y chapoleras, para que vivan de verdad, lo que es la siembra, recolección y el beneficio del café.

En concepto de Luis Fernando, en ReCuCa se hace mejor labor que el famoso Parque Nacional del Café.

Más adelante un lugareño me contó cómo a algún cura de la Catedral, le dio por tapar con cemento y aluminio el frontis antiguo y en ladrillo de la iglesia central y sí, ahí está muy evidente el daño, una fachada moderna que oculta el frontis y las dos torres antiguas y terminadas en triángulos.

FM
Fachada modificada de la iglesia en Calarcá.

Incluso anteriormente el templo tenía tres naves, y a ese presbítero innovador, le dio por convertirla en un salón único.

La que sí es bonita es la imagen de San José de martillo en mano, que se ve a un lado del atrio.

IO
Original imagen de San José.

A continuación visité el Restaurante El Hato, a cuadra y media del parque, un establecimiento que ocupa otra casa patrimonial, decorada también con radios viejos y cuanto traste antiguo consiguieron los dueños.

Lo más hermoso allí son los cielo-rasos de las habitaciones, con preciosos decorados radiales en listones de madera.

ACA
Cielo raso en madera propio de la ACA.

Bueno, ahora sí doy por terminada mi visita a Calarcá, pues se vino un aguacero fuerte, a muy buena hora, cuando ya había hecho lo previsto en este municipio.

Me faltó visitar una calle donde hay varias casas con frontis coloniales o arquitectura de la colonización antioqueña, pero la otra vez cuando estuve acá fotografié varias de esas residencias.

50
Baldosa de los años 50 en Calarcá.

Así que pasé por la Plaza de Mercado o Galería, como le dicen en el Valle, y ahí al frente tomé la buseta que, por $1.600, me llevó en 20 minutos, al Terminal de Transportes de Armenia.

El Terminal Terrestre es el epicentro de la capital quindiana, todos los transportes a los 11 municipios del Quindío salen y regresan a ese lugar céntrico.

Yenny Alexandra Trujillo Alzate es la alcaldesa de Calarcá hasta el 2019. En esta ciudad viven en total 73.000 calarqueños, 56.000 en el centro y 17.000 en las fincas.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

4 comentarios en “Calarcá (Quindío).

  • el 21 mayo, 2016 a las 5:44 pm
    Permalink

    Que hermoso como describes todo. Por favor continua, gracias por ello, me hace revivir el pasado.un saludo desde München Alemania ?

    Respuesta
    • el 22 mayo, 2016 a las 1:03 am
      Permalink

      Gracias a tí, un abrazo.

      Respuesta
  • el 21 mayo, 2016 a las 8:56 pm
    Permalink

    me di un banquete con tu reporte de mi pue blo donde naci en el año cuarenta,que recuerdos,en esa iglesia me bautizaron y lo que recorriste fueron mis lugares de juego cuando niño felicitaciones y gracias

    Respuesta
    • el 22 mayo, 2016 a las 1:05 am
      Permalink

      Excelente por tus recuerdos gratos, saludos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *