Gachantivá (Boyacá).

Viernes 3 de junio de 2016

El pasaje de Samacá a Gachantivá cuesta solamente $10.000 para dos horas y media de recorrido.

CM
‘Chiva’ Mercury que ya cumplió su ciclo.

La buseta Mercedez Benz modelo 2016 que abordé en Samacá, hizo parada de 20 minutos en el terminal de Villa de Leyva.

Aproveché ese tiempo para comer salpicón de frutas sin azúcar en un punto sencillo que me indicó un policía bachiller. Qué acierto.

Ha crecido mucho Villa de Leyva. Pero con un desarrollo bien planificado. Solo permiten construcciones de estilo colonial y en lotes no menores de una cuadra.

ChL
En cambio esta chiva sí dará leche.

Me cuentan que muchos pensionados europeos compran casas en las afueras de Villa de Leyva y viven a cuerpo de rey, cambiando euros por pesos.

En este paseo fotografié dos chivas: una que dá leche y otra de modelo tan viejo que ya está abandonada en una calle de Guachantivá.

Nos encontramos la salida para Arcabuco, a 40 minutos de Villa de Leyva.

Y por ahí también se ve el cruce para Periqueras, una zona con cascadas, lagunas y avistamiento de aves.

IT
Iglesia de tamaño sobre-dimensionado.

No hay subidas ni bajadas, toda esta carretera transcurre en travesía, y por terreno destapado.

Lo primero que fotografié al llegar a Gachantivá fue su iglesia de construcción rara en cuanto se dice que los planos fueron diseñados para un pueblo de clima caliente en la costa atlántica, pero por error llegaron y se hicieron realidad en el centro de Gachantivá.

Y sí es posible, pues esta iglesia con elementos góticos como las bóvedas nervadas y pilares compuestos, tiene

PD
Pila que decora el parque desde 1.956.

tamaño descomunal para un pueblo tan pequeño. Además ostenta muchas entradas de aire y exceso de ventilación para un sitio de clima frío como es Gachantivá.

La Pila de los Monos es una escultura que muestra a cuatro niños, eso sí todos con el pipicito cubierto, sosteniendo una pila de agua.

En 1.956 esta escultura que decora el parque central fue donada por el P. Juan Ramón Serrano Pinto, como premio a la pujanza de los gachantivenses.

En una capilla ubicada en las afueras del casco urbano, se venera la Virgen de la Santa Cueva, un retablo que inicialmente fue llevado a Tunja pero luego el

FS
Jugadora de fútbol-sala.

obispo ordenó devolverla a Gachantivá.

También anduve por el otro coliseo, en la parte de arriba donde una chica con camiseta del Barcelona entrenaba fútbol-sala con otras niñas de su edad.

En seguida caminé por varios sitios. El colegio de bachillerato que tiene un polideportivo inmenso. La Plaza de Mercado, también cubierta convertida ahora en cancha de tejo.

BF
Conjunto residencial de casas bi-familiares.

Pasé por el cementerio, en donde ‘terminan las vanidades del hombre’, anduve por el Corazón de Jesús  y la unidad residencial de casas bi-familiares que hay a la entrada.

En el parque central hay varias esculturas en chatarra poco prolijas.

Al frente está el edificio de dos plantas de la alcaldía, con banderas a  la entrada.

La casa cural es otra edificación moderna y más grande de lo que se necesitaría.

PP
Plaza principal de Gachantivá.

Por último almorcé por $5.000 en el restaurante cerca de la plaza.

A la una de la tarde regreso en la misma buseta de Valle de Tenza en la cual vine y en compañía de Santiago un niño de diez años que ya maneja celular pero se ve que el pelado es inteligente y bastante piloso.

Se sabe muy bien las tablas de multiplicar y recita el abecedario sin titubeos.

AM
Edificio sede de la Administración Municipal.

 

En este municipio boyacense viven en total 3.000 gachantivenses, 400 en el pueblo y 2.600 en las veredas.

El alcalde de Gachantivá hasta el 2019 es el señor Jorge Edicson Saavedra Velasco.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *