Mesetas (Meta).

El municipio de Mesetas se encuentra a 120 kilómetros al sur-occidente de Villavicencio, cerca a las estribaciones de la cordillera oriental.

Presente y futuro.

En el pasado Mesetas fue uno de los cinco municipios que hizo parte de la Zona de Distensión para facilitar los diálogos de paz que terminaron con el gobierno de Andrés Pastrana en el 2002.

Alcaldía.
Alcaldía de Mesetas.

En la actualidad Mesetas es tierra de paz e importante destino de naturaleza. La Administración Municipal trabaja en crear las condiciones para que muchos turistas vengan a disfrutar de los santuarios de flora y fauna y a tomar un baño en las cascadas y ríos que abundan en la región. La riqueza hídrica de Mesetas y en general del pie de monte llanero, es exuberante.

Bellezas acuáticas como Charco Azul, Las Piscinas del río Guéjar, cascadas como La Cristalina, La Libertad o La profunda en la vereda La Argentina, erizan la piel y excitan los sentidos.

Fáber Bermúdez.
La Profunda (Foto Faber Bermúdez)

Y ni hablar de la admiración que provoca la vista de ‘El Indio Acostado’, una alegoría que forman los accidentes de la cordillera oriental, visibles cuando se viaja de Granada al municipio de Mesetas.  

Picos.
Indio Acostado.

El baile típico del joropo, la música llanera, el canto y demás expresiones culturales se promueven entre la comunidad mesetense, como expresiones autóctonas para deleitar a los turistas.

Bailarina.
Promoción cultural.

Una hora de viaje.

Apenas me senté arrancó la buseta. Ahí mismo a almorzar en el bus con el cuarto de pollo que compré en Granada y la botella tapa rosca con agua que no falta en el morral.

A los lados de la carretera se ven algunos cultivos pero más que todo pastos para reses de ganado criollo y cebú. Vamos por la Ruta 65 A 02 que tiene en el parque de Mesetas el registro con el número 56.  

Registro.
A 56 kilómetros de Granada.

El pavimento es excelente, pues esta carretera la tuvo que construir el ejército de Colombia. Era tal el asedio de los grupos guerrilleros que ningún contratista se le medía a hacer la obra.

Se sube a un alto no muy elevado, para descender luego a Mesetas que se ve a lo lejos en una ‘meseta’ (se vale el pleonasmo) completamente verde.

Vista.
Cortesía LlanoTV.

Por este lado se va también hasta Uribe (Meta). Me dicen que desde Mesetas son solo tres horas por una carretera de ensueño.

Tan pronto llegamos al pueblo densos nubarrones sostenidos en el firmamento, amenazaban aguar el paseo, pero el viento estuvo de mi parte y tuvo a bien barrer las nubes para que aparecieran los rayos de luz.

Hotel.
Bus Cimarrón.

Espacios generosos.

Para quienes habitamos pueblos de montaña al llegar a Mesetas nos da envidia caminar por calles amplias de dos carriles y todas con árboles en el separador.

Y es que desde antes de llegar al casco urbano las casas navegan sumergidas en medio de un océano verde con olas de espeso follaje.

Mesetas tiene las características de un municipio alejado de la capital, con el comercio aparte de la plaza central.

Parque.
Parque principal.

En el marco de la plaza se ven dos iglesias sobre la misma cuadra. Una abandonada donde se conservan las campanas en la estructura de lo que iba a ser la torre, y la otra de fachada amarilla tan sencilla como el interior del templo, que pide a gritos una mano de pintura.

Frontis.
Iglesia parroquial.

En el parque dan sombra palmeras y ceibas grandes con huéspedes de follaje corto pero fértil en sus ramas. Además del coliseo también ocupan el centro dos mesas de ping pong. Ni el escenario deportivo ni las mesas tienen quien las use hoy sábado por la tarde.

Tenis de mesa.
Parque central.

Son edificaciones en material a las que no se les consigue deportistas. No se trata solo construir plantas físicas, sino crear equipos, programar campeonatos y encontrar quién motive a los jugadores. Infortunadamente en Mesetas, en Colombia y en el mundo, escasean los líderes que la sociedad necesita.

El Camposanto.

Contraté a Duvan Andrés para que me llevara en su moto hasta el cementerio. El camposanto se encuentra a la entrada y se caracteriza porque las tumbas con muchas flores coloridas, están todas en el piso. A un lado de la necrópolis hay una urbanización de apartamentos de interés social y más allá un coliseo pequeño.   

Cementerio.
Cementerio de Mesetas.

Faltó conocer la Casa de la Cultura que se encuentra en las afueras del casco urbano, pero sí pude jugar un chico con un lugareño amable.

Billar.
Billar pool.

No fue sino que arrancara el viejo bus Cimarrón con destino Bogotá, para que callera la lluvia que se había disipado para permitir mi recorrido por Mesetas.

El conductor del bus resultó bastante correlón, tenía que llegar antes de las cuatro a Granada, para continuar a esa hora hacia la capital del Meta.

El alcalde de Mesetas entre 2016 y 2019 fue Carlos Ferney Caycedo Pedraza y hasta el 2023 es el señor Yonnier Alfredo Flórez Mendieta.

Acá habitan en total 14.000 mesetenses, 4.000 en el pueblo y 10.000 en las veredas.  

Sábado 13 de abril de 2019

Germán Vallejo

En este Blog publico relatos de mis viajes por Colombia y Antioquia. Desde el 2004 he realizado viajes, casi siempre solo, con pocos recursos y en transporte público. Estoy convencido que en un día soleado todo se ve más bonito, por lo que prefiero viajarenverano. Bienvenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.