Emprendimiento: ‘La Recarga’.

‘La Recarga’ es un famoso emprendimiento de Santa Fe de Antioquia, ubicado en la calle 13 (La Variante), con carrera 7. Ocupa el local esquinero que abre desde las seis de la mañana y cierra a las diez de la noche.

Esquina.
Esquina de La Variante.

¿Cuál es su historia y a qué debe su éxito?

Hace diez años John Robledo, papá de la familia emprendedora, trajo del Valle del Cauca la fórmula del Jugo de Borojó que comenzaron a ofrecer como un cernido más de la afrodisíaca fruta chocoana. Una bebida con el poco atractivo color café de la fruta, de la cual se vendían unos cuantos vasos en jornada de siete horas.

Con el tiempo la familia Robledo-Parra entendió que si modificaban la fórmula podían diferenciarse de otros ‘jugos de borojó’ que apenas si se vendían. Fue entonces cuando don John y sus hijos decidieron mejorar la preparación haciéndola más espesa y agregándole algunos componentes.

Le adicionaron Kola Granulada, Miel de Abejas, Milo y Lecherita, mejor dicho: toda una bomba para resucitar muertos.

Además los negociantes santafereños convirtieron el jugo en un apetitoso granizado con mejor aspecto y consistencia. No es lo mismo sentir en la boca la frescura de un simple jugo a, hacer de la lengua un apéndice para jugar con las diminutas bolas del granizado.  

Cartel.
Un negocio original.

Por otra parte, el jugo congelado garantizaba la permanencia del frío intenso en la boca. No olvidemos que en la ciudad madre la temperatura promedio es de 28 grados.  

La innovación en la fórmula del producto dio resultado, hasta este momento las ventas eran buenas, el negocio superaba el punto de equilibrio, pero no mucho más allá.

Ya habían pasado cinco años desde cuando los nuevos empresarios habían iniciado su emprendimiento.

El detalle que catapultó el producto.

En los negocios es bien importante hablar con los clientes, conocer sus apreciaciones y profundizar en sus necesidades. Incluso ir más allá y observar el comportamiento no tan explícito de los consumidores frente al producto.

Los jóvenes empresarios se pillaron un detalle: quizá por el poder afrodisíaco que se le atribuye a la bebida de borojó, algunos hombres pedían el jugo con ansiedad, cuando llegaban al negocio escasos de energía: ‘necesito recargar’ o ‘deme una recarga’, decían los sedientos.

En ese momento se encendió el bombillo y ocurrió el milagro: en vez de jugo o granizado, vendamos ‘recargas’, ‘tómese una recarga’, propuso uno de los emprendedores.

De común acuerdo padre e hijos decidieron asignarle al negocio una marca más pegajosa y significativa: ‘La Recarga’.

De esa manera se garantizaba una mayor frecuencia de compra por parte de los clientes. Los celulares no se pueden dejar mucho tiempo sin energía, hay que recargarlos con frecuencia.

Las ventas se dispararon.

El ascenso vertiginoso de las ventas con la nueva marca, obligó a los dueños de ‘La Recarga’ a ampliar el horario e incluso abrir una sucursal en Medellín, en la carrera 65 con calle Colombia.

En Santa Fe de Antioquia pocos negocios tienen un horario tan amplio desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche.

Y es que algunos de los clientes asiduos de ‘La Recarga’ son los conductores que detienen sus vehículos frente a la esquina de la carrera séptima, para pedir una recarga y continuar hasta el terminal de transportes o su próximo destino.

Papás.
Los esposos Robledo-Parra.

Conclusiones

Vale la pena concretar algunas enseñanzas que nos deja el interesante emprendimiento santafereño:

1 – El éxito generalmente viene después de insistir varios años. No fue sino hasta el año seis cuando la iniciativa de la familia Robledo-Parra, comenzó a tener ganancias significativas.

2 – En todo momento hay que estar atento a las actitudes de los clientes que pueden mejorar el negocio (Cambio de nombre a ‘La Recarga’).

3 – Jugo de borojó venden en muchas partes, pero los dueños de La Recarga se esforzaron por agregarle valor al producto mediante la adición de otros ingredientes.

4 – ‘La Recarga’ es un modelo de empresa familiar donde los hijos se involucran y participan sobre todo al comienzo, cuando todavía no se pueden contratar empleados.

5 – Una buena ubicación es fundamental para instalar las ventas. En Santa Fe de Antioquia La Variante es una vía arteria con tráfico permanente. Fuera de que los conductores mantienen dinero en efectivo para pagar sus antojos.

6 – Prever cambios importantes: con el nuevo puente y la vía por al túnel del Toyo, la calle 13 en Santa Fe de Antioquia dejará de ser arteria, de ahí la conveniencia de montar sucursal en la capital paisa y ubicar otro punto de venta en la nueva variante.

7 – Un problema futuro al cual deberán encontrarle solución los dueños de ‘La Recarga’, es el manejo de los vasos y pitillos plásticos que se acumulan y a los cuales sería bueno darles al menos un segundo uso. Por ahora hay un señor que recoge los desperdicios todas las noches y los lleva a un vivero para sembrar plantas en los vasos usados.

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

2 comentarios en «Emprendimiento: ‘La Recarga’.»

  • el 29 septiembre, 2021 a las 7:47 am
    Enlace permanente

    Excelente, la recarga es un negocio muy conocido en Santa fe de Antioquia. Creo que casi todos los viajeros asiduos la conocen y cuando necesitan tomar energías (recarga) paran allí. Felicidades por este blog tan bonito.

    Respuesta
    • el 29 septiembre, 2021 a las 8:56 am
      Enlace permanente

      Gracias Nelson, sí hay que valorar no solo el ahora d La Recarga, sino sus inicios con dificultades y persistencia. Saludos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.