Gramalote, Norte de Santander

El día que conocí Gramalote me admiró la belleza de ese casco urbano, tan ordenado y limpio, y la amabilidad de su gente.

Igl
Gramalote en ruinas. (imagen de www.pulzo.com).

Nunca imaginé que, al año siguiente, el 16 de diciembre de 2010, ese pueblo hermoso comenzara a desaparecer, arrastrado por un deslizamiento, cuando empezó a rugir la tierra, y todo el pueblo a deslizarse hacia abajo. Cuentan sus moradores que los árboles crujían al quebrarse y la tierra bramaba desde el fondo. ¡Qué horror!

Para algunos ese fue el cumplimiento de una maldición que un cura anterior le había dejado a Gramalote. Para otros, el resultado de una falla geológica que obligó a  que, en una semana, el pueblo fuera desocupado.

ig
Iglesia de Gramalote

Ese municipio tenía en total 6.300 habitantes, de los cuales la mitad vivía en el caso urbano y el resto, eran campesinos.

Un año antes de la tragedia, viajé yo desde Cúcuta a Gramalote, en un taxi colectivo con otras tres personas, con las cueles conversé durante el recorrido de hora y media. En ese entonces mi relato del paseo a Gramalote, fue el siguiente:

Martes 28 de julio de 2009:

Antes de arrancar de la capital nortesantandereana, el conductor del taxi colectivo comentó admirado:   ‘Primer pasajero que pelea por el puesto del centro’

Y sí, a mi me gusta ese puesto en la silla trasera, donde no dá el sol y el panorama se aprecia mucho mejor.

P
Panorámaica de Gramalote.

El primer pueblo que atravesamos después de pasar por un lado de El Zulia, fue Santiago Apóstol, un municipio pequeño cuya característica especial es que, por orden y a expensas de la alcaldía, todas las casas tienen las paredes pintadas de amarillo y las puertas y ventanas cafés.

Gramalote  se levanta entre montañas tan verdes como encumbradas. Las cordilleras circundantes le dan a Gramalote un aire de naturaleza fértil y lo convierten en un pueblo muy acogedor.

Ya en el centro del pueblo, entro a fotografiar la iglesia de San Rafael Arcángel que, es bien bonita. Tiene en su interior unas 12 columnas redondas de capiteles dorados que sostienen arcos de medio punto. El templo tiene tres naves y una capilla auxiliar, donde se venera el retablo de la Virgen de Chiquinquirá.

C y C
Columnas y capiteles de la iglesia.

La cúpula es sencilla pero bastante alta. En las pechinas de su base hay óleos con escenas de la vida de San José y el niño Jesús. Lo mejor dentro de la iglesia,  son los cuatro vitrales verticales que decoran el altar mayor. En las naves laterales, se ven claraboyas muy elegantes y poco comunes.

De los muchos nichos el más importante es aquel donde se venera la imagen de San Rafael con un singular telón de fondo. Hay además un bello reloj antiguo de péndulo y lo menos atractivo son los osarios que hay detrás del templo.

Por lo demás, el frontis de la iglesia pintado ahora de amarillo, es precioso, y se levanta sobre un atrio elevado que continúa frente a la Casa Cural. Dos torres muy altas engalanan el edificio que tiene arriba un rosetón y la imagen del arcángel San Gabriel en el centro.

Lo más especial de la iglesia de Gramalote es su famoso reloj alemán antiguo, que señala con asombrosa precisión las distintas fases de la luna. Lástima que su cara visible está hacia la parte interna de las torres.

P
Parque principal.

El parque de Gramalote, cómo es de bonito y agradable. Le provoca a uno sentarse allí,  en medio de 40 imponentes palmeras, dos árboles frondosos que dan sombra a las bancas y el patio central, muy bien embaldosado, con una estatua en memoria del líder conservador: Laureano Gómez.  Me cuentan que en tiempos de la violencia política, a Gramalote no se podía asomar ningún liberal. Un kiosco decente, también hace parte del inmobiliario urbano.

Gramalote es un municipio tranquilo y apacible, sin mucho comercio y con bastante silencio, interrumpido solo por la voz del fogonero que invade toda la plaza, anunciando la próxima salida de un colectivo para Cúcuta.

Para divisar todo el casco urbano, nada mejor que subir hasta la gruta en la vía que asciende hasta el cementerio sobre el occidente. Por eso lo mejor es ir hasta allá en horas de la tarde.

En una esquina de la plaza está un centro de salud, pues el Hospital Regional se encuentra unas cuadras más abajo. En la otra esquina está la sede de la alcaldía de dos plantas.

Col
Colegiuo de las Bethlemitas.

Veinte metros más abajo se ubica el edificio de tres pisos del Colegio Sagrado Corazón de las hermanas Bethlemitas, que ocupa casi toda una manzana.  No sabía yo que esta comunidad la fundaron en Nicaragua el Santo Hermano Pedro de San José Betancur y la Beata Madre María Encarnación Rosal. Y tampoco había caído en cuenta que el nombre de la comunidad se debe a Bethlem, el lugar donde nació Jesús.

Al principio el portero del colegio de las Bethlemitas casi no me deja entrar, pero luego la madre superiora le pidió a Gloria, la bibliotecóloga, que me hiciera un recorrido por todas las instalaciones y me explicara cada uno de los patios y salones del establecimiento. Mejor dicho, ni el ministro de Educación hubiera sido atendido con tanta diligencia y amabilidad.

T
Preciosa talla en madera.

También entramos a la capilla que tiene torres góticas muy especiales, columnas redondas y arcos ojivales en su interior. Las puertas, al igual que un mueble del colegio tienen hermosas tallas en madera.

En seguida fui a conocer la capilla del convento de las Clarisas que está cerca del colegio y que, la verdad, no me pareció gran cosa. Detrás de la alcaldía está la Plaza de Mercado cubierta y muy suficiente para el escaso movimiento de la comarca.

A
Sede de la Alcaldía de Gramalote.

Lo que sí es un hecho para resaltar es la amabilidad de la gente en Gramalote. Un señor que me sirvió de guía hizo todo lo posible para darme la mejor y más completa información, gracias a la cual pude escribir estos datos.

Luego ‘se me pegó la aguja’, pues no había disponible ningún colectivo para llegar hasta Lourdes, el pueblo que sigue. Sin embargo disfruté del parque y aproveché para comerme a manera de desayuno, 125 gramos de cuajada con café en leche. Ya con eso quedé listo para seguir andando.

Foto de Gramalote en Ruinas, tomada de: http://www.pulzo.com/otras-zonas/286571-el-puesto-del-ministro-de-la-presidencia-ahora-depende-de-la-reconstruccion-de

 

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *